Crece el número de denuncias ante resultados de la autoridad: Murillo

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- El procurador de Justicia en el estado, Francisco Murillo Ruiseco, comentó que se tiene conocimiento que fueron retenidas más de 12 unidades por parte de normalistas de San Marco, y utilizadas para transportarse a realizar algunas protestas, de las cuales tienen retenidas aun seis, lo mismo que algunos de los choferes.

Este ha sido un tema recurrente en la forma de actuar de los estudiantes, que actúan “en acuerdo” con las propias empresas de transporte, quienes les permiten de alguna manera que se las lleven, con la condición de que no las dañen y las usen sólo para trasladarse.

Este es un acuerdo no escrito entre los líderes estudiantiles y los dueños de los camiones, y se sabe que hay una mesa de diálogo para que esta circunstancia no se exceda más tiempo. Recordó que hace algunos meses algunos estudiantes estuvieron detenidos, y por parte de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) se continuará con la carpeta de investigación, de la que seguramente saldrán algunas órdenes de aprehensión, dijo.

En cuanto al tema del acoso sexual, dijo que hay tener en cuenta, en primer lugar, que el delito como tal no está tipificado en Zacatecas. Sin embargo, otros sí lo están, es decir, el Abuso Sexual, Hostigamiento Sexual y en 2016 se tenían 26 carpetas de investigación por Abuso Sexual. En 2017 hubo un aumento porque fueron abiertas, y se reportaron 137.

El Abuso Sexual se refiere “a quien sin consentimiento de una persona, y sin el propósito de llegar a la cópula, ejecute en ella un acto sexual y la obligue a ejecutarlo”, y se le impondrá pena de tres meses a dos años de prisión y multa de 3 a 25 cuotas.

No es un delito de los considerados graves, ya que no hay una penetración o cópula, pues en ese caso ya sería violación. En estos casos se hace referencia a que en muchos son cometidos en escuelas, ya que el año pasado hubo tres en escuelas primarias, y dos de esas están en trámite. Una de ellas, incluso, el Ministerio público determinó abstenerse de investigar, y en los casos de trámites la conducta se da entre los mismos compañeros.

También hubo dos casos en secundarias, dos de ellos en trámite y uno ya determinado por el Ministerio Público.

Las denuncias se aumentaron, dijo, porque hay mayor confianza en la autoridad y en general se han recibido más querellas. La ciudadanía confía en que se avanza y que se responde por parte de la autoridad. Esto, agregó, en relación a la llamada cifra negra, misma que sigue presentando números de 10 delitos por una denuncia, tanto a nivel federal como local.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que también se está presentando este tipo de delitos con mayor frecuencia en la sociedad, y es un tema de cultura que tiene que ver con el respeto a las personas.

Por otro lado, detalló que esta conducta es diferente al acoso laboral, que tampoco está tipificado. La tarea la tienen los diputados en el sentido de que deberán legislar al respecto.

Top