Por daños ecológicos y personales exigen retirar concesión a First Majestic

Fotos: Alexis Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- El Movimiento Civil Chalchihuites hizo un pronunciamiento este jueves mediante un comunicado, en el que se dio a conocer que los integrantes del organismo tomaron la decisión de no permitir las operaciones de la empresa First Majestic en ese lugar, y exigieron al Gobierno Federal “que cancele de inmediato las concesiones otorgadas a dicha empresa”.

Señalaron que en 2007 la Unidad Minera El Toro, compuesta por las minas San Juan, San Nicolás y Dolores, empezó a operar sin que los habitantes y el cabildo fueran consultados. “A lo largo de este tiempo hemos sufrido diferentes afectaciones; desde 2007 empezamos a ver cómo desaparecía el cerro y nuestro paisaje; comenzó el desabasto de agua y vemos cómo nuestras casas se han ido cuarteando por las explosiones y la operación minera.

Avistamos cómo se ocupaban nuestras tierras para ser devastadas por la empresa y poco a poco sentimos en nuestros cuerpos el inicio de diferentes manifestaciones de daños a la salud asociados a la actividad minera, pero que ni la empresa ni el gobierno quieren reconocer.

En consecuencia, nos encontramos en total indefensión, sin atención médica adecuada y sin dinero para poder atender el tamaño de los problemas que actualmente tenemos y que nunca nos mencionaron como parte del supuesto progreso y desarrollo que la mina traería: daños en la piel, en los ojos, en el aparato respiratorio, gastrointestinales y en oídos. Son sólo algunas de las manifestaciones de daños que como población tenemos. Igualmente, la empresa ha dividido a nuestro pueblo y nuestras familias; sus promesas de empleo han sido incumplidas y sus operaciones han sido las causales del daño a la flora y fauna que nos rodea”.

A manera de ejemplo, señalaron que en 2017 la minera procesó 278 mil 204 toneladas de mineral, empleando 834 millones 612 litros de agua, que equivalen al consumo de la población de todo el municipio durante 7.2 meses. Cuestionaron los inconformes de dónde obtienen dicha cantidad de agua para sus actividades, y apuntaron que la toman de los mantos acuíferos en perjuicio de los pozos de agua para el riego y consumo doméstico.

“No sólo usan el agua, sino que la contaminan y sus desechos van a parar a los mantos acuíferos subterráneos y al río de Chalchihuites y Súchil, Durango, poniendo en riesgo la vida, los cultivos, flora, fauna y la vida humana”.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/banner-largo2-1400x2501.png

Noticias relacionadas

Top