Nunca debemos acostumbrarnos a la violencia: Sigifredo Noriega

ObispoZacatecas, Zac.- Luego de que se diera a conocer el informe sobre las penitenciarías de la entidad, por parte de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), en el que se le otorga una calificación reprobatoria por no contar con las condiciones para la una verdadera reinserción social, el obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló dijo que “las cárceles son cárceles, aunque les podemos dar muchos nombres, pero son necesarias y debe haber indicadores que nos vayan diciendo si se van logrando los objetivos.

Si está Afirmando Derechos Humanos que no se están consiguiendo, quiere decir que hay mucho por hacer en todos los sentidos. Son centros especiales en los que siempre va a haber carencias, pero ojalá que siempre haya un ambiente mejorado para que las personas no pierdan su dignidad, sino que puedan seguirse desarrollando como personas para pensar y repensar su vida y su relación con la sociedad”.

Dijo que no hay cárcel en la que todos no se sientan inocentes, y como Estado de Derecho nos hemos dado nuestras normas y la justicia se debe aplicar. “Las personas que están ahí tienen que estar pagando algo; hay violencia no sólo dentro de las cárceles, sino fuera de ellas también y algo está pasando y hay que averiguar qué es.

“La condición humana es muy compleja y con frecuencia hay coraje y agresividad encerrada en él. También hay drogar que ponen en riesgo la estabilidad. Quisiera tener la respuesta y los medios para llevarla a cabo, pero mientras estemos en esa actitud de ayuda recíproca con la CDHEZ, que señala lo que no está bien, y la autoridad, con la aportación de los recursos.

También como sociedad tenemos que poner nuestra parte, no sólo en las visitas familiares, ya que las cárceles son reflejo de la sociedad”.

Sobre la percepción de inseguridad, tema en el que Fresnillo ocupa el tercer lugar a nivel nacional, el prelado sostuvo que la percepción es muy subjetiva, aunque puede ser creada por lo que está sucediendo. También puede crearse por el ambiente que se tiene con lo que se va haciendo.

“Nunca debemos acostumbrarnos a la violencia, y tenemos que hacernos corresponsables en la construcción de la paz. En la visita pastoral que se hizo al decanato de Fresnillo se dio el compromiso de que como Iglesia debemos aportar elementos muy concretos para mejorar en educación, en la formación para la paz, basados en experiencias que se están haciendo en otras diócesis.

Lo mismo deben hacer todas las instituciones, las escuelas, las familias y el Estado con los gobernantes. Tenemos que hacer equipo porque si no, esto no se va a resolver ni van a bajar los índices de violencia Nos gustaría que se bajaran los índices de percepción, pero más que nada los hechos”.

Finalmente, sobre el debate entre candidatos a la presidencia de la República sostuvo que es una buena oportunidad para conocer mejor a los aspirantes y la propuesta de cada uno. Es un instrumento importante para que haya una democracia participativa.

Etiquetas

Noticias relacionadas

Top