En la administración debe haber diagnóstico preciso, o viviremos de mejoralitos: Obispo

Zacatecas, Zac.-Sigifredo Noriega Barceló, obispo diocesano de zacatecas, comentó este domingo que “toda crisis tiene sus complejidades, pero ahora esta como que pega más; la ciudad de Zacatecas depende en gran parte de las personas que trabajan en Gobierno y de las que trabajan en la Universidad, y a mi modo de ver esta crisis pega mucho en sus efectos, en sus consecuencias”.
Señaló el prelado, a propósito de los problemas financieros que se presentaron la semana pasada en la Máxima Casa de Estudios de la entidad, donde se le retuvo por parte de la SHCP las participaciones, quedando en riesgo grave de no pagar la primera quincena de octubre a docentes y trabajadores, que esta tiene que ser una llamada de atención de que tenemos que revisar cómo llevamos la administración, no sólo la pública, sino la de nuestros hogares.

“No podemos seguir haciendo lo mismo, advirtió; tenemos que revisar y hacer un diagnóstico claro, preciso, verdadero, porque si no, vamos a estar viviendo de mejoralitos”, dijo. Según mi parecer, hay que buscarle estructura, pues tiene que haber causas estructurales, lo mismo que las soluciones.

La misma UAZ tiene gente muy capaz para hacerlo, lo mismo que Gobierno del Estado, pero es cosa de “voluntad y conciencia”. Se debe asumir la responsabilidad por parte de quien está encargado, en los diferentes niveles, pero también asumir la responsabilidad que nos corresponde como ciudadanos.

Lo que se debe hacer ante la crisis lo deben ver las propias autoridades universitarias, junto con toda la comunidad educativa para tomar las medidas necesarias, luego del diagnóstico, pues “no se puede estar dependiendo en 100% de lo que me den”. Lo que veo aquí, agregó, no tiene futuro, y la propia Universidad tiene que ir generando sus propios ingresos, con equilibrio en las fuentes de ingresos para que no vuelva a suceder lo que está pasando, que de buenas a primeras no hay dinero. No se puede quedar a la deriva una institución indispensable para el estado.

Respecto a los salarios excesivos que se registran para funcionarios de varias dependencias, algunos de los cuales llegan hasta los 100 mil pesos, dijo que se deben tomar decisiones dolorosas, de ser necesario, sabiendo que hay costos políticos y de otro tipo. No podemos vivir engañados, pues es injusto. No es que no lo merezca, sino que hay condiciones muy frágiles.

Ante ello, hizo un llamado a la responsabilidad y a la solidaridad, desde el empleado con salario mínimo hasta el funcionario con salario máximo, si es que se quiere mirar a los próximos años. Si se agudiza la crisis, pueden venir consecuencias funestas.

Los que están ahí dentro tienen que saber dónde está el equilibrio, y dónde meter tijera, comentó Noriega Barceló.

Respecto a la propuesta de una planilla ciudadana para la elección extraordinaria, por parte de organismos cívicos, dijo que “la gente está cansada, pues el tiempo electoral ya pasó y es desgastante para todo mundo volver a una extraordinaria, de manera que no se puede esperan el 100 de participación”.

Sin embargo, dijo que “sí es nuestra obligación como Iglesia llamar a la gente a participar, pues sigue siendo una oportunidad para repensar nuestro modelo democrático”.

Etiquetas
https://www.facebook.com/SSP.Zac/?ref=ts&fref=ts

Noticias relacionadas

Top