Zacatecas no está oficial ni técnicamente en sequía

BonillaZacatecas, Zac.- En respuesta a los planteamientos que hicieron al Gobernador Alejandro Tello los ganaderos y agricultores preocupados por el retraso de las lluvias, fue instalada una mesa permanente en la que académicos, investigadores y representantes de las dependencias del sector diseñarán estrategias para enfrentar esta situación.

A la convocatoria del mandatario estatal respondieron representantes de Sagarpa, Inca, Conagua, Inifap, UAZ, Crucen-Chapingo, quienes, junto con el titular de la Secretaría del Campo (Secampo), Adolfo Bonilla Gómez, evaluaron los pronósticos de lluvia del ciclo 2017.

El Secretario del Campo explicó que no pueden afirmar, oficial ni técnicamente, que Zacatecas está en sequía, porque sí habrá lluvias, según el análisis presentado por académicos e investigadores.

“Lloverá más, pero en menos tiempo, por ello hay que captar el agua y modernizar su manejo”, precisó José Llamas, subdelegado de Planeación y Desarrollo Rural de la Sagarpa.

El grupo analizó los efectos del cambio climático, que afecta a la agricultura y la ganadería. La sequía más extrema se registró en el periodo 2011- 2012 y el comportamiento climático registrado ahora data del 14 de septiembre de 2016, fecha desde la cual no se registra lluvia en el estado.

Reportan la situación de presas en la entidad y el pronóstico del SMN 

Héctor González Curiel, gerente estatal de Conagua, presentó las perspectivas de lluvia para la entidad, de acuerdo con datos del Sistema Meteorológico Nacional (SMN).

Asimismo, informó que los cuerpos de agua mantienen el 55 por ciento de su capacidad, con lo cual se garantizan dos ciclos agrícolas. Solamente las presas Excamé y El Cazadero presentarían dificultades en caso de no caer lluvias.

En la entidad, de enero a junio de 2017, se registró 28 por ciento de precipitaciones, por debajo de los 138 milímetros que normalmente llueve; aunque, históricamente, julio y agosto son los meses cuando hay más lluvias.

Por ello, esperan que con la temporada de ciclones tropicales en el Atlántico (que inició el 1 de junio y termina el 30 de noviembre) ocurra algún evento hidrometeorológico extremo, que modifique las condiciones medias esperadas.

El monitor de Sequía del SMN, al 31 de mayo 2017, señaló a Zacatecas sin afectación de sequía en un 63.8 por ciento del territorio y condiciones secas en 35 municipios (33.9 por ciento) y con sequía moderada en 13 municipios (2.4 por ciento).

El pronóstico del 20 al 27 de junio son: cielos mayormente despejados con nubosidad ocasional el fin de semana, en sierras y cañones. Algunos modelos señalan potencial de lluvias escasas para el centro y sur del estado desde la noche del sábado y madrugada del domingo, así como lluvias ligeras en las tardes del lunes 26 y 27 próximos.

Por su parte, el Subdelegado de la Sagarpa explicó que se declaran zonas áridas las regiones en las que hay precipitación de 250 milímetros, y Zacatecas tiene en promedio 400 milímetros.

Añadió que, de acuerdo a la experiencia, los esfuerzos deben orientarse hacia los centros de acondicionamiento del ganado, la conducción y modernización de los cuerpos de agua a los abrevaderos, con el fin de proteger el patrimonio de los ganaderos, que se estima en 1 millón de cabezas.

Jesús Vallejo Díaz, subsecretario de Agricultura de la Secampo, presentó los pronósticos del ciclo primavera verano 2017 y planteó las alternativas de cultivos de ciclos cortos, en caso de que faltara el agua.

Durante la reunión también se planteó la posibilidad de utilizar blocks nutricionales y aprovechar que los precios de los granos son más baratos que el año anterior, para la alimentación del ganado; además de orientar los esfuerzos hacia una ganadería sustentable mediante la capacitación en buenas prácticas.

Otras alternativas presentadas fueron las obras para captación de agua para riegos de auxilio, cultivos de forrajes y granos, por regiones, para la alimentación del ganado.

Verifican diagnóstico de bombardeo de nubes

También se conoció el diagnóstico de la aplicación de la tecnología de inducción de lluvia con yoduro de plata en los estados de Aguascalientes y Zacatecas, mejor conocida como bombardeo de nubes, que se aplica en México desde 1940 y reportó incrementos promedio en la precipitación entre 5 y 20 por ciento.

Diariamente se verifica la formación de nubes, vía satélite, y la probabilidad de precipitaciones con un mínimo de 30 a un máximo del 70%, para identificar las estaciones en la ruta de vuelo y verificar si llovió y la hora de ocurrencia.

En 2012 cuando se presentó la sequía más extrema de los 75 años anteriores, se realizaron 46 vuelos con 91:29 horas y una aplicación de 2 mil 400 litros de yoduro de plata. Después de 15 a 30 minutos, y dependiendo de las condiciones del clima y de las nubes, se puede generar la precipitación.

Los datos registrados en las estaciones de la red INIFAP-Fundación Produce, reportaron 20.8 mm (milímetros) en 24 horas y 11.6 mm debido al efecto de inducción.

En Zacatecas se considera que, para que una lluvia sea aprovechable para la agricultura debe ser mayor de 5 mm (20 mm). El promedio histórico de lluvia en la región de inducción en los meses de junio a septiembre 2012 es de 320 mm, la lluvia inducida representó el 6.2 por ciento.

Durante la reunión también estuvo Ricardo Sánchez, director de Inifap; Marco López, director de Veterinaria de la UAZ y Octavio Carrillo, representante del Crucen de Chapingo.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top