Lo que pretendió Godezac en Salaverna fue proteger a los pobladores: Gilda Torres

fabiola-gilda-torresZacatecas, Zac.-En la comunidad La Colorada lo que se tiene es un conflicto laboral, mientras que en Salaverna se trataba de una situación de emergencia y de protección a las personas. En el primer caso se tienen problemas entre los trabajadores y la empresa minera, y nosotros no podemos participar, ni hay el temor de que vayan a entrar a desalojarlos como se dijo.

Así se manifestó la secretaria General de Gobierno, Fabiola Gilda Torres, al ser entrevistada sobre los temores que existen por parte de pobladores de la localidad La colorada, ubicada en Chalchihuites, de que se acudiera a realizarse un desalojo. Agregó la funcionaria que en Salaverna la intención era “solamente proteger sus vidas”.

Es falso que se haya dañado los símbolos patrios, pues la bandera de la escuela ya se había entregado desde dos años atrás, igual que la iglesia. Se derrumbaron porque ya estaban muy agrietados, la escuela no tenía techo, y la bandera ya había sido entregada, explicó. La bandera se encontraba en un salón que estaba cerca de la iglesia, la cual se sacó con todo y su vitrina, rescatándose.

La bandera que trae el delegado de Salaverna, que dice haber rescatado de los escombros, es mentira, pues ya estaba resguardada, y se entregó a los mismos pobladores.

En cuanto al hecho de que los pobladores aseguran que ya no se pueden acercar a sus propiedades por el hecho de que se cuenta con seguridad privada de parte de la mina, expuso Fabiola Torres que es un asunto laboral, pues la propietaria es la mina, y no se tiene por qué estar habitando la zona.

La minera tiene las escrituras, aunque hay un recurso donde se solicita que la certeza de tierras nacionales se les dé también a los posesionarios, asunto que está por resolverse. Mientras, no se puede proceder en ningún sentido. El apoyo a los habitantes del lugar es en asesoría, dijo.

Las fallas en la tierra y el peligro están desde 2010-2012, y la minera sabe de las condiciones en que está la zona. La escuela ya estaba derrumbada, lo mismo que otras construcciones, de manera que eran ya un peligro. “Se les notificó y aun así ellos dijeron que era su deseo y voluntad quedarse; a nadie se violentó y a nadie se actuó con fuerza. La intención de gobierno del Estado era proteger la vida de las personas que viven ahí”, reiteró.

Al no ser propietarios y no acreditar la posesión de la tierra, nada pueden hacer, a pesar de que tienen muchos años ahí. La minera les ofrece, para reubicarlos, una casa con un contrato de donación, además de que si no querían la casa, se les daría un pago de 750 mil pesos, cosa que tampoco aceptaron.

Enfatizó la secretaria que “ellos continúan viviendo ahí bajo su propio riesgo en esas casas”. Además, se recibió una notificación de Protección Civil de que se retirara a estas personas, en virtud de las fallas geológicas, pero no se usó la violencia. La minera también está notificada de los problemas de inseguridad en el terreno.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top