Necesario, sancionar a los deportistas rijosos: Rangel

Zacatecas, Zac.-Juan José Rangel Martínez, director de la Policía Municipal de Zacatecas, dio a conocer que se sigue trabajando en apoyo a la seguridad de eventos públicos en la capital del estado, como en callejoneadas y kermeses, esto, con la finalidad de que todo transcurra en orden.
Además, se atendió el incidente violento que se suscitó en la Unidad Deportiva Norte, donde los equipos que disputaban una final de futbol se liaron a golpes.

A este respecto, dijo que se detectó el hecho de que quienes tienen el micrófono para orientar a los espectadores estaban ingiriendo bebidas alcohólicas, lo mismo que algunos elementos de las porras, lo que generó que se olvidaran de todas las medidas de seguridad.

Por otro lado, se permitió por parte de la Liga que se introdujeran bebidas en demasía, en botellas, y esto no debe ser, porque se convierten los vidrios en un arma.

“Precisamente, al joven que lesionaron este domingo lo hicieron con una botella”, dijo, y son cosas que ocurren porque las personas organizan, pero no se van más allá en cuestión de seguridad.

“El futbol es un deporte en el que hasta en primera división se presentan constantemente pleitos; es un lugar al que la gente va a hacer lo que no puede hacer en su casa, es un desfogue”.

No hubo detenidos y se manejó de manera que se detuviera el incidente de manera inmediata, y el comandante Juan de la rosa Revilla actuó de forma rápida para separar a los rijosos.

“Sin embargo, cuando vieron que solamente era una patrulla, los bandos de los equipos volvieron nuevamente a la carga, pero en eso llegaron elementos de la Estatal y todos se retiraron del lugar”.

Tembién consignó Rangel Martínez que había niños pequeños en el lugar, incluso, niños de brazos, de manera que se actuó con prudencia para no llegar más lejos al originar un problema mayor. Se reportó solamente un lesionado.

Respecto a las posibles sanciones que se deberán aplicar, señaló que corresponde a las autoridades del municipio actuar para que no se vuelva a presentar un incidente de esta naturaleza. “Debe haber una sanción porque, aunque dicen que son público, se apoya al equipo en incidentes ocurridos en la cancha”.

Por otro lado, dio a conocer que se tienen siete personas puestas a disposición del Ministerio Público, entre las que se encuentran tres jovencitas que andaban robando teléfonos en la vía pública. Llegaban, agredían a las personas y les quitaban sus celulares. Fueron detenidas y enfrentan cargos, aunque son menores de edad, pues tienen 17, 15 y 14 años.

Al ser detenidas traían varios teléfonos, y al ser cuestionadas sobre su propiedad, dijeron que eran de ellas, pero no los pudieron desbloquear. Los hechos se registraron en el centro de la ciudad alrededor de las 22 horas.

Otro fue consignados por romperle los vidrios a un carro, “por gusto”, y otros tres agresores, entre los cuales está uno que agredió a su esposa, pero en este caso no hubo denuncia.

En el tema de la violencia intrafamiliar manifestó el comandante que se sigue buscando la oportunidad de dialogar con las autoridades de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) y analizar lo que se puede hacer con los detenidos cuando no hay una denuncia para ser procesados.

Este es un problema de siempre, pero antes no se daba a conocer porque no se tenía la confianza en la policía. Ahora ya se dan a conocer estos hechos, que son complicados y dañinos, y hay que afrontarlo de manera conveniente y dentro de la realidad para hacer un programa de trabajo efriciente.

Lo que sí se ha dado ya es el diálogo con padres de familia de diferentes escuelas para impartir temas para prevenir la delincuencia. Hay una rivalidad entre alumnos de dos escuelas que se apedrean, y lo que se va a hacer es llevarlos a las instalaciones de la corporación.

Se trata de jovencitos que no entran a clases y se dedican al vandalismo, ante lo cual se buscará entablar una charla con los padres para que corrijan la situación. También se analizará su vida familiar.

Finalmente, informó que comerciantes de las calles Insurgentes y Morelos, además del mercado de Abastos, recurrieron a la comandancia de la Preventiva para solicitar mayor vigilancia y rondines permanentes.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top