Milpillas, la obra más importante en materia de agua potable: Armas

Zacatecas, Zac.-Víctor Armas Zagoya, titular de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA) de Zacatecas, en su comparecencia ante el Pleno de la 62 Legislatura, como parte de las Glosas del Primer Informe de Gobierno del Estado, manifestó que la entidad tiene un grave déficit en materia de agua potable, ya que los acuíferos principales, Calera, Chupaderos y el Aguanaval se encuentran en 95% de sobreexplotación.
Esto, dijo, para el caso del corredor Calera-Zacatecas-Guadalupe, presenta un déficit de 285 millones de metros cúbicos, con una mala calidad de agua, y que lleva a hacer perforaciones más profundas y sacando una calidad de agua deficiente.

La SAMA ha concentrado el esfuerzo en el proyecto más importante, que es la construcción del Sistema Milpillas, que traerá agua potable para el corredor de Fresnillo a Guadalupe. Además, desde el ejercicio 2016, en el que se ejercieron 389 millones de pesos, para 2017, solamente de recursos federales, se obtuvieron 99 millones, es decir, 74.48% menos.

En comparación del ejercicio 2016, del Presupuesto de Egresos del Estado, comparado con la determinación que la Legislatura hizo para la secretaría, que fue de 66 millones de pesos, se tuvo una disminución de 103 millones 910 mil pesos, es decir, 61.30% menos.

Por otra parte, y en un ejercicio de coordinación con la Comisión del Agua (Conagua), se logró un convenio de 189 millones de pesos, de los que 122 millones fueron invertidos en los estudios y proyecto del Sistema Milpillas, y 67 millones de pesos en obras hídricas, además de 8.3 millones para resolver el problema del agua en Trancoso.

Con los 122 millones se llevaron a cabo 35 obras en igual número de municipios para que se diera respuesta a la exigencia de la gente, ampliándose la cobertura de agua y drenaje.

En cuanto al proyecto del Sistema Milpillas, agregó, el proyecto ejecutivo se encuentra en 90%, y el 10% restante tiene que ver con el modelo matemático para que se determine el nivel de agua máximo extraordinario y el ordinario. También se hace el estudio de los caminos de acceso y de las obras de desvío.

Del mismo modo, se tiene 80% de las ingenierías básicas del Acueducto, donde hay una determinación de una planta de rebombeo y una planta potabilizadora en y un tanque de cambio de uso de régimen.

Por otro lado, se está en la definición del trazo del Acueducto y se elaboran las pruebas de laboratorio para determinar la calidad del agua.

Lo que está concluido es el estudio jurídico y financiero del Acueducto y será una determinación de la Legislatura si como alternativa se hace un esquema de asociación público-privada o se va a un esquema de obra financiada, o si se contrata algún compromiso con alguna institución bursátil.

Para el viernes próximo se tiene una reunión con el Fondo Nacional de Infraestructura en las oficinas de Banobras, para que la Conagua formalice la posibilidad de un fideicomiso para tener los recursos no recuperables hasta por 49% para la construcción de Acueducto, añadió Armas Zagoya. Lo que estaría a consideración de la Legislatura sería la inversión de 51%.

La presa se estima en mil 800 millones de pesos, es decir, la cortina, que almacenará 64 millones de metros cúbicos, y en caso del Acueducto hay una actualización de costo de 4 mil 200 millones, lo que es un tramo de 167 kilómetros de longitud, una planta potabilizadora que se va a instalar en 16 hectáreas, dos plantas de rebombeo y el tanque para el cambio de uso de régimen.

El proyecto más importante, que tiene que ver con dejar de utilizar agua subterránea, tiene que ver con un avance de 95%, insistió.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top