Quieren frenar a Tello porque podría cambiar el rumbo económico del país: Romo

Zacatecas, Zac.-Están frenando a Alejandro Tello porque puede cambiar el rumbo del país en materia económica, expuso el ex gobernador de Zacatecas Arturo Romo Gutiérrez, refiriéndose a la trascendencia que tiene la iniciativa del Impuesto Ecológico recientemente anunciado en la entidad.
En entrevista con Francisco Elizondo, en su programa radiofónico matutino “A Tiempo”, y a propósito de la Controversia Constitucional interpuesto por el presidente Enrique Peña Nieto contra el Impuesto Minero propuesto por el Ejecutivo estatal, el ex mandatario expuso que su compromiso es perenne con Zacatecas, agregando que a los políticos sólo les restan dos cosas, la familia y la tierra que les vio nacer.

Celebró que entre los distintos actores y personalidades que tienen peso en la entidad y fuera de ella, y sobre todo entre las capas de la población se haya suscitado ese sentimiento de plena solidaridad no con el personaje en lo individual, sino con el espíritu de la iniciativa que ese personaje encarna.

“Estamos apoyando una causa verdaderamente trascendente, agregó, y tenemos que hacer el esfuerzo para que si en términos jurídicos no triunfa, porque existe en este momento dificultad en la normatividad, prohibiciones muy expresas, que triunfe en el terreno moral y en el terreno de la política”.

Expuso Romo Gutiérrez que en Zacatecas la superficie concesionada a la minería es de mil 774 millones de hectáreas, y como se sabe, se ocupa el primer lugar en la producción de plata, plomo y zinc; a veces el primero y a veces el segundo en oro, y el segundo en cobre, a propósito de la monopolización de Grupo México.

Se encuentran 18 minas en activo y hay 90 proyectos de producción en 14 minerales, en tanto que el valor del Producto Interno Bruto minero metalúrgico es de 32 mil 924 millones de pesos para mil 214, equivaliendo este valor a 25% del Producto Interno Bruto del estado.

Además, se constituyó el Fondo para el Desarrollo Regional Sustentable de esta entidad y municipios mineros en 2014, que fue superado por la Sedatu, y de ese fondo la Federación se queda con 20%, en tanto que 80% va a los estados y municipios mineros. De ese 80%, el 62% va a los municipios donde se llevó a cabo la extracción del mineral y el 37.5% a la entidad federativa.

El fondo, en 2014, fue de 2 mil 79 millones de pesos y a Zacatecas le correspondió recibir 21.4%, es decir, casi 445 millones de pesos. La comparación de lo recibido con respecto al valor del Producto Interno Bruto (PIB) es abismal, ya que estamos hablando de que a la entidad sólo le correspondió 1.39% del valor total, de esa producción.

Lo que se puede hacer es continuar en el aspecto político-social de respaldo a la iniciativa del gobernador por lo que representa, una lucha de resistencia y respaldo evidente, de agrupamiento de todas las personalidades en torno de esta iniciativa y poner en pie de lucha a los senadores y diputados.

También habría que constituir con las demás entidades mineras y municipios un verdadero frente en defensa del derecho de las entidades a decidir su destino en cuanto a la capacidad de determinar impuestos en el territorio. Además, se debe sugerir que haya un estricto control y supervisión de la forma en que se ejercen los recursos provenientes del fondo minero, para que no haya pretexto de que se argumenten malos manejos y se cancele.

Es necesario constituir la Contraloría Social, junto con los comités que están constituidos para el ejercicio de los recursos de ese fondo, que tienen un representante de Gobierno del Estado, uno de la Sedatu, uno del municipio, uno de la comunidad local y uno de las empresas. Que sea la gente en los pueblos la que supervise efectivamente lo que hacen los comités y cómo se ejercen los recursos.
Los gobernadores deberían solicitar de la Federación que se aumente el fondo del monto, que en estos momentos es francamente ridículo lo que se asigna en relación a lo que representa el PIB minero metalúrgico en el país, por lo menos que lo que vaya a los estados sea la mitad de lo que se recauda por derechos en función de las actividades de la minería.

Comentó el ex gobernador que la Federación canceló una prerrogativa que tenían las empresas mineras, consistente en deducir para efectos fiscales los gastos originados por actividades preoperatorias y de exploración. Una parte de esa deducción que ahora captura la Federación, debe ir también a los estados y municipios.

Del mismo modo, hay que convocar a los legisladores de Zacatecas para que hagan una activa labor de consenso, de formación de conciencia, entre las demás bancadas de los distintos estados, independientemente de los partidos. Esto, con la finalidad de que se elabore una iniciativa de ley que modifique este carácter concentrador de la capacidad de imponer gravámenes, y que una buena parte de esa facultad, ya sea de manera concurrente o propia, se canalice a entidades federativas y a municipios, para que se empiece a cambiar el rumbo del modelo económico en este país.

Sostuvo que en lo que él llamaba el Régimen Fiscal de Privilegio de las Actividades Mineras no se trata de satanizar esa actividad porque es productora de un gran número de empleos y general la captación de divisas. El problema está en la manera en que se distribuyen las utilidades y cómo se aprovecha la riqueza, propiedad, finalmente, de la Nación. Las industrias mineras nacionales e internacionales sólo pagan impuestos federales, pero no estatales ni municipales, a excepción del Fondo Minero.

México pasó en la clasificación mundial en cuanto a regímenes fiscales afines a la actividad minera del lugar 103 en 2014 al 58 en 2015, lo que indica que el régimen fiscal mejoró notablemente y fue muy favorable para el desarrollo de la actividad minera. Además, la Auditoría Superior de la Federación, en su Informe del año 2010 señala que las multinacionales mineras que se han instalado en el país tuvieron ingresos por 552 mil millones de pesos en el periodo que comprende de 2005 a 2010, pero sólo pagaron 6 mil millones de pesos en impuestos, estos es, poco más de 1% de su ganancia. Luego, se corrigió en parte esa anómala situación y se estableció el impuesto del 7.5% a las utilidades netas obtenidas por las empresas del ramo.

Por otro lado, la actividad minera está sumamente concentrada, pues son tres grupos nacionales, Grupo México, Bailleres, Peñoles y Frisco de Carlos Slim. Ellos concentran la mayor parte de la actividad minera, y hay una que en flagrante violación de las disposiciones de ley concentra la exploración, explotación y venta del cobre, y es Grupo México, en Sonora, empresa que “ya sabemos cómo trata a sus trabajadores. Basta recordar la gran tragedia de Pasta de Conchos, donde murieron 63 mineros y ni siquiera se vieron los esfuerzos de la empresa por tratar de recuperar los cadáveres.

Al ser cuestionado por el periodista sobre si en Zacatecas está pasando lo mismo, respondió el ex gobernador que “hay que preguntarle a Pavón (Carlos), que asuma plenamente su responsabilidad para con los trabajadores de dirigir, y que no pervierta la función que le corresponde a un líder; está defendiendo intereses malsanos de empresas porque dicen que este impuesto va a restar utilidades a la empresas y esto va a perjudicar a los trabajadores”.
Los verdaderos líderes lo primero que tienen que cuidar es la fuente de trabajo, advirtió Romo Gutiérrez, pero “no se cuida haciéndole el trabajo sucio a las empresas monopolizadoras, sino incrementando la productividad estando al pendiente de los asuntos que conciernen a la seguridad e higiene de los trabajadores, cuidando de que el medio ambiente sea propicio para el desarrollo del trabajo, luchando por prestaciones verdaderamente atractivas para las familias de los mineros, etcétera”.

En su colaboración editorial, Arturo Nahle García, señaló que las finanzas públicas de Zacatecas “están enfermas”. El problema no es nuevo, sino que se ha venido agravando al paso de los años, como en los déficit del sector educativo y en el sector salud, el quiebre de la UAZ y el Fondo de Ahorro de los trabajadores del Issstezac, Cobaez, Jiapaz y otros. La mayoría de los municipios “andan por el estilo”, y sexenio tras sexenio se dice que hay que aumentar la capacidad recaudatoria y con ello disminuir la dependencia histórica de las participaciones federales, que es superior a 90%.

“Ya hasta nos endeudamos, y la deuda no resolvió el problema”, dijo Nahle García, sino que “al contrario”. El gobernador Alejandro Tello decidió entrarle al toro por los cuernos subiendo los impuestos y creando impuestos nuevos, como los llamados “ecológicos”, de los que se espera recaudar mil 230 millones de pesos para hacer frente al problema financiero histórico, con el consecuente descontento de importantes sectores de la sociedad como las mineras nacionales e internacionales, la Modelo, los sindicatos y ahora hasta la Presidencia de la República, quien argumenta que Tello viola la Constitución al meterse en materia que es del fuero Federal.
Ahora es un problema jurídico y político, pues si los amparos de las mineras o la Controversia Constitucional del presidente prosperan, será un revés político muy fuerte para un gobierno que apenas empieza, aunándose al tropiezo que se tuvo cuando se quiso empadronar a los vehículos de procedencia extranjera. El gobernador requiere “de toda nuestra comprensión y apoyo”, dijo el ex procurador de Justicia en la entidad, porque “no le quedará más opción que volver a endeudarnos; ojalá que no sea así”.

Como respuesta, Romo Gutiérrez comentó que será un revés político dependiendo de la actitud que asuma el pueblo de Zacatecas, ya que los ciudadanos tienen la capacidad de discernir qué es lo principal y qué lo accesorio, independientemente de la suerte que corra este proyecto, lo trascendente está en haber intentado cambiar las reglas del juego en favor de las entidades federativas.

Como parte de los comentarios del auditorio, el maestro Simitrio Quezada apuntó que es momento en que se debe apoyar al capitán del barco. Hay que apoyar al gobernador.

Por su parte, el presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ex alcalde de Guadalupe, Roberto Luévano Ruiz, externó su sorpresa por la Controversia Constitucional presentada por el presidente Peña Nieto, al tiempo que manifestó su respaldo al gobernador Alejandro Tello Cristerna en la imposición del nuevo gravamen para las empresas mineras. “Se busca la justicia social y resolver el problema económico de los zacatecanos (…) y que algo se quede en Zacatecas de los que han venido a sacar riqueza del estado”, señaló.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/2017/09/kinki-dld-napoleon-bronco-yonics.png

Noticias relacionadas

Top