¿Será obscena la cantidad de 17 millones de pesos? Depende…

Por: Miriam Serrano 
Zacatecas, Zac.-Resulta inconcebible que mientras el estado se encuentra en quiebra, se programe una elección extraordinaria para la capital con un costo de 17 millones de pesos, de los cuales el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas proyecta más de 300 mil pesos sólo para los alimentos, pues ¿Qué van a comer?
Sólo por poner un ejemplo, tal vez pretendan traer al chef del restaurante Saison que es considerado el restaurante más caro de California, con un costo de 796 dólares por dos personas, que equivale a algo así como 15 mil 112 pesos mexicanos, sí es que no aumenta el dólar. Obvio les doy el dato de uno de los restaurantes más caros del mundo, para que dimensionemos lo que pretenden hacer con el dinero de los zacatecanos.
Dicho recurso sería un alivio, sí y sólo sí, se destinara a una real política social y se atendiera la pobreza extrema que priva en el estado, o sí se dotara de equipamiento a los hospitales, o sí se construyeran nuevas escuelas, o, por lo menos se remodelaran las existentes para generar condiciones dignas a los estudiantes zacatecanos.
Pero que creen, ¡Les vale madre!, la situación de crisis y derrochan el dinero como si se tuviera a manos llenas, bueno, de hecho hay quienes sí lo tienen y se lo roban y gastan e invierten sólo para su santo, si no me creen pregúntenle al flamante ex gobernador Miguel Alejandro Alonso Reyes, quien se graduó en la maestría y con honores en el mal manejo del recurso público y en la buena inversión del patrimonio PERSONAL.
Y sí a eso le agregamos los suntuosos sueldos de funcionarios de las distintas dependencias y organismos, pues queda muy claro que nunca habrá dinero que alcance para atender las verdaderas necesidades de los zacatecanos.
Es decir, el recurso que llega año con año a la entidad, además de las participaciones extraordinarias o bien, lo que algunos legisladores federales logran gestionar para determinados rubros, nunca será suficiente para rescatar al Estado, ni a la UAZ, ni a la salud, ni a la educación… Porque el recurso se va en el gran negocio que se llama ¡Corrupción!, además de los grotescos salarios de los funcionarios de primer nivel de gobierno y de organismos descentralizados.
Pero bueno, hablábamos de la elección extraordinaria de la capital zacatecana, en la que se pretenden gastar la obscena cantidad de 17 millones de pesos y la señaló con este adjetivo peyorativo, no porque el dinero sea sucio, sino porque su destino sí lo es, es una acción que apesta a corrupción, impunidad, porquería pues. Sí a ustedes no los indigna, a mí sí.
En verdad, esta elección no era necesaria, y sí lo fuera, no es posible que se le destine más dinero que a la elección ordinaria del pasado cinco de junio, evidentemente se trata de un negociazo, en el que, por supuesto, sólo unos cuantos están invitados al banquete, mientras el pueblo ¡Se jode!
Gran tarea tiene el recién estrenado gobernador Alejandro Tello Cristerna, sí en verdad quiere legitimarse como mandatario estatal, debe poner el ejemplo y empezar a cortar de raíz y aunque duela este tipo de prácticas y comenzar a aplicar el recurso en lo verdaderamente urgente, el rescate de nuestro Zacatecas. Al tiempo.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top