Necesario acercar la ciencia al público para que el conocimiento sea un bien de la sociedad

El doctor en matemáticas Eduardo Sáenz de Cabezón, investigador y divulgador, integrante de la agrupación Big Van: Científicos sobre ruedas. (Foto de: Enrique Abbate tomada del sitio http://www.perfil.com.)

El doctor en matemáticas Eduardo Sáenz de Cabezón, investigador y divulgador, integrante de la agrupación Big Van: Científicos sobre ruedas. (Foto de: Enrique Abbate tomada del sitio http://www.perfil.com.)

Zacatecas, Zac.-La cultura y la ciencia deberían ser un derecho para toda la población, el conocimiento se debe popularizar y no quedar solo para unos grupos. Es verdad que el público en general puede hacer el esfuerzo de acercarse a la ciencia, pero a veces no es fácil por una historia personal o social, por ello, los científicos, los matemáticos y los que estamos dedicamos a la ciencia tenemos el deber de comunicarla, reconoció Eduardo Sáenz de Cabezón, integrante de Big Van: Científicos sobre ruedas.

Enfocado a la docencia, investigación y divulgación, a ofrecer en solitario o con su agrupación monólogos científicos, presentaciones para científicos, espectáculos teatrales interactivos de “ciencia payasa”, talleres de comunicación de la ciencia, congresos, conferencias y diversos eventos en España y otros países de Europa, así como en México, Costa Rica, Uruguay, Brasil, Argentina y Paraguay, el divulgador español, doctor en matemáticas, añadió que comunicar la ciencia hace, incluso, que se comprendan mejor los temas que se estudian.

En ese sentido, destacó en entrevista para la Academia Mexicana de Ciencias, que la comunicación del conocimiento con diferentes públicos beneficia a los científicos, porque ese esfuerzo ayuda a comprender mejor los propios temas de investigación, por esta y otras razones consideró necesario “acercar la ciencia al público para que el conocimiento sea patrimonio de la sociedad en general”.

Sáenz de Cabezón, profesor en el Departamento de Matemáticas y Computación de la Universidad de La Rioja, España, impartió, como parte de sus más recientes presentaciones en nuestro país, la conferencia “Números grandes, enormes, descomunales y desorbitados”, en el Instituto de Matemáticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Matemáticas, para disfrutar de la vida

Fue en el auditorio de este centro de investigación repleto de estudiantes que el divulgador sostuvo que “las matemáticas son tan generales y tan abstractas que se pueden aplicar a prácticamente todo en la vida y hacen que de alguna forma las personas puedan ser más rigurosas en su pensamiento, menos manipulables. Eso me parece importante incluso para ejercer la ciudadanía de una forma crítica”. 

Por ejemplo, indicó, cuando los medios de comunicación y los gobiernos de los países muestran un mar de datos, estadísticas, y algunos de estos los explican y otros no, y si una persona es capaz de interpretar la información de manera adecuada, se puede realmente comprender los datos, para ello se debe estar consciente de la necesidad de contar con herramientas para asimilar la información y manejarla.

Las matemáticas, entonces, se encuentran de forma cotidiana pero no de manera muy explícita, salvo para hacer cuentas y contar el dinero, mencionó. “Creo que las matemáticas nos abren una puerta para disfrutar de otras cosas que no las podríamos disfrutar si no las conociéramos, igual que ocurre cuando uno tiene que formarse para saber de arte abstracto, si se deja de lado te cierras una puerta a disfrutar cosas que la vida nos ofrece, así funcionan también las matemáticas, para disfrutar de la vida, pero también para ejercer una mejor ciudadanía y ser más críticos y menos manejables”.

Conocer al público, clave para comunicar

Sáenz de Cabezón compartió algunos aspectos que en su opinión y experiencia se deben considerar para comunicar o dar un mejor mensaje, como conocer a quién se le está hablando, lo que implica conocer su lenguaje, pero no precisamente imitar la forma en como hablan, por ejemplo, los jóvenes y/o los niños, así como los medios de comunicación que tienen o utilizan, esto para despertar su interés utilizando canales atractivos y significativos para ellos.

Mencionó también que cuando los investigadores planifican sus charlas generalmente piensan en “quiero exponer mi tema”, que no es lo mismo “quiero que me entiendan”, lo cual es importante, subrayó, porque si lo que se busca es que lo que se expone se comprenda y entienda, debe hacerse a través de algo significativo para la audiencia y puede ser significativo porque la pregunta ya es significativa en sí, por ejemplo, ¿cuál es la diferencia entre la vida y la muerte? Y puede haber otras que no sean significativas de primera instancia, por ello utilizar una narrativa para atraer al público hasta un punto donde lo que se quiere contar ya empieza a ser significativo, es decir, conectar el tema con el público para causar empatía, es relevante.

Big Van: Científicos sobre ruedas es una agrupación integrada por 20 científicos, casi todos doctores e investigadores en activo de diferentes áreas del conocimiento, –matemáticas, química, física, biología…– que cuentan los últimos avances en ciencia de la forma más divertida posible, a través de una variedad de formatos y actividades.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top