Dietas rigurosas son riesgosas

Los chiles son un ingrediente esencial de la comida tradicional mexicana, y sus extractos pueden ser utilizados para inhibir la actividad de algunas bacterias causantes de enfermedades. (Foto: tomada de tierrafertil.com.mx.)

Los chiles son un ingrediente esencial de la comida tradicional mexicana, y sus extractos pueden ser utilizados para inhibir la actividad de algunas bacterias causantes de enfermedades. (Foto: tomada de tierrafertil.com.mx.)

Zacatecas, Zac.- Actualmente tener un gran porcentaje de la población tiene acceso a internet, particularmente en el medio urbano y con ello la posibilidad de que muchas personas en su deseo de bajar de peso, puedan encontrar muchas opciones y recomendaciones para lograrlo, sin embargo cambiar hábitos alimenticios sin una valoración previa de un especialista y haciendo cambios drásticos en la alimentación es riesgoso.

“Es fácil encontrarnos en internet dietas de jugos, de la luna, de la manzana, pero lo primero que hay que dejar en claro es que una dieta incluye todos los alimentos que consumimos en un día ya sea saludable o no y que al querer cambiar de hábitos, la dieta no debe de modificarse a solo tomar agua y comer lechuga que es lo que muchas veces se piensa”, destacó nutrióloga adscrita a la Unidad Médica Familiar (UMF) 1 en Zacatecas Claudia Rodríguez Ortiz,.

No tener una dieta conforme a las indicaciones de un especialista en la que se hayan considerado nuestras actividades y estado de salud, las consecuencias pueden ser varias, entre ellas que al eliminar ciertos alimentos, se baja de peso en corto tiempo y al abandonarla, se aumenta lo doble o triple, ocurre lo que se conoce como rebote.

“Al ser pocos los alimentos que se consumen, empezamos a tener cansancio, fatiga estrés y se comienza a tener anemia o deficiencia de vitaminas y minerales, al acudir con un nutriólogo, les recomendamos que incluyan un alimento de cada grupo, y estos cambios no se hacen solo cuando se tiene sobre peso y obesidad, sino con el fin de tener una mejor calidad de vida al consumir lo que nuestro organismo requiere”, señaló la especialista.

El beneficio en tener buenos hábitos en la ingesta diaria de alimentos es obtener fibra, vitaminas y minerales en cantidades adecuadas, con ello se genera una base sólida de alimentos benéficos evitando obesidad o sobre peso y que se desarrolle una enfermedad crónica.

Dentro de los alimentos en los que de manera regular se abusa en su consumo son el refresco, pan dulce o galletas, que son muy altas en contenido de azucares y grasas y que además elevan glucosa colesterol y triglicéridos.

La recomendación es realizar cambios de hábito empezando de manera paulatina, lo importante es saber que se puede consumir de todo pero hay que checar la cantidad y la frecuencia.

Para ello recomendó a los derechohabientes interesados en hacer cambios saludables, acudir con su médico familiar para que realice una evaluación y sean canalizados al área de nutrición o bien, acudir directamente a ésta, donde recibirán información y orientación acorde a sus condiciones particulares.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/banner-largo2-1400x2501.png

Noticias relacionadas

Top