La salida de Estados Unidos del Acuerdo de París: un revés, pero no el final

Representantes e investigadores del medio científico deploraron la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París. (Foto: tomada de ecoosfera.)


Zacatecas, Zac.-“No olvidaremos este día, que será recordado como el de la traición de Donald Trump”, dijo ayer jueves Jean-Joinville Vacher, agregado de Cooperación para la Ciencia y la Tecnología de la Embajada de Francia en México, durante la clausura del taller binacional Variabilidad y cambio climático – Océanos, que reunió a una veintena de especialistas de varios países del mundo sobre el tema.

Aunque la noticia había sido anunciada, hasta el último momento se mantuvo la expectación, y fue un jarro de agua fría para la comunidad científica: Estados Unidos, por decisión de su presidente, Donald Trump, se retira del Acuerdo de París, que delinea medidas para la reducción de gases de efecto invernadero (GEI), causantes del aumento de la temperatura global media del planeta.En México, el presidente Enrique Peña Nieto reafirmó el respaldo de su gobierno al Acuerdo de París “para detener los efectos del cambio climático global” y aseguró: “Seguiremos implementando las metas establecidas en nuestra Contribución Prevista y Determinada a Nivel Nacional (NDC).

Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), calificó de “preocupante” la salida de Estados Unidos del Acuerdo, pero confía en que no será el final. “Existen compromisos y programas que están en marcha en el mundo, suficientes para mantener vivo el Acuerdo”, aseveró.

El Acuerdo de París es un instrumento internacional dentro de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, adoptado por 195 países en diciembre 2015 y ratificado en 2016 por más de la mitad de las naciones que lo impulsaron. El documento prevé la reducción de los gases de efecto invernadero, principalmente CO2, pasando del uso de combustibles fósiles a energías alternativas. Hoy, el aceite, el gas natural y el carbón concentran el 80% de las emisiones globales.
“La salida del Acuerdo de París no necesariamente significa que Estados Unidos aumentará sus GEI”, sostuvo Urrutia. “Hay programas que están en marcha desde hace tiempo y dentro de esa nación hay estados que han manifestado su intención de continuar con sus acciones para reducir las emisiones”.

El presidente de la AMC expresó su confianza en que la comunidad académica mantendrá la actividad y las investigaciones. “En los últimos meses, a partir de las reuniones que se han tenido y que incluye la reunión del G-7 en Europa, se habían planteado alternativas en caso de que el gobierno estadounidense decidiera no ratificar el acuerdo”.

Urrutia explicó que los efectos del cambio climático no están restringidos a una región, que estos son globales y por lo tanto plantea un reto para todos. Previó que el anuncio de ayer hará que se incrementen las relaciones diplomáticas en los próximos años entre el resto de países y valoró para México que la actual secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, siglas en inglés) sea Patricia Espinosa.
“El Acuerdo no es un tratado”, recordó Urrutia. “No hay forma de que haya sanciones para las naciones que no cumplan sus compromisos. Es un asunto de convencimiento y voluntad”.

Con el mismo ánimo se expresó el climatólogo francés Hervé Le Treut, miembro de la Academia Francesa de Ciencias e integrante del Panel Intergubernamental sobre cambio climático. “A nivel moral, lo que representa Estados Unidos para el mundo es una desgracia”, calificó el renombrado científico. Las consecuencias a partir de ahora, dijo Le Treut, “dependen de nosotros”. Y opinó: “Creo que dentro de Estados Unidos hay estados que han dicho que van a seguir dentro del Acuerdo y el resto del mundo también puede seguir sin Estados Unidos”. El anuncio no significa para Le Treut el fin de las acciones para tratar de impedir un cambio climático “demasiado grande”.
“Las emisiones no las hacen los jefes de Estado, las hacen las empresas y son resultados de las medidas que se toman a nivel estatal y local”, apuntó. Él espera que esto “motive más al mundo para seguir con una política que cumpla con los imperativos del cambio climático”.

El climatólogo comentó también que lo que se puede notar es que Donald Trump está aislado, en su propio país y en el mundo, y eso significa un gran cambio en la mentalidad y actitudes sobre el tema, por lo que llamó a tratar de profundizar en las acciones frente al cambio climático. Le Treut evaluó que si los países que asumieron compromisos con el Acuerdo de París actúan como lo han prometido y tienen ahora una mayor motivación, esto no será un castigo para el planeta, “pero lo tendremos que ver en los meses y los años que están por venir”.
También recordó que el proceso de salida de un país del Acuerdo lleva tiempo, y aun cuando se está en un momento de urgencia en términos de movilización, no se vive un escenario de gravedad. “Hay muchas posibilidades de reaccionar bien”.

A propósito del taller “Variabilidad y Cambio Climático – Océanos”, organizado por la AMC y la Casa Universitaria Franco-Mexicana, el doctor Le Treut ofreció una entrevista, que puede leerse en: http://amc.mx/amcexpres/2017/05/31/estamos-en-un-momento-de-responsabilidad-muy-fuerte-para-la-comunidad-cientifica/.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top