El tráfico de personas, nueva forma de esclavizar: obispo

Sigifredo Noriega BarcelóFoto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- El obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, manifestó en su mensaje a la familia del joven fallecido al interior de un tráiler en Texas, en su intento por buscar un trabajo en Estados Unidos, que son hechos muy dolorosos no sólo para las familias de los fallecidos, sino para la sociedad en general, ya que “nos hace pensar en muchos aspectos de la vida y la migración”.

Dijo que desde su investidura enviaba un abrazo fraterno a las familias de quienes perdieron la vida, así como su oración. “Sé que están pasando por esta difícil situación y esto nos conmueve a todos, pero también hay que ver el fenómeno de la migración. Es una habilidad humana, la movilidad, pues todos somos migrantes de una u otra forma”, dijo.

Junto con este fenómeno se da otro tipo de situaciones, y precisamente hoy domingo de conmemora el Día contra la trata de blancas, y “esto tiene su significado, porque estas personas no tenían por qué viajar así”.

Le buscan a la vida, pero no se vale el hecho tan lamentable del trato que se les da, “y a mi forma de ver es una nueva forma de esclavizar, el tráfico de personas; tenemos la necesidad de migrar, pero hay que hacerlo de la mejor manera posible, sin arriesgar hasta la vida, ya que por más grande que sea la necesidad, no tiene justificación”, aseveró.

A pregunta expresa de cuál es la razón de que se orilla a las personas a emigrar, comentó el prelado que no hay familia que no tenga algún pariente que esté en el extranjero. “La gente busca salir para solventar sus necesidades básicas”.

Incluso, expuso que su hermano mayor tuvo que emigrar, “y lo echaron varias veces y regresaba, aunque ya no ha vuelto a ir”.

En otros casos, como el de los jóvenes, lo que les mueve es la aventura, el pode probar lo que platican otros muchachos. Tel vez les vaya bien, pero otras veces no. Sin embargo, la necesidad material es la causa primordial, pues “estamos fallando en producir en nuestro México la suficiente riqueza, máxime que la que se produce no está bien repartida; si faltan oportunidades de desarrollo aquí, la gente tiene que salir a buscarle para sacar adelante a sus familias”.

A pesar de que la migración siempre ha existido, nuestra obligación, y de manera especial las autoridades en el campo de la economía, y nosotros que emprendamos caminos nuevos.

También es necesario pasar de esa mentalidad de empleado a una empresarial, de emprendedores. “No le tengamos miedo a emprender y a comenzar a buscarle a pesar de los fracasos”. Todos comienzan de la nada, y en ocasiones fracasan, pero vuelven a andar en su esfuerzo, apuntó.

La migración es parte de la vida de todos los pueblos, pero se pueden prever y aminorar este tipo de situaciones, y que nunca más vuelvan a suceder, insistió.

Ni los salarios ni los empleos son suficientes en Zacatecas, reconoció, y se le debe apostar a varios campos de trabajo. “Tiene que haber bastante competencia para que haya incremento de salarios”, pues muchas veces la necesidad de tener un ingreso, aunque sea básico, hace aceptar trabajos hasta sin seguridad social. “No vamos a conformarnos con un salario mínimo; sabemos muy bien que no sirve de mucho”.

Lo que falta a Zacatecas es pensar en la participación de todos los sectores, ya que los demás estados han estado produciendo de mejor manera. Hay qué pensar en la presencia de más empresas que vengan y que puedan tener también estabilidad y que no vengan a estar un rato y se vayan con las dificultades.

Finalmente, respecto al Festival del Folclor, que inició este mismo domingo, señaló que la ciudad es turística y muy bella. Se puede salir adelante cuando nos lo proponemos, y si hay un proyecto sin partidos, colores o intereses, se puede salir adelante.

“Si somos capaces de organizar este evento internacional, somos capaces de otras muchas cosas, de vencer obstáculos”.

También se le aporta para que haya crecimiento en la hermandad con otros países, ya que queda un sabor agradable y optimista. “Podemos ser más hermanos, podemos ser constructores de paz, podemos estar más abiertos, pues los grupos que vienen nos enseñan valores muy parecidos a los nuestros y quizá otros valores en sus tradiciones que a nosotros nos ayudan a ver que Zacatecas no es la única en el mundo. La vocación del ser humano es hacer la fraternidad y una sola familia”.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top