El mexicano Rafael Navarro participa en una nueva misión a Marte

Los doctores Miguel Alcubierre y Rafael Navarro, director e investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, respectivamente, en conferencia de prensa en la que se anunció una participación más del especialista en ciencias planetarias (derecha) en una nueva misión a Marte de la Agencia Espacial Europea. (Foto: AMC/Luz Olivia Badillo.)

Los doctores Miguel Alcubierre y Rafael Navarro, director e investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, respectivamente, en conferencia de prensa en la que se anunció una participación más del especialista en ciencias planetarias (derecha) en una nueva misión a Marte de la Agencia Espacial Europea. (Foto: AMC/Luz Olivia Badillo.)

Zacatecas, Zac.- La expedición ExoMars, llevada a cabo por la Agencia Espacial Europea (AEE) y la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos) y que planea llegar a Marte en 2020, tiene en sus filas a un mexicano: Rafael Navarro González, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la Universidad Nacional Autónoma de México y miembro de la Academia Mexicana de Ciencias. 

Navarro González, el único mexicano que participa en la misión, integra el equipo que desarrolla HABIT (siglas de HabitAbility, Brine, Irradiation and Temperature, en español: habitabilidad, salmueras, irradiación y temperatura), uno de los 13 instrumentos que depositará la expedición sobre el planeta rojo, destinado a retener agua líquida y la almacenarla para su uso futuro. 

El instrumento va a investigar y cuantificar la habitabilidad del sitio de amartizaje según los tres parámetros ambientales más críticos para la vida: disponibilidad de agua líquida, niveles de radiación ultravioleta de interés biológico –para determinar si son mortales para los seres vivos– y variación térmica –temperatura mínima y máxima durante el día y la noche–; además, proporcionará información ambiental sobre la temperatura del aire y del suelo, humedad relativa y radiación ultravioleta.

En conferencia de prensa este martes, Navarro González recordó que durante mucho tiempo, se pensó que Marte no tenía agua, pero ahora se sabe que sí. Marte por la noche alcanza temperaturas de -70° C y logra retener agua, pero en el día, ésta se condensa porque la temperatura sube a 20° C. En esta misión, detalló el científico, se investigará “cuál es la disponibilidad del agua, ya que necesitamos que haya agua líquida a lo largo del año por periodos largos. HABIT va a estudiar el número de días que a lo largo de un año puede haber agua líquida en la zona donde desciende”.

En la presentación, Miguel Alcubierre Moya, director del ICN, señaló que el doctor Navarro participó anteriormente en el instrumento SAM de la misión Curiosity de la NASA, que llegó a Marte en 2012 y que continuará tomando datos hasta 2018.

Navarro González, especialista en ciencias planetarias, estudia los percloratos de calcio, sales que permiten que el agua se mantenga líquida a -70° C. “Una característica de estos percloratos es que son altamente hidroscópicos, atrapan eficientemente la humedad del medio ambiente, la absorben, lo que permite que la humedad pase al suelo donde están esas sales, se hidratan y por la noche se forma el agua líquida”, detalló.

El investigador agradeció haber sido invitado por el doctor Francisco Javier Martin Torres, coinvestigador en el instrumento REMS, la estación meteorológica de Curiosity, y profesor en la Universidad Tecnológica de Luléa, Suecia, institución que lidera los trabajos de HABIT. Es la primera vez que Suecia participa con un instrumento en una misión a Marte. Recientemente, el país nórdico firmó un convenio de colaboración con México que permitirá el intercambio de científicos y el apoyo de proyectos. 

En el programa de exploración a Marte se intenta buscar si el planeta fue, es o puede ser habitable. “Si no se encontrara vida en Marte, podríamos llevar vida de la Tierra”, indicó el investigador adscrito al Laboratorio de Química de Plasmas y Estudios Planetarios del ICN. A este proceso hipotético se le llama “terraformación”, es decir, acondicionar la superficie de Marte para que sea propicia para los humanos.

En 2020 la misión ExoMars, de la Agencia Espacial Europea, lanzará un astromóvil con la plataforma de superficie a Marte con 13 instrumentos que realizarán diversos estudios sobre las condiciones atmosféricas, radiación y suelo. (Imagen artística tomada de: exploration.esa.int.)

En 2020 la misión ExoMars, de la Agencia Espacial Europea, lanzará un astromóvil con la plataforma de superficie a Marte con 13 instrumentos que realizarán diversos estudios sobre las condiciones atmosféricas, radiación y suelo. (Imagen artística tomada de: exploration.esa.int.)

Etiquetas
http://www.congresozac.gob.mx/

Noticias relacionadas

Top