El fenómeno de la delincuencia se ha gestado por dos décadas en México: Sales

Seguridad 1Zacatecas, Zac.- La responsabilidad de proporcionar seguridad es de los tres órdenes de gobierno, y así lo indica el artículo 21 de nuestra Constitución. Es labor de coordinación, pero no se debe realizar sólo por un mandato legal, sino porque sabemos que de forma coordinada vamos a cumplir los retos que tenemos en esta materia.

“Estos retos no surgieron de la noche a la mañana; se han ido gestando en por lo menos las dos últimas décadas, y vale la pena reflexionar en la razón por la que estamos como estamos para sugerir soluciones y enfrentar los retos conjuntamente”, aseveró el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, durante la primera Reunión de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública, zona occidente.

Expuso en su mensaje que es indispensable fortalecer las corporaciones de Seguridad Pública municipales, estatales y federales, ya que “una Policía respetada desde la Constitución, que es valorada en su trabajo, sin duda, dará mejores resultados”.

Agregó que existen factores internos y externos que realimentan la delincuencia, por lo que es necesaria la estrecha comunicación entre todas las autoridades para elaborar y emprender estrategias de combate y prevención del delito.

“Sólo vinculando a los tres órdenes de Gobierno vamos a enfrentar los retos que tenemos en esta materia; retos que no surgieron de la noche a la mañana; que se han ido gestando, por lo menos, en las dos últimas décadas”, explicó, al destacar que la coordinación gubernamental está señalada dentro del artículo 21 de la Constitución Mexicana.

Entre los factores internos que requieren atención inmediata, dijo, se encuentra el garantizar seguridad plena a las familias mexicanas durante el desarrollo de sus actividades cotidianas, ya que actualmente se sienten inseguras en cajeros automáticos y transporte público, de tal manera que las policías municipales deben enfocarse en este problema.

Los factores externos vinculan el entorno social de Estados Unidos con México, explicó el funcionario federal; éstos son el flujo ilegal de armas de fuego, la dispersión de organizaciones criminales y la demanda de drogas opiáceas por parte del país vecino del norte.

A manera de ejemplo, sostuvo que en 2016 fallecieron en Estados Unidos 64 mil personas por sobredosis de drogas; 70 por ciento de ellas corresponden al uso de sustancias opiáceas. El fenómeno implica a México, dado que los recortes a los programas de Salud, de aquél país, obliga a quienes se encuentren enfermos a comprar sustancias con usos médicos dentro del mercado negro.

Las estrategias de solución que la Federación, estados y ayuntamientos deben atender consisten en articular los mecanismos para implementar el protocolo nacional sobre el uso legítimo de la fuerza, prevenir la violencia por el uso de armas de fuego, continuar con las campañas de desarme voluntario, y consolidar el número de emergencias 911.

Además, se requiere de la insistencia ante el Poder Judicial para dar prisión preventiva a quienes porten o resguarden armas de fuego exclusivas del Ejército, mejorar la base de datos sobre información criminal, y coordinar el trabajo para darle operatividad a la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas.

Sales Heredia concluyó que es necesario que todos los niveles de Gobierno cierren filas para garantizar la tranquilidad de las familias mexicanas, lo cual requiere de hacer a un lado diferencias institucionales, ya que el valor de la seguridad no es un fin, sino el medio que permite el ejercicio de los derechos y libertades de las personas.

Etiquetas

Noticias relacionadas

Top