La Rendija… Menos palabras y más hechos

SepelioLa Rendija

Entrega colectiva / MIRADOR

Horas de luto.

La tragedia cubrió de luto su hogar. Víctimas colaterales de un lamentable hecho violento, de los que se viven a diario en el país y en el estado, fueron sepultados los cuerpos de los dos adultos y el niño asesinados en la colonia El Ete, en la capital del estado.

La tarde de este jueves, luego de escuchar la misa en el templo parroquial del Perpetuo Socorro, en la colonia Pánfilo Natera, los féretros fueron acompañados por la familia y conocidos, amigos y personas que acompañaron a los deudos.

Posteriormente fueron conducidos al panteón Jardines del Recuerdo, donde se les dejó para que descansaran en paz.

Queda en la familia un amargo recuerdo, el mismo que permanece en las mentes y corazones de todos los que se han visto cubiertos por el manto de la delincuencia y la muerte. La misma sombra que enluta los hogares de gente inocente a la que ya no veremos más.

Impotencia, vergüenza y desasosiego por parte de quienes fueron comisionados para procurar seguridad a la ciudadanía, quienes, sin embargo, se siguen negando a dejar sus cargos a pesar de que no pueden con el paquete.

¿Hasta dónde se permitirá que se siga acabando la sonrisa de los niños, ya sea porque se les induce al camino de las drogas, en cualquiera de sus vertientes, o porque se atenta contra su propia vida? ¿Hasta dónde las familias seguirán en la incertidumbre y la amargura de no saber dónde quedó su hijo, su padre o su hermano?

Lo vivido en la populosa colonia no es cosa menor, y le apostamos, desde este humilde espacio, a que no se olvide, como suele suceder, y que de verdad se pongan a trabajar los responsables de garantizar la tranquilidad en la entidad. Las cifras no mienten, y los muertos siguen engrosando los números en México y Zacatecas.

No sólo se exige el castigo a quien causó estas y cientos de muertes más, sino que se ataque el problema desde la raíz y que se implementen estrategias viables para que la sociedad vea mejores días. Si no pueden, que renuncien para que venga alguien con ideas prácticas y de resultados. Ya se ha dicho en repetidas ocasiones, pero ¿hasta cuándo?

Periodista, hombres y mujeres por igual, jóvenes, niños y personas de la tercera edad, todos sufrimos este problema que no se ve para cuando termine… Menos palabras y más hechos.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top