12 menores de la Casa Hogar se fugan de su escuela; ya fueron recuperados

Zacatecas, Zac.-La Presidenta del Sistema Estatal para el Desarrollo Estatal de la Familia (SEDIF), Cristina Rodríguez, tras la salida de la ex directora de la casa hogar para jóvenes de Zacatecas, María Guadalupe Álvarez, motivada por omisiones señaladas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), los menores albergados se han sentido desorientados, ya que se les retiró a “alguien a quien querían y con quien se sentían identificados”.

Producto de ello, agregó, ocurrió que este lunes 12 niños se fugaron de las instalaciones educativas donde cursan sus estudios, siendo necesaria la participación de la Policía Preventiva municipal y la Ministerial para la recuperación de los menores. Se localizó de inmediato a cinco de ellos, pero siete no aparecían, motivo por el cual se procedió a su búsqueda.

Se les llevó a la escuela, añadió la presidenta del SEDIF, pero posteriormente llamó la directora para dar aviso. El resto apareció tras una movilización desde alrededor de las 10:00 horas. Cerca del mediodía llegó una de las niñas a la Procuraduría pidiendo hablar con el procurador, ya que los niños conocen esos espacios por sus condiciones legales.

Se tiró en el piso y dijo que no se levantaría de ahí “hasta que le devolvieran a la maestra”, insistiendo en ver al procurador. Entre el personal la convenció y se le recogió por parte de la propia Cristina Rodríguez, quien dijo que los otros seis niños no habían sido localizados.

En sus declaraciones, la jovencita dijo que el resto de los niños iban a buscar a la doctora para que les devolviera a su maestra, y no fue sino hasta 14:20 horas que se comunicó la maestra y ex directora de la casa hogar, Guadalupe Álvarez, quien también los estaba buscando, y señaló que llegaron a su casa. En ese sitio se les retuvo y la presidenta acudió al lugar.

Sostuvo Cristina Rodríguez, en entrevista radiofónica con Francisco Elizondo, que esta pérdida significa mucho para los menores de la casa hogar, y se solicitó al psicólogo de la Procuraduría, Mascorro, con quien hay una buena relación, que se acerque nuevamente a la casa hogar y que les ayude a manejar esta dificultad.

Reiteró la presidenta del SEDIF que luego de platicar con los menores se les envió de nueva cuenta este martes a la escuela, haciéndoles notar que se les habían enseñado muchas cosas, y que lo mejor que podrían hacer como reconocimiento a la maestra era portarse bien, pues ella siempre les había dicho que fueran a la escuela.

De acuerdo con el psicólogo, ellos necesitan expresar sus sentimientos, aseveró Cristina Rodríguez, y se les pidió que hicieran una carta donde externen lo que sienten por la partida de la maestra, y se les entregarían.

Por ahora los niños están bien, y dijo que la ciudadanía debe estar tranquila. “Yo soy pediatra; toda mi vida he trabajado con niños, por lo que tengo la sensibilidad y los conocimientos mínimos necesarios como madre y pediatra de generar las mejores condiciones para los chicos”.

Además, los chicos culpaban a cuatro trabajadores de las circunstancias que se han presentado en la casa hogar, y pidieron que no volvieran. También señalaron a otra persona, a quien se ha de investigar para ver de qué se tratan las aseveraciones.

Al abundar en el tema, la presidenta señaló que los menores estaban muy preocupados por la salida de la ex directora de la casa hogar, y todos estaban solicitando hacerle una llamada telefónica luego de su partida. Se les explicó que ella no podría volver, pero que se buscaría la manera de visitarla en algún espacio donde se encuentre.
Finalmente, dijo Cristina Rodríguez que lo que sucedió fue una “venganza laboral” y quienes más perdieron son quienes lo han perdido todo en esta vida. “Fue muy duro verlos llorando, desesperados. Son criaturas y no comparto el tema de que se les haga víctimas, y si realmente les interesan, debieron anteponerlo a iniciar este problema”, expuso.

Finalmente dijo la presidenta que cambiarán las cosas al interior del centro asistencial. Muchos niños han llegado con graves problemas y han salido adelante. “Con ocultar las cosas nada ganamos, y no comparto la idea de darle un manejo político a estas cosas; hay que reconocer lo que está bien y lo que está mal, y darle reconocimiento al trabajo. El cambio debe venir desde la comunicación, y nada se ocultará a la ciudadanía”.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top