México ocupa el decimoprimer lugar del mundo en invenciones reconocidas

Mahanny Canal, directora Divisional de Patentes en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), informó que uno de los nuevos servicios que ofrece el Instituto, es la presentación en línea de la solicitud de patente, modelo de utilidad y diseño industrial. En abril de 2017 se liberará la última fase de este proyecto, el cual permitirá presentar y tramitar la solicitud totalmente en línea. (Foto: El Innovador.)

Mahanny Canal, directora Divisional de Patentes en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), informó que uno de los nuevos servicios que ofrece el Instituto, es la presentación en línea de la solicitud de patente, modelo de utilidad y diseño industrial. En abril de 2017 se liberará la última fase de este proyecto, el cual permitirá presentar y tramitar la solicitud totalmente en línea. (Foto: El Innovador.)

Zacatecas, Zac.- El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) es el organismo responsable del sistema de propiedad industrial en nuestro país. Para realizar sus funciones administrativamente se sustenta en la Ley de la Propiedad Industrial (1991). 

Entre las atribuciones del IMPI está otorgar, para ofrecer seguridad jurídica, patentes, registros de modelos de utilidad y diseños industriales y registros de marcas y avisos comerciales y publicación de nombres comerciales, así como autorizar el uso de denominaciones de origen y proteger los secretos industriales. 

Para conocer un poco más de cerca las labores que el Instituto lleva a cabo, la Academia Mexicana de Ciencias entrevistó a la directora Divisional de Patentes, Nahanny Canal Reyes, quien compartió cifras correspondientes al año 2016, que muestran parte de la tendencia de los últimos años. De enero a diciembre de 2016, por ejemplo, el IMPI recibió 22,428 solicitudes de invenciones (en las que se incluyen patentes, diseños industriales, modelos de utilidad y tratados de circuitos integrados) y concedió derechos a 11,376 en el mismo periodo. Estos números colocan a México en el decimotercer lugar a nivel mundial en solicitudes y en el decimoprimero en invenciones concedidas, en una clasificación internacional de 189 países.

Del total de solicitudes que tuvieron –patentes (17,413), diseños industriales (4,296), modelos de utilidad (711) y tratados de circuitos integrados (8)–, el porcentaje de solicitudes de nacionales fue del 16%, es decir, 3,581 solicitudes, y de extranjeros 84%, las18,847 restantes.

Tiempo y características de las invenciones

La figura que da mayor protección es la de patente, porque ofrece 20 años de derechos exclusivos a nivel nacional. El diseño industrial otorga 15 años y el modelo de utilidad protege 10 años. Estas tres modalidades están reconocidas a nivel internacional y la mayoría de los países las utilizan. Para que se conceda una patente de 20 años la invención debe contar con tres requisitos: novedad, actividad inventiva y aplicación industrial.

“Para modelos de utilidad y diseño industrial se deben cumplir con dos de los requisitos, novedad y aplicación industrial, por lo tanto, el periodo de protección es menor. Para el caso de las patentes se protege una gama de invenciones, esencialmente se puede resumir en productos, procesos, aparatos y sistemas, a diferencia del modelo de utilidad, que solo permite la protección de productos en donde se haya realizado una mejora técnica; y para los diseños industriales lo que se protege es la apariencia del producto, que esta sea novedosa”, explicó Canal Reyes.

El comportamiento registrado en solicitud de patentes, modelos de utilidad y diseños industriales con relación al año anterior es similar, aunque hubo una disminución del 1.4%, ya que en 2015 se recibieron 22,741 solicitudes, y en 2016 se contabilizaron 22,428.

El IMPI, de acuerdo con Nahanny Canal, hace uso de tres estados legales para dar respuesta a un trámite: abandono, cuando el solicitante no da respuesta a los requerimientos; otorgamiento, cuando la solicitud cumplió en tiempo y forma con los requisitos que marca la ley, y negativa, cuando el contenido de la solicitud no cumple con todos los requerimientos y por tanto se le niega el derecho.

En los últimos cinco años el promedio de solicitudes que se abandonaron fue del 33%.

El costo por iniciar el trámite de una solicitud de patente, modelo de utilidad y diseño industrial es fijo (9,000 pesos); las personas físicas, microempresas e instituciones de educación superior cuentan con un 50% de descuento para este pago.

No obstante, el costo total del trámite va relacionado con su novedad y actividad inventiva, variables que determinan también el tiempo del trámite. 

Examinadores para cada etapa

Para llevar a cabo el trabajo de análisis de las solicitudes el IMPI recurre a dos tipos de examinadores: de forma, para revisar cuestiones de carácter legal, la publicación de la solicitud de patente y el periodo de observaciones de terceros, y de fondo o sustantivo, para evaluar técnicamente los requisitos de patentabilidad. “Para el examen de forma contamos con alrededor 20 examinadores. Para el examen de fondo tenemos 190 examinadores divididos en las cinco áreas técnicas que considera el Instituto: mecánica, eléctrica, química, farmacia y biotecnología”, apuntó Canal Reyes.

Acerca de las capacidades que debe tener el examinador para realizar su trabajo, Canal Reyes mencionó que el perfil de un examinador de fondo “es muy alto”. Subrayó, sin embargo, que la invención que pretenda tener una patente debe ser lo suficientemente clara y completa para que de la lectura que se haga del texto cualquier técnico con conocimientos medios en la materia lo pueda entender.

“El sistema de patentes a nivel internacional lleva detrás una filosofía que busca la existencia de un equilibrio entre el monopolio que implica la patente por 20 años y que ese conocimiento después se divulgue y pueda ser utilizado por otras personas para provocar el desarrollo tecnológico ante la sociedad”, explicó Canal.

Dentro de los retos que tiene el IMPI para mejorar sus servicios está la promoción y capacitación con el objetivo de generar una cultura de la propiedad industrial en el país y en ese sentido, Canal Reyes, el Instituto ha hecho algunos esfuerzos, ya que se busca que esa capacitación y formación inicie desde la educación primaria.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top