La ineficiencia es también una forma de corrupción: Peña

Peña1

Fotos: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- El diputado local priísta Carlos Peña Badillo, quien fuera alcalde de la capital la administración pasada, se deslindó de las acusaciones en su contra con relación a una supuesta aparición de facturas apócrifas, emitidas por empresas que no reúnen los requisitos legales, especulándose con ello en posible desvío de recursos. La ineficiencia es otra forma de corrupción, señaló a la parte acusadora, la contraloría municipal, y sostuvo que antes de hacer públicas sus conclusiones, debieron seguirse las vías legales, ante las cuales se hubieran presentado las pruebas pertinentes para su defensa.

En conferencia de prensa, en la que estuvieron también algunos de los funcionarios que laboraron el pasado trienio en el ayuntamiento de Zacatecas, les expuso que no se preocuparan, pues todos los actos realizados por su gestión están legalmente sustentados.

Peña 5Expuso que gobernar es una gran responsabilidad, pues además de cumplir con un mandato ciudadano de trabajar para que los ciudadanos tengan los servicios básicos, una vida digna y la satisfacción permanente de sus necesidades.

Además, los servidores públicos están obligados a rendir cuentas sobre el ejercicio de sus funciones, y nadie que haya tenido acceso al manejo de recursos públicos está exento de transparentar su actuación y de ser sujeto a la fiscalización por parte de los órganos establecidos.

En su administración, dijo, se gestionaron y aplicaron recursos sin precedentes y como nunca antes se realizaron obras y acciones en beneficio de todos los habitantes de la capital; aún con limitaciones presupuestarias se mostró capacidad de gestión y se atendieron las necesidades más apremiantes de la sociedad, trabajando sin pretextos.

“Hoy, mediante el manejo irresponsable de información, aprovechando los cargos públicos y dando cátedra de ineficiencia, ineficacia y desconocimiento del marco legal, sin previo respeto al derecho de audiencia, se somete al escarnio público a un servidor y al equipo de trabajo que me acompañó en la tarea de servir al municipio, aduciendo presuntos hechos irregulares que carecen de sustento, los cuales en ningún momento fueron notificados a través de las formalidades conducentes”, afirmó el legislador.

De haberse llevado a cabo los procedimientos legales, se habrían aportado al caso los elementos probatorios suficientes para solventar los señalamientos “que con alevosía ha difundido el contralor municipal”, advirtió Peña Badillo.

Peña1Así, este servidor público debe ser valorado en cuanto a su permanencia en el cargo, por parte del ayuntamiento de Zacatecas, pues ha demostrado carecer de la institucionalidad y profesionalización necesarias para cumplir con la encomienda que tiene delegada. “Es evidente que al desconocer sus funciones, cualquier señalamiento que realice sobre las administraciones anteriores y la actual carecerán de credibilidad, pues la ineficiencia es también una forma de corrupción”, advirtió.

Varios actores políticos se han dado a la tarea de difundir las presuntas irregularidades, en las que según ellos, incurrí al frente de la presidencia, involucrando a mis colaboradores en calumnias irresponsables y tendenciosas, comento. Dirigiéndose a los integrantes de su equipo, les dijo que “no se preocupen; ante las instancias correspondientes y en la debida oportunidad se continuarán presentando las aclaraciones, argumentos y documentación necesaria para demostrar que en todo momento se actuó con responsabilidad”.

“Ocúpense de dar resultados, añadió, y de servir verdaderamente a la ciudadanía”. Zacatecas lo merece y lo exigen. Reiteró su disposición para atender cualquier aclaración de los servidores que estén con la tarea de revisar las cuentas, siempre que se actúe con “objetividad, oportunidad, probidad y en apego a las leyes”.

Peña3Tras fijar su posicionamiento, mostró a los representantes de los medios de comunicación presentes en la rueda de prensa, documentos que, según su dicho, respaldan su actuación legal al frente de la administración municipal. Advirtió que las acusaciones las conoció por los propios medios informativos, y no por notificación oficial de las instancias correspondientes, agregando que la Secretaría de la Función Pública (SFP) solamente externó una opinión respecto a las facturas supuestamente apócrifas, pero no un dictamen oficial.

Algunos de los temas que se encuentran bajo la lupa son los 3 millones de pesos gestionados ante Conaculta, recurso con el que se realizaron diversos festivales. Habrá de comprobar la veracidad de los documentos expedidos por empresas contratadas. Al parecer, dichas empresas no reúnen los requisitos legales para expedir comprobantes, pero Peña Badillo detalló cada una de las facturas señaladas.

Fotos: Misael Camarillo / MIRADOR

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top