Si defender un derecho es delito, aquí estoy para que me encarcelen: Rivera

Zacatecas, Zac.-Alejandro Rivera Nieto, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores del Estado de Zacatecas (SITEZ), señaló que quien gobierna Zacatecas ha manifestado que está en riesgo por causa de los trabajadores de Yusa y por él mismo, el que empresas nuevas no lleguen a la entidad o se vayan las que ya están establecidas.

“Si pactaron para que vinieran a contaminar a la gente, como sucede en Yusa, donde se trabaja en medio de sustancias tóxicas, imagínate si estará el gobernador en favor de la gente trabajadora. Él está en favor de los intereses de unos cuántos, y pareciera que es vocero de los mismos japoneses al dar esas declaraciones. Las sustancias tóxicas se siguen presentes y se llevaron ante la Secretaría del Trabajo todas las quejas”.
Ya se presentó la autoridad y realizó un estudio, dijo, y aunque no se han tenido resultados, la exposición a tóxicos es de 12 horas al día, y en ese sentido la salud de los trabajadores está en riego.
Uno de los elementos que se manejan en Yusa es agente que puede causar células cancerígenas, y recalcó que “las instituciones están corrompidas por intereses trasnacionales, que vienen a sacar su capital a consta de la vida de los trabajadores”.
Por otro lado, siguen los despidos, aseguró el líder sindical, más aún después de que se conformó el Sindicato Independiente de Trabajadores de Yusa, y a la fecha van más de 100 empleados despedidos de forma injustificada en un mes, dijo.
“Es un riesgo para la empresa y para gobierno que la gente se empiece a organizar”, advirtió Rivera Nieto. En dos días se han suscrito al sindicato más de 600 trabajadores, lo que habla de que la gente no está a gusto con las condiciones de la empresa.
Por otro lado, el sindicato que tiene el Contrato Colectivo no se ha presentado a cumplir con su cometido, y se meterá una denuncia penal para que se busque un laboratorio para que demuestre las condiciones en que se trabaja con tóxicos.

Los acuerdos alcanzados entre la empresa y trabajadores, donde estuvo como mediados Gobierno del Estado, se rompieron. En ellos estaba estipulado que cesaría el acoso y los despidos injustificados, además de que mejorarían las condiciones laborales. “Tal parece que el manifestarse y hacer valer los derechos enfrenta a la clase trabajadora con las empresas”.

Finalmente, dijo que sí hay una denuncia penal en contra de su persona por defender a los trabajadores de Yusa, que al final de cuenta son los derechos de los empleados. “Si defender los derechos es un delito, aquí estoy para que me encarcelen”, aseguró.

Etiquetas
http://www.congresozac.gob.mx/

Noticias relacionadas

Top