¿Qué entiende Miguel por “cambio de gobierno”?

Por: Gabriel Contreras Velázquez

Alonso ReyesZacatecas, Zac.- Con plena convicción el gobernador Miguel Alonso ha repetido ante los medios de comunicación que no descansará en el ejercicio de gobierno hasta el último día de su administración, esto es más o menos el 11 de septiembre a las 23:59 horas.

Probablemente entienda equivocadamente el mensaje, o tal vez soy como esos críticos que “siempre tergiversan las cosas”, pero ante las evidencias del contraste de sus mensajes con la tonalidad de la vida diaria no hay más que proponer alternativas para explicar lo que tenemos en frente. Y lo que hemos presenciado en las últimas semanas, según la perversa “tergiversación” o ejercicio crítico de la razón, es el uso privado de los recursos públicos para la promoción personal del gobernador.

Qué otra finalidad tiene si no es la autopromoción de la imagen de Miguel Alonso –no la del gobierno- en eventos que caen en la esfera de la propaganda, como una supuesta “reunión” para medir los “avances y retos del Fondo Minero” con secretarios del ramo federal, a unos días de que entregue la estafeta a su ex secretario de finanzas, Alejandro Tello.

Entre las obviedades del evento, el área de Comunicación Social -encabezada por José Soto Landeros- se dedicó a limitar las intervenciones de los medios locales a los participantes, y le abrió un espacio privilegiado para una única entrevista exclusiva a Luis Videgaray para el periódico con que más cómodamente trabaja Miguel (convenios y editoriales incluidos).

La información de tal entrevista no tenía pies ni cabeza y el diario –por obvias razones- no generó información de investigación con los datos que le fueron entregados. Soto Landeros coadyuvó en la estrategia de comunicación que se centró en promover el “crecimiento” y las “finanzas ordenadas” que supuestamente lega Alonso al estado que aún gobierna, según la opinión del  Secretario de Hacienda y Crédito Público quien ahora aprovecha estos espacios para reconstituir su tejido publicitario en medios nacionales y locales después de haber sorteado un periodo de receso como principal contendiente a la candidatura presidencial del Revolucionario Institucional en 2018, según apuntó Jorge Zepeda Patterson en su artículo “Videgaray, el renacido” del pasado 14 de Agosto en el portal electrónico “Sin embargo”.

¿Qué temas se abordaron en dicho foro? ¿Se conoció acerca de la problemática puntual que afecta a las poblaciones en municipios que auspician a empresas de extracción de minerales en Ojocaliente, Mazapil, Chalchihuites, Concha del Oro y Sombrerete (conflictos que han llevado un seguimiento escrupuloso por La Jornada Zacatecas)?

Si se trabajó al respecto –obligación del gobierno en materia de impuesto minero, así como en seguridad y calidad de vida- ¿por qué no se informó a la ciudadanía? ¿Se trata acaso de llenar los boletines, comunicados y algunas editoriales –quasi oficiales- de contenido neutro y de datos inocuos? ¿Y la “paz social” que “deja” el gobernador en dichas poblaciones? ¿Y hace seis años esos mismos círculos se quejaban de la simulación y los eventos engalanados de la ex gobernadora García Medina? Para el recuerdo.

Pasó de noche –también- para Gobierno del Estado el pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la sentencia 48/2014 donde se ha considerado procedente y fundada la controversia constitucional promovida por el Gobierno Federal en contra de varios artículos de la Ley de Educación de Zacatecas, situación que la ha llevado a su invalidez por invadir facultades que corresponden únicamente al Congreso de la Unión relativas a los criterios, términos y condiciones para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia en el Servicio Profesional Docente.

A partir de la notificación a la Legislatura del estado la Ley de Educación local, que no fue armonizada dentro de los parámetros de constitucionalidad pertinentes, deberá ser revisada nuevamente por el cuerpo de diputados; esta vez para apegarse, ahora sí, a la reforma de 2014.

¿Y se quejan de las condiciones con que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Guerrero, Chiapas y Oaxaca negocia su visión de dicha reforma? Sin necesidad de llevar la polarización a las calles, el magisterio zacatecano no disidente intentó adecuar la ley a sus privilegios sindicales. ¿Dónde está el apego a la legalidad?

Pero la verdadera trascendencia del gobierno del Miguel Alonso, no la política –razón de ser del gobierno- ni las politiquerías, se centró en vestir de gala el Auditorio Nacional en la Ciudad de México para acaparar reflectores con la presentación de la Banda de Música del Estado de Zacatecas de la mano del secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, quien de paso aprovechó para confundir al director Salvador García Ortega con el secretario de Finanzas locales, Fernando Soto Acosta. Un lapsus fuera de toda imaginación…

Aunque de concretarse la incorporación de Alonso Reyes al gabinete federal, esperemos que ya no demoren en dicha maniobra.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top