Nuevos impuestos no son para cubrir un boquete de corrupción: Alejandro Tello 

Zacatecas, Zac.-Durante 2016 Gobierno del Estado no acudió a los créditos ni al endeudamiento del estado. Costó muchísimo trabajo de gestión en la Federación, pues los ahorros del estado no dan para hacer frente a mil millones, y se consiguió apoyo federal en base a compromisos para el sector educativo; se tienen que hacer sacrificios debido a que una reestructuración genera mucho malestar.
Así lo expuso el gobernador del estado, Alejandro Tello Cristerna, en una entrevista radiofónica realizada este jueves por el periodista Francisco Esparza, agregando el Ejecutivo que algunos servidores públicos se sintieron inconformes al movérseles de cierta área de trabajo con determinado sueldo, pero la exigencia de la Federación es meter orden en la educación, y los maestros poco a poco van a ser evaluados.

Sostuvo que de parte de la Federación vieron decisión y se le apoyó, de forma que se cerró el año haciendo frente a ese gran cúmulo de compromisos financieros. El estado no va a cambiar con buenas voluntades de un día para otro, sino que se tiene una deuda de 7 mil 900 millones de pesos y se tiene un crédito que aún no se ha registrado. Está comprometida fuertemente la viabilidad para poder dar respuesta a tanta necesidad de la gente, aseveró.

Explicó que los nuevos impuestos no son necesariamente por el caos financiero que heredó, ya que en el gobierno anterior se acumularon las cosas. La salud de las personas, mencionó a manera de ejemplo, no se deteriora de un día para otro. “No por una borrachera que te pongas te vas a enfermar; pero si eres ebrio consuetudinario, te vas a enfermar”. Se están pagando las consecuencias de décadas, y hay expresiones en el sentido de que no se vale que pretenda terminar con las corruptelas del gobierno anterior.

Uno de los puntos que hay que enfatizar, agregó, es el tema de la planeación, ante la expectativa de mucha gente por saber qué pasará en los próximos cinco años. La improvisación se sigue haciendo presente en todo momento y es entendible que se haga frente a situaciones del día a día. Sin embargo, hay que tener una carta de navegación clara, lo cual se tradujo en el Plan Estatal de Desarrollo.

El documento se hizo a conciencia y no es letra muerta, sino producto de foros, consultas y recorridos. Lo que se plasma es lo que la ciudadanía solicita. Ante el cuestionamiento de que la gente está cansada de informes falsos, dijo el mandatario que la población es cada vez más crítica y está mejor informada. Ya no se le puede engañar, y en eso cuentan muchos las redes sociales, pues muchas cosas se pueden denunciar en las redes sociales.

Lo que se pretende es lograr para Zacatecas incrementar los indicadores positivos y disminuir los negativos para darle respuesta a la gente.

Sostuvo que la gente le afirma no conocerle actos de corrupción, pero lo que no le da mucha confianza es que no se han visto funcionarios de otras administraciones en la cárcel, pagando por corrupción, pero no existe una sola denuncia de constructores, por ejemplo.

Si no se hacen las denuncias, no se puede saber si algún constructor “se arregló con alguien”, pues cuando se revisan los procesos de licitación se encuentran elementos legales para la asignación de determinado empresario. Ahí también debe haber voluntad de cambio, y se procedería hasta las últimas consecuencias.

Además, dijo que los impuestos creados no son para cubrir ese boquete de corrupción, sino para empezarle a dar a Zacatecas una nueva viabilidad. “No es fácil que 700 mineros te estén mentando la madre”, y el estar con palos y piedras puede ser un polvorín con muertos.

“¿Tú crees que me gusta echarme broncas con los mineros, con el Cobaez o el magisterio? Claro que no, pero sería muy triste para mí haber llegado a un gobierno solo para simular, pare endeudarlo más o en la ruina”.

Sostuvo que no puede endeudar a zacatecas más allá de unos 400 millones, lo que no le da ni 40% para pagar la nómina magisterial en diciembre. Pero quedarían desprotegidos los rubros de salud, seguridad, deporte, cultura, mujeres, jóvenes y más.

Se le planteó al congreso una serie de medidas “no populares”, donde se afectaría lo menos posible a los ciudadanos, pero también a empresas que tienen las condiciones de hacerlo. El impuesto no es a las mineras ni trae dedicatoria. Es a todas las empresas, pues es ecológica.

Ante la situación de la “despetrolización” de los presupuestos, cada estado busca sus herramientas, dentro de sus condiciones específicas. Quienes tenemos industria minera, se busca también nuevos elementos.

Me trataron de manipular, explicó, en el caso de los mineros, que les estaba “golpeando” en sus utilidades, pero, advirtió, “saqué un decreto gubernativo” para salvaguardar esa situación. El día de mañana van a cerrar una mina y van a culparlo.

“Si yo tuviera interés con las mineras les hubiera recibido millones de dólares”.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/Cali-dandee-Yatra-Retis-cd9-morat.png

Noticias relacionadas

Top