Revisaría Contraloría Ciudadana las cuentas de sexenio de Alonso Reyes

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.-Fue dada a conocer en Zacatecas la conformación de un grupo ciudadano que tiene como finalidad establecer una contraloría ciudadana. La idea es revisar las cuentas y gastos que se hicieron en el sexenio anterior, así como exigir que éstas sean claras ante la ciudadanía. Conforman el grupo algunos integrantes de Democracia Horizontal, del sector de izquierda, representado por Miguel Ángel Aguilar, así como por gente de la academia de Zacatecas.
Convocaron los dirigente a la unidad a toda la sociedad zacatecana, lo mismo que a la defensa de la soberanía, “pero debe quedarnos claro que no estamos hablando de unidad alrededor de Peña Nieto; no podemos hablar de unidad alrededor de una persona que en las últimas estadísticas ordenadas por la Cámara de Diputados tiene menos de 8% de aceptación ciudadana”.

Especificaron que se trata de una convocatoria para estar alrededor del país, en defensa de la soberanía, que está pisoteada. En concreto, exhortaron a unirse en un proyecto alternativo de nación debido a que existen elementos claros que indican que si no se cambia el rumbo de las cosas, éstas no van a mejorar.

Es claro que la política exterior no puede ser sana y no hay una política interna ni estructurada. Tenemos que entender y aceptar que Donald Trump ha declarado una guerra, aunque no sea armada, a nuestro país. Así, hay que actuar en consecuencia y con mucha firmeza, pero la respuesta ha sido tímida, pobre y tibia por parte del gobierno que nos representa, y por parte de la ciudadanía.

Se sabe que el próximo día 12 de febrero habrá una marcha por todo el país, y si no salimos a las calles no le vamos a dar muestras al gobierno del país del norte de una fortaleza que tenemos que manifestar para enfrentar la adversidad, señalaron.

Todos sabemos los motivos: Trump comienza su campaña como precandidato insultando al pueblo mexicano y a los migrantes, llamándonos delincuentes, violadores, narcotraficantes y otros, y no hubo una respuesta.

Luego, cuando encuentra que ese discurso le favorece, se da a la tarea de decir que va a construir un muro, lo cual ya es una ofensa que tenemos que entenderla como tal, pero se multiplica exponencialmente al decir que nosotros pagaremos por el muro. Después se pasa al tema del Tratado de Libre Comercio diciendo que México ha tratado con poco respeto y ha aprovechado las circunstancias de un tratado que realmente los que saben han dicho que ha beneficiado más a Estados Unidos que a nuestro país.

Estas mentiras, donde pone el énfasis en la ofensa, se asientan en la xenofobia que tiene contra los mexicanos, prácticamente la mitad de la población norteamericana. Posteriormente, con sus mensajes en redes sociales, provoca el alejamiento de empresas muy importantes de nuestro país, y el ataque centrado contra México la primera semana de su gobierno.

La respuesta de nuestro país es el silencio la mayoría de las veces, el pensar que con un trato amable vamos a lograr que estas políticas cambien, lo cual es falso a todas luces. La invitación de Peña Nieto a este “personaje nefasto”, a quien se le dio trato de jefe de estado, sólo nos reveló a todos un trato arrogante de este señor, frente a un presidente mexicano sumiso y que agachó la cabeza.

Esta animadversión de la ciudadanía provocó la caída de Videgaray, pero luego lo regresan como un canciller que viene a aprender, lo cual es inaceptable, y sigue la mata dando, pues cuando Enrique Peña Nieto cree que se puede negociar con “este señor”, manda a sus personeros sólo para que vuelvan a ser golpeados una y otra vez.

Las cosas continúan hasta la famosa llamada telefónica donde ya tenemos información precisa de que Trump asevera que Peña Nieto es una buena persona, pero que no sabe manejar el país y que requiere ayuda. La ayuda, dijo, son fuerzas armadas en México, ya que nuestro Ejército no puede manejar el problema.

Sostuvieron los integrantes de la agrupación que se tienen exigencias muy precisas, y para comenzar, debe haber una actitud digna que muestre fortaleza por parte de nuestro gobierno, y “sabemos que una renegociación del Tratado no nos va a llevar a nada positivo, y una actitud digna sería no renegociar nada. Si los norteamericanos se quieren salir, que se salgan.

Por otro lado, a espaldas de la ciudadanía, Calderón aceptó en el Plan Mérida una serie de medidas como la presencia de agentes norteamericanos armados en nuestro territorio, lo cual es anticonstitucional, y deberían ser expulsados, porque si seguimos pagando los platos rotos en esta guerra que ya ha causado cientos de miles de muertes, y de todos modos “estos señores” requieren y necesitan.

Reiteraron la invitación a la ciudadanía, ante estos y otros muchos problemas, a unirse para conformar la Auditoría Ciudadana, la cual deberá ser, entre otros aspectos, apartidista, pues no se le va a hacer “el caldo gordo a los partidos políticos”.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/2017/09/kinki-dld-napoleon-bronco-yonics.png

Noticias relacionadas

Top