Pese al odio de Dévora, en mi administración llevamos las cosas bien: Medrano

Zacatecas, Zac.-Luego de que se diera a conocer por parte de la Auditoría Superior del Estado (ASE) que se impondrían responsabilidades resarcitorias para los municipios de Río Grande y Fresnillo por no haber resuelto las observaciones hechas por el órgano fiscalizador para el ejercicio 2014, el ex alcalde de El Mineral y hoy diputado federal, Benjamín Medrano Quezada, sostuvo en entrevista que “tenemos que asumir con mucha responsabilidad cualquier situación que se haya dado” en su administración, y que “está por demás negar alguna cosa que pudo haber estado mal”.
Sin embargo, expuso que el no haber respondido a las observaciones de la ASE “obedece a la falta de posibilidades que tuvimos en la administración de Gilberto Dévora de nosotros poder sacar los documentos o la certificación de documentales que acreditaran lo que la propia Auditoría nos pedía”.

A modo de ejemplo, dijo que hay una observación, entre varias, de recursos que se destinaron para el pago de programas como Becas o Apoyo a los abuelos. Estos se pagaron a través de un cheque personal a nombre de algún particular que trabajaba en la propia Dirección de Desarrollo Económico. “Se cambiaba y en efectivo de hacían los pagos”.

Como Gilberto Dévora “casi nos odiaba, no nos permitió ni a tu servidor, ni a Jason Barker, ni a las personas que estaban trabajando en Desarrollo Económico, tener acceso a la documentación que acreditara ante la auditoría que se habían hecho los pagos correspondientes”, expuso el ex presidente municipal.

“Con lo expuesto, dijo, no tengo duda de que una vez que nosotros presentemos esta documentación, tendremos la liberación de este tipo de situaciones y de sanciones, que apenas en la lectura de ayer en el Congreso del estado nos pone como consecuencia que si no lo llegásemos a hacer una vez que nos notifiquen, pudiéramos resarcir hasta 35 millones de pesos al municipio”.

Este viernes apenas se iniciará el procedimiento, informó el diputado priísta, y “nosotros acataremos cualquier resolución”. Sostuvo que en este momento puede afirmar que no hay de su parte una responsabilidad directa porque fueron artículos, movimientos de cuentas bancarias “que yo no hice, sino que hicieron algunos funcionarios, pero que a mí me dan una responsabilidad solidaria”.

Advirtió que todos los que aparecen señalados por la auditoría son los responsables directos, quienes tendrán que recurrir ante la ASE, una vez que se les notifique que han sido sancionados de manera resarcitoria para que en un término perentorio de 20 días a partir de la notificación se puedan defender. “También lo haré yo con mucho gusto, pero lo que quiero dejar muy claro es que yo no fui quien dispuso de ese recurso, que como presidente municipal tenía una responsabilidad, naturalmente, pero quien se encarga de ello son los directores de Desarrollo Económico, de Desarrollo Social y la directora de finanzas”.

Comentó Medrano que esto obedece a dos cosas, primordialmente, a la falta de respeto de la administración de Gilberto Dévora para con nosotros porque no nos permitió en ningún momento sacar documentos que le pudiéramos presentar a la auditoría para defendernos.

Respecto al señalado odio del ex alcalde Dévora, dijo que hay una falta de responsabilidad de su parte, nunca había tenido un cargo político, no sabe lo que es hacer política, generó muchos problemas, entre otros una quiebra que oscila en los 160 millones de pesos de deuda y que fuera anunciada por el nuevo alcalde, José Haro.

“En mi administración llevamos las cosas bien, nosotros no le debíamos a nadie, pagábamos a tiempo, no le debíamos al Seguro Social, no teníamos deuda con interacciones y no debíamos a Gobierno del Estado. Esto quiere decir que dado a la irresponsabilidad absoluta de este muchacho y por no cumplir con los compromisos políticos que habíamos hecho nosotros, solamente se lavaba las manos, no nos recibía y ahí está la consecuencia de su incapacidad”.

Dentro de las observaciones de la ASE hay una que refiere el aumento desproporcional de sueldo por parte del alcalde, Medrano Quezada, a lo que el legislador federal dijo que “es totalmente falso”. Explicó que no era él quien asignaba los salarios, sino una señora de nombre Lucía Rodríguez de Torres, y además había un tabulador.

La entrevista fue realizada por el periodista Juan Gómez, en la emisión de este viernes de su programa Pórtico On Line.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/banner-largo2-1400x2501.png

Noticias relacionadas

Top