Posible, que el teleférico no esté listo para Semana Santa: Cristina Rodríguez

Zacatecas, Zac.-Estamos a unos días de tener una reunión final con las dos empresas que van a estar realizando las maniobras, una colombiana y la otra francesa (Poma), y una cuestión importante es que cuando el Teleférico se bajó aún no se contaba con el permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dos días antes de que entrara el gobierno actual, y el argumento del organismo es que las pilonas o torres que van a sostener los cables sobresalían de la estructura física.
Así lo informó Cristina Rodríguez, presidente del DIF, quien agregó que posteriormente se hizo un acuerdo con el INAH y se modificó el proyecto, ya que una de las pilonas se giró tres grados, lo que hace que la pilona de enfrente se desplace23 metros.

Comentó que en el proyecto actual la salida de las canastillas va a ser por la parte lateral, no por enfrente, para cuidar el aspecto estético de este sector. Esto implicó la modificación en la infraestructura, y se encontró que dentro del proyecto no se contempló el proyecto electromecánico, que es el que se está trabajando generando una nueva mecánica de suelos, ya que el desplazamiento de la pilona así lo requirió por las características del terreno.

Lo que sigue es trabajar en la infraestructura física de la partida del teleférico e iniciar el proyecto electromecánico, lo que implica transformadores, generadores de electricidad y otros temas.

Lo más probable es que el teleférico no esté listo para Semana Santa, lo cual nos preocupa, dijo Cristina Rodríguez, pues es uno de los principales ingresos del DIF y para la ciudad es una de las principales atracciones.

Revisando las estadísticas, agregó, se trata del área más visitada de todo el estado, pero se espera que una vez que se concluya el tema electromecánico, que ya se echó a andar, se terminen las modificaciones estructurales, para poderlo colgar.

Otro problema con las canastillas anteriores es que la tarjeta ya no existe, y la existente está dañada. Como el teleférico tiene más de 30 años de antigüedad, la tecnología de ese entonces ya no funciona. Se valora la posibilidad de colgarle las canastillas nuevamente y darle una utilización. Para ello se solicitó una cotización para volverlas a colgar y echarlo a andar, pero sería muy costoso. Se estableció contacto con la empresa que instaló las canastillas, en Suiza, y tendría que venir un técnico a hacer movimientos técnicos.

Sabemos lo importante que es para la vida turística de la ciudad la presencia del teleférico, pero en este momento valoramos más el no invertir cerca de 10 millones de pesos en algo que sería sólo transitorio. Una vez que se modificara la tarjera que se tiene, si es que así se hiciera, se tendría que esperar tres semanas para realizar pruebas con los cables, pues éstos ya tenían una vibración mayor a la permitida en este tipo de estructuras, lo que ponía en riesgo a la gente que utiliza el servicio. Un accidente impactaría terriblemente en la vida turística de zacatecas, y tenemos que hacer las cosas con el mayor rango de seguridad tanto para los visitantes como para los usuarios locales.

No hay una fecha estimada para el reinicio, ya que con el nuevo proyecto se pueden llevar hasta 12 semanas las pruebas luego de la instalación, ya que el colocar los cables requiere un trabajo muy preciso. Las empresas que laboran en el teleférico dicen que es posible que sea en junio cuando se ponga en operación, pero tampoco es una garantía esa fecha.

La inversión inicial del proyecto fue de alrededor de 80 millones de pesos, pero se considera que se requieren entre 30 y 50 millones de pesos que no estaban considerados para el aspecto electromecánico, ya que no se consideraron generadores y otros factores.

Tampoco se tiene una cuantificación de lo que se ha dejado de percibir por el servicio, ya que cuando se recibió la administración ya estaba desmontado y no se cuenta con un registro de ingresos.

Finalmente, señaló que ninguna familia de Salaverna o La Colorada se ha acercado a recibir apoyo psicológico luego de que tuvieran que abandonar sus viviendas. El tema de la atención a estos ciudadanos corresponde a otra instancia, pero si se llegara a requerir, con gusto se les prestaría auxilio, dijo la presidente.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top