Hay en México 16 millones de personas con diabetes

Doctores1Zacatecas, Zac.- La oportuna intervención que proporcionaron médicos del Servicio de Angiología del Hospital Regional Lic. Adolfo López Mateos del ISSSTE, liderados por la Dra. Nora Elena Sánchez Nicolat, Angióloga y Cirujana Vascular, al paciente Octavio García Peñafort, de 58 años, afectado por pie diabético y flegmasia cerúlea dolens mejor conocida como por gangrena venosa, permitió salvar su pierna derecha de amputación (90% de riesgo) y evitó muerte por posible trombosis pulmonar.

En conferencia de prensa de Caso Médico Sobresaliente, y en el marco de la campaña “Febrero, mes de la salud del hombre 2018”, Sánchez Nicolat, explicó que “el cuadro de gangrena venosa que presentó el paciente era complicado porque desde octubre de 2017 se encontraba en tratamiento de una lesión por pie diabético, que ameritó la amputación del dedo meñique y una cirugía profunda de pie para evitar reinfección”.

Un mes después, refirió la angióloga, el 28 de noviembre, el paciente acudió a urgencias con un cuadro clínico en la pierna derecha (misma de la lesión por pie diabético) con aumento de volumen en cuestión de horas, coloración violácea y dolor. “Al realizarle un ultrasonido Doppler le diagnosticamos gangrena venosa, varios coágulos en vena femoral  que formaban un extenso trombo”, puntualizó.

La médico tratante destacó que  los tratamientos de alta especialidad que se le brindaron al paciente en el Hospital López Mateos tendrían un costo de 500 mil pesos con un resultado efectivo y una expectativa de recuperación y calidad de vida buena a mediano plazo, por lo que contar con la seguridad social que brinda el ISSSTE evita impacto de gastos catastróficos a las familias derechohabientes.

“Lo atendimos con procedimientos endovasculares y tecnologías de vanguardia en el mundo, como la trombolisis farmacomecánica con catéter EKOS, que permite la liberación de medicamentos para desintegrar los coágulos y emite vibraciones de ultrasonido para el mismo fin; posteriormente, a los siete días le colocamos en sala de hemodinamia  un stent (dispositivo dentro del vaso para restablecer la circulación)”.

Cabe precisar que el paciente fue diagnosticado con diabetes desde hace 15 años y pasó con grandes periodos de descontrol, como él lo explicó: “un médico particular me recetó medicamento, el cual tomé por poco tiempo y lo dejé en cuanto me sentí bien, pero estoy consciente de que todo esto que padezco es a causa del descuido en mi vida, en comer en exceso grasas y azúcares; agradezco al ISSSTE que estoy aquí, estoy aquí bien y completo y ahora corrijo mi estilo de vida”.

El paciente estuvo acompañado por su esposa, la señora Guadalupe Pérez Juárez, habló de la atención que recibieron, “agradezco a todo el personal del ISSSTE y del Hospital López Mateos porque nos recibieron como una familia, nos arroparon, se movilizaron sin excepción para atender a mi esposo y gracias a ellos salvaron su pierna y su vida.”

Por su parte, el Dr. Jesús Emmanuel Arriaga Caballero, residente de segundo año en Angiología, explicó que el pie diabético es la primera causa de amputaciones no traumáticas en el mundo, y de acuerdo a ENSANUT en México hay 16 millones de personas con diabetes, de las cuales 7.2% presentan úlceras y 2% amputaciones; mientras que en el ISSSTE cada año se reportan 97 mil úlceras y 27 mil amputaciones, desde un dedo hasta una extremidad.

Al respecto, Sánchez Nicolat hizo un llamado a la prevención “es muy importante hacer hincapié en que un paciente diabético que se cuida no va a tener complicaciones, eso está comprobado y un paciente diabético que no se cuida, no nada más va a acabar amputado, va a acabar ciego, va a acabar con diálisis, por eso los pacientes deben saber que una vez que se les diagnostica diabetes tienen que cuidarse.”

A su vez, la Dra. Nayeli Sánchez Burgoa, residente de Angiología, informó que la trombosis venosa profunda, como la que afectó al paciente, reporta una incidencia en México de 150 mil a 200 mil casos por año; se estima que una de cada cuatro personas tendrá la patología a lo largo de su vida, además que en la tercera edad el riesgo de padecerla es cuatro veces mayor.

En el marco de la campaña “Febrero, mes de la salud del hombre 2018”, Sánchez Nicolat destacó que el testimonio del paciente permitirá sensibilizar a la población masculina sobre la importancia de acudir a hacerse un chequeo médico anual para promover la detección temprana y el control de enfermedades mediante hábitos de vida saludable, e invitarlos a ser responsables de cuidar su salud.

Noticias relacionadas

Top