El gobernador ante los retos de la pluralidad

Alejandro Tello Gobernador de Zacatecas

Por: Manuel Ibarra Santos

Zacatecas, Zac.- El gobernador de Zacatecas frente al escenario de un excepcional mosaico de pluralidad inédito, resultado de las elecciones del pasado primero de julio, tiene el reto de articular las políticas en los niveles federal, estatal y municipal, desde la perspectiva unificadora de un proyecto local de desarrollo de corte auténticamente federalista, que no confronte y sume los esfuerzos absolutamente de todos. De lograr ese objetivo, se saltará con efectividad la encrucijada democrática que hoy se vive.

La iniciativa de dialogar, conciliar y acordar con los presidentes municipales, diputados y senadores electos de MORENA es, sin duda, positiva. Pero no necesariamente suficiente. Habrá que ampliar los horizontes del consenso con todas las demás fuerzas políticas, sobre todo si se considera que los ayuntamientos en la entidad estarán gobernados a partir del mes de septiembre por una abigarrada pluralidad ideológica.

Aunado a esto, se tendrá que conciliar con verdadera racionalidad y madurez, desde la perspectiva de un federalismo cooperativo, con las políticas que con fuerza inusitada ha esbozado ya el virtual presidente electo de la república, Andrés Manuel López Obrador.

La pregunta obvia que se antoja es conocer si existirá un gobernador que pueda plantear iniciativas propias de desarrollo regional y local, ante el ímpetu avasallante del proyecto alternativo de nación con el que triunfó Andrés Manuel López Obrador. Sin duda que si existe la probabilidad.

El propio Andrés Manuel López Obrador tendrá que ponderar la fuerza de sus iniciativas y políticas hacía las entidades, de tal forma que no destruya en definitiva los incipientes, tradicionales y débiles hilos (muy erosionados, por cierto) del federalismo mexicano.

De no suceder eso, el riesgo en ese sentido, sería abonarle a la peligrosa balcanización de México. Las consecuencias, por lo tanto, serían fatales para el desarrollo del país.

Y es aquí donde cobra importancia el trabajo sensible, creativo e inteligente de los gobernadores de todas las entidades federativas, entre ellas Zacatecas.

Por eso, a la iniciativa de diálogo propuesta por Alejandro Tello, habría que agregarle un elemento adicional: los ejes de un proyecto articulador del desarrollo local, en el que coincidan, en un contexto de consenso plural, los representantes de todas las fuerzas políticas.

EL FEDERALISMO, GARCIA SALINAS Y EL EJEMPLO DE ZACATECAS.

Posterior a la consumación de la Independencia de 1810 y en el transcurso del primer tercio del siglo XIX, Zacatecas con Francisco García Salinas fue ejemplo de iniciativa nacional – en los ámbitos económico, político, social y educativo/cultural-, a partir de la construcción de un proyecto de desarrollo propio, que no chocaba y que se articulaba armónicamente al proyecto de nación.

García Salinas consideró siempre que “la independencia de México tenía que culminar con la autonomía de las entidades, como un destino histórico inexorable. La grandeza del país pasaba por la fuerza de los Estados”, eso lo pregonó y quedó inscrito en la esencia del federalismo, narrativa que se incluye en la obra El Liberalismo Mexicano, de Jesús Reyes Heroles.

El federalismo propuesto por “Tata Pachito” (1786/1841), como parte sustantiva de la formación de la nación, se fundamenta en cuatro pilares: 1) la división de poderes; 2) la soberanía de los Estados; 3) la libertad de los ayuntamientos; y 4) los derechos de los ciudadanos.

Pero el federalismo es, igualmente, una reacción contra el centralismo y el absolutismo.

LOS EX/GOBERNADORES DEL PODER:

Después de las elecciones recientes, dos ex/gobernadores se han mostrado con fuerza inusitada y notable en el país. Ellos son Ricardo Monreal y Genaro Borrego, vinculados ambos a los constructores de las dos alternancias en la República, la del 2000 y la del 2018.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/banner-largo2-1400x2501.png

Noticias relacionadas

Top