Mantener unidad para defender los intereses de la nación: Carlos Slim

Carlos Slim Helú, presidente vitalicio de Grupo Carso, en conferencia de prensa en las oficinas de Grupo Financiero Inbursa. (Foto: tomada de: http://www.jornada.unam.mx/.)

Zacatecas, Zac.-La unión nacional que se ha manifestado en los últimos días ante la decisión del presidente de México, Enrique Peña Nieto, de cancelar su visita a Washington para sostener un encuentro con su homólogo estadounidense Donald Trump, es muy importante para el país, porque va a permitir al gobierno mexicano, desde una posición de fuerza, con determinación y dignidad, hacer las negociaciones que más convengan a los intereses nacionales, sostuvo hoy Carlos Slim Helú, presidente vitalicio de Grupo Carso, en conferencia de prensa.

Dijo que su aparición ante los medios de comunicación estuvo motivada por la emoción que le dio al ver cómo se ha unido todo México, los partidos políticos, la sociedad civil, mujeres, hombres, como una sola voz, como un solo ser para apoyar la decisión del presidente.“Esta unidad nacional es la más sorprendente que he visto en mi vida, sin duda hubo una gran solidaridad en 1985, cuando sucedió el temblor, pero esta actitud de todo el pueblo de México anteponiendo intereses y pasión ante este desafío es sorprendente”, señaló.
Recordó a José Iturriaga, “un gran amigo que falleció hace pocos años”, quien describió lo que le pasó al país con la desunión y cómo después de la Independencia, “durante 55 años estuvimos sufriendo las peores consecuencias de la historia de México, en esos años hubo 66 cambios de gobierno, 9 constituciones o leyes fundamentales, 5 guerras con potencias extranjeras y 4 pérdidas de territorio. Hemos sido desunidos y hemos aprendido esa lección”.
El empresario mexicano destacó que “no cabe duda que unidos somos más fuertes” y que en estas negociaciones que se están dando con el país vecino se tiene que adoptar una posición de fuerza, sin enojos, “pero sin entregarnos, (será) una negociación ardua, difícil, pero afortunadamente sabemos cuáles son las intenciones de Estados Unidos y su gobierno”, es algo –apuntó Slim Helú–, que ya está escrito en el libro de Donald Trump Great Again: How to Fix Our Crippled America, publicado en 2015, donde el entonces precandidato exponía su programa, daba a conocer todos los elementos, argumentos y cambios qué quería hacer, “entonces no hay sorpresas, no hay secretos”.
Utopías regresivas

Carlos Slim aseguró en la rueda de prensa que las sociedades en el mundo han cambiado, que la civilización se ha acelerado desde hace 25 años, tal y como lo habían previsto los llamados “futurólogos” hace medio siglo. Hay un gran cambio civilizatorio, agregó, que significan transformaciones en muchos sentidos y nuevos paradigmas, diferentes a los que hubo en las sociedades agrícolas, aunque hay una tendencia a conservar los viejos paradigmas.

Reconoció que ha habido países que se han involucrado en ese cambio continuo, y mencionó a Singapur, el que más se anticipó en ese proceso, seguido por Corea y China.

“En medio de estos cambios civilizatorios, el presidente Trump, que es un gran negociador, tiene claro que hay que transformar a Estados Unidos, y aunque algunos de los proyectos que tiene sí van con la nueva civilización, con la tecnología y desarrollo tecnológico, también tiene (proyectos que significan) un regreso al pasado (…), utopías regresivas”, pues quiere volver “a la exitosa sociedad industrial del pasado americano, un regreso a la industrialización y a la manufactura de una manera general sin que sea de una manera cualitativa, selectiva y racional. Esperemos que con su inteligencia y sentido común se dé cuenta que no es por ahí”.
Apoyado en una serie de cuartillas que escribió la noche anterior para reflexionar y opinar sobre el momento especial que atraviesa México en su relación con Estados Unidos, Slim consideró que Donald Trump está enfrentando la crisis del cambio civilizatorio hacia atrás, no hacia adelante, impulsando ese regreso al pasado de una manera acelerada y quizá hasta precipitada, y advirtió sobre un “hueco” que ni Trump ni su equipo lo tienen en el radar: la pluralidad, la diversidad, los derechos humanos, la diversidad, la globalización, la productividad, el medio ambiente y la competencia.
Entre las valoraciones que expuso Carlos Slim sobre los cambios que pretende llevar a cabo el presidente estadounidense en torno a su economía y comercio, mencionó que si el país vecino del norte cierra su economía será una decisión de alto riesgo, porque encarecerá los productos a los consumidores americanos y frenará el desarrollo de las empresas impidiéndoles ser competitivas mundialmente en pocos años. “Ojalá podamos hacerle ver a Estados Unidos la importancia de que produzca más en México, porque aquí los trabajadores son muy buenos, se produce más barato que en cualquier otro lado”.
Una barda, pero de inversiones
Acompañado en la rueda de prensa por sus hijos Carlos y Marco Antonio, así como de su yerno Arturo Elías Ayub, Slim Helú señaló que es claro, “hablando del muro que Trump quiere construir, que la mejor barda son las inversiones, la actividad económica y las oportunidades de empleo en México.
“Las personas que se van de México a Estados Unidos lo hacen porque no encuentran oportunidades (…), de ahí la necesidad de generar empleos y atender a la inversión tanto nacional (que representa el 85%), como extranjera (que representa el 15%), para ello hay que fortalecer la seguridad jurídica, aplicar la nueva ley de transparencia y anticorrupción, además de capacitar y educar a nuestra fuerza laboral”.
México y las oportunidades
El presidente vitalicio de Grupo Carso evaluó que la situación y las circunstancias de Estados Unidos le son favorables a México, porque Donald Trump ha dicho –apuntó–, que su país va a crecer a un ritmo del 4% al año, va a generar 25 millones de empleos, reducir impuestos a la clase media, “eso es muy interesante para la economía americana, pero también para la mexicana”.
También hizo un reconocimiento a las capacidades que tiene el presidente estadounidense como gran negociador, para lo que México -–advirtió– debe estar preparado para llevar por su parte una buena negociación. Consideró que en este sentido el país tiene una posición de fuerza, porque hoy en día la economía de Estados Unidos no está como cuando asumió la presidencia Barack Obama, cuando había una crisis en el sistema financiero, en la industria automotriz, una crisis económica profunda y tardó algunos años en recuperarse con políticas monetarias muy agresivas.
Sin embargo, admitió que en la actualidad es diferente, ya que Estados Unidos se ha fortalecido, ha crecido y saneado sus finanza,; y aunque Trump señala que se ha encontrado con muchas cosas que corregir, no hay duda de que cuenta con una economía sana y sólida.
“Ahora la preocupación de todos nosotros, del gobierno y de México es la situación de los mexicanos que están en Estados Unidos y que muchos de ellos pueden sentir un desamparo especial con las políticas y los anuncios que se han estado haciendo, aunque lo que es claro es que los van a necesitar para ese crecimiento del 4%, ellos van a estar en la construcción de la infraestructura, desde ese punto de vista no es para estar tranquilos, pero sí para ver que las circunstancias son favorables en ese sentido”.
Por lo anterior, sugirió prestar apoyo y ayuda a las personas que no tienen sus documentos, –se calcula que son 2.5 millones de mexicanos–, para que puedan obtener legalmente su ciudadanía. “El emigrante que se nos va es gente que no tiene miedo a pasar peligros, no tiene miedo al trabajo, tiene hambre de progreso y una gran energía, que por cierto es lo que mantiene fresco e innovador a Estados Unidos, históricamente ha sido este el origen de ese país, que lo tiene con esa energía”, dijo.

Mencionó necesario hacer que se reconozcan a muchos mexicanos ya establecidos en Estados Unidos, no solo a los que tengan maestría o estudios de educación superior, sino también a los que cuentan con entrenamiento y capacitación para el trabajo.

Como un importante al que se le debe poner especial énfasis, en opinión de Carlos Slim, es al sector interno, a la inversión nacional, a los programas nacionales de reconversión urbana, al Programa Nacional de Infraestructura, de vivienda, de telecomunicaciones y ver cuáles actividades son generadoras de inversión y empleo.

En este sentido, abundó que “el sector agropecuario es uno de los que requieren apoyo, porque es un área fundamental no solo para la suficiencia alimentaria, también para la exportación y el empleo de una buena parte de la población”.

Slim Helú dijo que la sociedad necesita gente más educada y más preparada, en especial porque las nuevas sociedades se sustentan en el bienestar de todos.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/2017/09/kinki-dld-napoleon-bronco-yonics.png

Noticias relacionadas

Top