Son 185 inmuebles en riesgo de colapso en el Centro Histórico: Sánchez Preza

Rafael Sánchez Preza, titular de la Junta de Monumentos en Zacatecas, precisó que si el propietario de un inmueble abandonado o en riesgo de colapsarse no tiene los recursos necesarios para comprar los materiales necesarios para el mantenimiento, se le va a acercar con quien le pueda proporcionar el material, con el compromiso de que aporte la mano de obra.
Para tal efecto, la Junta de Monumentos acudirá al inmueble para realizar un estudio técnico para determinar qué y cómo hay que hacer los trabajos, y si el propietario está de acuerdo, el propietario se compromete a contratar la mano de obra. Es un esfuerzo, dijo, con el que se apoya a los dueños de viviendas en estas condiciones, en busca de obtener una solución ante el problema.

Por otro lado, y ante la temporada de lluvias, lo que se hace en coordinación con Protección Civil y el municipio, catastro y Obras Públicas, es seguir con los recorridos de supervisión, advirtiendo a los vecinos sobre las medidas precautorias que hay que tomar para evitar un colapso que afecte a los dueños, vecinos y peatones.

Meses atrás se había hablado de 163 fincas en riesgo de colapso, pero ahora se tiene la cantidad de 185. De hecho, periódicamente el inventario de va actualizando porque hay recorridos diarios.

Se tienen identificados edificios en abandono en otros centros históricos que se protegen, de manera que se trata de una cara de la moneda de los inmuebles particulares, y se trata de una propuesta de solución tripartita, donde cada quien paga su parte.

En la Junta se reciben solicitudes de vecinos que por sí mismos acuden para solicitar permiso ante un cambio de techo, una reparación de muros o cambiar un piso, entre otras faenas, y son alrededor de 350 por año, de las que se autoriza 85%. La derrama económica que se deja es por el orden de los 125 millones de pesos.

Lo que se quiere decir es que el trabajo de la Junta en favor de proteger el patrimonio de los particulares se atiende diariamente y se da el seguimiento gratuito. Hay gente que no acude porque no tiene el dinero para hacer los trabajos, y a ellos se les ofrece la solución.

En estos casos, donde no se tiene la probabilidad de atender el edificio, se trabajará de la mano del ayuntamiento para que por lo menos se le señalice, ya que a la calle debe ser identificado como en riesgo de colapso.

El principal responsable de lo que pase es el propietario, máxime que se trata de un bien particular, lo que no significa que las autoridades se deslinden.

En riesgo crítico de colapso debe haber cerca de 40 inmuebles, advirtió, a punto de irse hacia la calle las fachadas, sobre todo hacia la parte posterior de las calles Fernando Villalpando y Tacuba. También en el Centro Histórico, en la Segunda de Matamoros y Abasolo.

El problema se agrava porque muchos de los inmuebles no tienen cimientos, y sin ellos, además del deterioro, se potencializa más el colapso. Las lluvias vienen a poner más riesgo.

Como parte de las recomendaciones que se hacen es que no se descuiden las azoteas, pues cuando no se limpian se barren los bajantes de agua de tapan. El agua se va absorbiendo, y como muchos de los techos son de terrazo, la humedad se queda ahí.

Esto se debe hacer en cualquier vivienda o edificio, sea del tipo que sea, señaló Sánchez Preza, pero si ya un inmueble presenta grietas es ir a Protección Civil y a la Junta para que se le asesore para apuntalar, evitando desgracias personales y pérdidas personales.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top