Apoya Secampo producción de agave: Adolfo Bonilla

BonillaZacatecas, Zac.- Luego de que el presidente de Colonias Agropecuarias afirmara que sí existe una crisis en la producción de agave azul, además de la de nopal, y que no se tiene apoyo de la Secretaría del Campo, el titular de la dependencia, Adolfo Bonilla Gómez señaló que “él no produce mezcal de agave, pero nosotros desde que llegamos a la administración hemos estado en contacto con el sistema producto, que es la voz autorizada, y no ha habido un solo año en que no se deje de apoyar la producción de agave”.

Este año, dijo, el acuerdo con los productores es que se realizará un proceso de certificación desde la producción desde los hijuelos y en el tema del censo. Esto es muy importante, ya que “se tienen reconocidas poco más de mil 300 hectáreas de agave, pero no con la precisión y el detalle para saber cuántas de ellas llevan ya seis años plantadas y se vayan a poder cosechar en 2018 y cuántas apenas llevan dos años.

Si hay ahorita un problema de abasto es porque no se tuvo la planeación desde hace siete años en estas plantaciones, “pero también retomar lo que sucedió hace tres administraciones estatales, cuando se plantó sin ninguna planeación una cantidad muy importante de agave y el resultado fue que el al momento de la cosecha el exceso de piña hizo que se cayera el precio; tenemos que ser muy cuidadosos, pero reitero que estoy muy optimista del futuro que tiene no solamente el mezcal, sino los derivados en general del agave, y por eso hemos venido trabajando de cerca, particularmente por parte de la Subsecretaría de Agronegocios, que ha estado en comunicación con el sistema Producto Agave Mezcal”.

Sostuvo que en Zacatecas se pueden producir alrededor de 11 o 12 variedades de agave, sobre todo la que se da en los cañones de Juchipila y Tleltenango, pero también hay otras variedades en Pinos.  Por ello, se trata de fondear un proyecto que, incluso, abarcaría las zonas del semi desierto y Sombrerete, Chalchihuites y Jiménez del Teúl, además de Fresnillo. Sin embargo, “es un cultivo al que no cualquier productor le entra porque desde que se planta hasta que se cosecha pasan siete años”.

Top