Marcha la comunidad universitaria contra la violencia desbordada

Fotos: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.-Una multitudinaria marcha se llevó a cabo la mañana de este lunes en la que tomaron parte estudiantes, directivos, docentes y sindicatos de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), como manifestación de protesta por la ola de violencia que se vive en la entidad y en solidaridad con la más reciente víctima de feminicidio en Zacatecas, la estudiante Cinthia, alumna de la preparatoria I del plantel Campus siglo XXI, quien fuera secuestrada el viernes pasado y cuyo cadáver apareció el sábado en Guadalupe.
Encabezado por el rector de la Máxima Casa de Estudios, Antonio Guzmán Fernández, la comunidad universitaria, a la que se sumaron alumnos de otras instituciones educativas, el contingente marchó por algunas de las calles del Centro Histórico de la capital, en marcha respetuosa, en memoria de todas las víctimas de la violencia y en especial como muestra de apoyo a la familia de su compañera asesinada.

Con pancartas alusivas a no más víctimas, alumnos de todas las unidades académicas hicieron patente, con su presencia, un llamado a las autoridades de la entidad para que pongan remedio a la situación y se imponga una efectiva estrategia de contención a los grupos de la delincuencia organizada y demás agrupaciones nocivas para la colectividad.

“Vivas nos queremos” y “Ni una más”, son las consignas que más se vieron en las mantas.

En la marcha estuvieron, además del rector, directores de unidades académicas, el secretario general, Rubén Ibarra, el ex rector Javier Domínguez, el dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Universidad autónoma de zacatecas (STUAZ), Rafael Rodríguez, y el secretario general del Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (SPAUAZ), Pedro Martínez Arteaga.

Al concluir la marcha, el rector Antonio Guzmán Fernández manifestó en entrevista que con el evento se exige justicia a las autoridades tras el feminicidio. Tras la reunión extraordinaria con el Grupo de coordinación Local (GCL) en la que participó, dijo que se tienen las características de un feminicidio, de manera que como tal se va a procesar el caso.

Como comunidad universitaria, agregó, “es un clamor de muchas unidades académicas y estudiantes en el sentido de que esto no puede volver a pasar, ya que se ha presentado violencia en estudiantes de otras unidades.

La comunidad universitaria es grande, somos 40 mil universitarios, y se deben generar esquemas para integrar a todos en un plan que genere certeza a todos”.

En concreto, se buscará tener algunas medidas de seguridad como llevar un registro de quién ingresa a los campus y a reforzar los esquemas de seguridad. Además, se buscará tener una mayor comunicación con los estudiantes y con los padres de familia, para concretar la unión.

Del mismo modo, se pretende implementar una serie de cámaras de videovigilancia en las unidades académicas para mayor control, y se analiza la cuestión del transporte para los estudiantes.

Por otro lado, manifestó que se tuvo un acercamiento con la madre de la estudiante asesinada durante el sepelio, y se le manifestó la solidaridad de parte de toda la institución educativa.

“La exigencia hacia las autoridades es que atrapen a los responsables y que no quede impune la muerte de Cinthia”.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top