En cuestión de violencia, todos debemos hacer lo que nos corresponde: Obispo

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- El obispo de Zacatecas, monseñor Sigifredo Noriega Barceló, comentó respecto al debate suscitado en el Congreso del estado sobre la conveniencia de que permanezca en el cargo Froylán Carlos Cruz, secretario de Seguridad y de los hechos violentos fuera de una primaria en la colonia Tres Cruces, además de otros hechos lamentables, que no le corresponde el decidir sobre los movimientos en el gabinete, ya que “hay instancias que tenemos que respetar”.

Sin embargo, sobre los lamentables hechos, dijo que siempre una muerte es triste, pero una muerte en esas circunstancias, frente a una escuela, es otra llamada de atención para todo mundo.

Hace rato que está la alerta puesta, y lo que falta es que todos nos pongamos las pilas para hacer lo que nos corresponde. No es un problema propio de Zacatecas, aunque no es consuelo, pero ayuda a entender el fenómeno de la violencia en el mundo.

También hay que preguntarse qué corresponde a cada una de las instancias en la sociedad. Obviamente las autoridades, el gobierno, el Estado como tal, tiene una gran responsabilidad tanto en la contención como en la prevención, pues tiene la legitimidad del uso de la fuerza.

Incluso, dijo, la puede utilizar en situaciones límites, cuando la sociedad está siendo agredida, el Estado es el único que tiene esa legitimidad. Pero también hay otras instancias como la Iglesia misma, y todos tenemos que cumplir nuestra función de educar y ayudar en la formación de la conciencia y en la toma de conciencias de las realidades complejas que estamos viviendo.

La escuela también tiene su tarea en la educación para la paz y los mismos medios de comunicación, dijo el prelado.

Además, lamentó lo que está sucediendo en cuanto a la violencia, pero también es lamentable “que nada más nos quejemos y que no hagamos lo que debemos hacer”. Los medios de comunicación, la Legislatura, la Iglesia, las escuelas, cada quien con “lo suyo”.

Si dejamos de estarnos quejando y cooperamos para hacer un diagnóstico, el más adecuado y profundo, y si hacemos propuestas, se podrá avanzar en la disminución de la violencia, aseveró.

Por otro lado, expuso que la familia está pasando por enormes dificultades y situaciones de crisis. En esto, nadie tiene la respuesta de cómo debe actuar la familia, pero un punto positivo en el nuevo modelo educativo es que se une a la familia con la escuela.

Se debe hacer esa alianza en la formación de valores, y la sociedad en general también tiene que hacer alianza. Hay un enorme déficit de ciudadanía participativa en la solución de los problemas.

http://www.zacatecas.gob.mx/

Noticias relacionadas

Top