¿Le ayudará la alianza al PRI en Zacatecas?

Código Político

Por Juan Gómez

priZacatecas, Zac.- Después del registro de la coalición electoral del PRI y el Partido Verde Ecologista ante el Instituto Electoral de Zacatecas, emergieron muchas dudas sobre la fortaleza o no de la fórmula para enfrentar los comicios de este año.

Previo al registro visitó a Zacatecas el precandidato José Antonio Meade Kuribreña, quien entró al Centro Platero de Guadalupe, Zac., acompañado por el político y empresario radiofónico fresnillense, José Eulogio Bonilla Robles, en medio de un ambiente frío al que trataban de entusiasmar los jilgueros priistas que se desgañitaban por estimular a unos priistas que no lograron abarrotar el lugar.

El pasado martes 3 de enero y de última hora los dirigentes del PRI y del Verde en estado, Felipe Ramírez y Susana Rodríguez, registraron en el IEEZ “La coalición por Zacatecas” pero el gran ausente fue el Partido Nueva Alianza (Panal), quien decidió declinar la coalición.

Aunado a lo anterior el Revolucionario Institucional está experimentando serias transformaciones también en sus cuadros dirigentes. El primero de estos fue la renuncia al liderazgo estatal que hiciera Roberto Luévano Ruiz en el pasado mes de diciembre, para estar en condiciones de contender por una candidatura a diputación federal o local.

Otro cambio importante y estratégico, sin duda, es la designación de Jorge Romero Romero como delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI a Zacatecas. El hidalguense está de regreso a tierras zacatecanas y armará las candidaturas de los priistas a los distintos distritos electorales en disputa.

Apenas el pasado 24 de mayo el gobernador Alejandro Tello le había tomado protesta a otro hidalguense, a Joel Guerrero, como delegado de la Secretaría de Gobernación, quien es no solo el alfil del ahora aspirante al senado de la república, Miguel Ángel Osorio Chong, sino el principal orquestador de las negociaciones y definiciones políticas en Zacatecas.

Curiosamente Joel Guerrero llegó al estado como delegado del CEN priista durante la administración de Miguel Alonso Reyes, y después sería incluso el delegado con funciones de dirigente del tricolor en el estado.

¿Cuál será la capacidad de la actual dirigencia que encabeza Felipe Ramírez en la designación de candidaturas y en la conducción del proceso electoral 2018 en Zacatecas?

Como puede deducirse el grupo que influirá decididamente en la selección de candidatos es el del ex secretario de Gobernación, Osorio Chong, lo que sin duda limitará la apertura de una alianza electoral y condicionará la toma de decisiones. El grupo Hidalgo se fortaleció en Zacatecas.

Existe otro factor que modificará la prospectiva electoral en la toma de decisiones, puesto que la alianza signada entre el PRI y el Partido Verde en la Ciudad de México, también cambia el escenario de la apuesta electoral.

Uno de los afectados es sin duda el ex gobernador Miguel Alonso Reyes quien se aplicó desde el año pasado para impulsar su precandidatura al Senado de la república, debido a que la primera fórmula le corresponde al tricolor la candidatura y por equidad de género lo más seguro es que la actual diputada Claudia Anaya Mota la encabece y en cambio, la segunda fórmula quien lleva mano es el Partido Verde.

En este contexto y al hacer un poco de historia Miguel Alonso Reyes incorporó a regañadientes a Carlos Puente Salas en la Secretaría de Turismo de su administración estatal y por lo tanto, nunca lo apoyó en esa dependencia, sino todo lo contrario. Ni siquiera lo dejó nombrar a un subsecretario(a) y la administración financiera la controlaba el ex mandatario sin soltarle absolutamente nada a su entonces subordinado.

Cuando Carlos Puente quiso ser candidato al Senado Alonso Reyes se lo impidió para impulsar al actual gobernador Alejandro Tello, a la sazón, secretario de Finanzas. Con el apoyo y respaldo de su partido y del grupo Salinas, el hoy líder nacional del Verde logró ganar el escaño en la Cámara Alta, desde donde ahora, lleva preferencia en la propuesta de candidatura y seguramente, el ex gobernador se quedará en el camino con todo y su grupo.

Lo anterior beneficiaría al mandatario estatal en funciones quien de esa forma “natural” se quitaría de encima a su antecesor, quien no ha respetado las formas de la política local.

Si Alonso Reyes no logra acordar y consolidar una candidatura, por ejemplo, a la cámara de diputados, entraría en una zona de alto riesgo por los antecedentes de irregularidades administrativas que no ha solventado y por el quebranto a las finanzas que heredó. Un triunfo de la oposición en la Presidencia también lo colocaría sobre las cuerdas.

Así como algunos políticos zacatecanos ven declinar su carrera en una etapa del proceso electoral, hay otros que se fortalecen.

Aunado a lo anterior los votos del Partido Nueva Alianza no se irán a la coalición priista y seguramente, le harán mucha falta para poder garantizar o consolidar triunfos electorales. La pregunta que surge es: ¿Los votos del Panal beneficiarán formal o informalmente a Morena y por ende a Andrés Manuel López Obrador?

Otra de las alianzas que se debilitan en Zacatecas es sin duda la del PAN, Movimiento Ciudadano y PRD, a causa de los conflictos internos en estos tres partidos, sobre todo entre los albiazules y amarillos.

El caso que detonó esta semana fue el del relevo en la dirigencia estatal del Partido de la Revolución Democrática, en donde el principal factor de conflicto es Arturo Ortiz Méndez, quien no pudo conciliar un relevo sin sobresaltos, lo que sin duda confrontará a las distintas tribus perredistas.

A pesar de la crisis interna o quizá por ello, la designación de candidaturas se está haciendo a nivel central, en el Comité Ejecutivo Nacional del PRD, en donde todo parece indicar que Pedro de León Mojarro, quien inicialmente se había pronunciado por registro como independiente, será quien encabece la fórmula por el Senado en Zacatecas.

El camino no será nada fácil porque Rafael Flores Mendoza no ha retirado sus aspiraciones electorales, y aunque el pleito entre ambos durante el proceso de selección de candidato a la gubernatura estatal estalló en una crisis interna, hoy la dirigencia nacional perredista pretende conducir la elección interna sin sobresaltos.

 Flores Mendoza ganó el pleito por la candidatura perredista zacatecana al gobierno del estado en el 2016, pero no se ha podido reponer del desgaste sufrido por la derrota electoral.

Las coaliciones electorales, al menos en Zacatecas, no se aprecian fuertes, sólidas y sobre todo, unidas para la próxima contienda comicial.

Al tiempo

@juangomezac

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/banner-largo2-1400x2501.png

Noticias relacionadas

Top