El SNTE y su reestructuracion traumática

MANUEL IBARRA SANTOS (2)Por: Manuel Ibarra Santos

Zacatecas, Zac.- La liberación de Elba Esther Gordillo Morales de su prisión domiciliaria y la absolución de cualquier delito contra ella, activó lo resortes inmediatos para detonar una irremediable nueva reestructuración traumática y de fondo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, el gremio que, con más de un millón 600 mil afiliados, es el más numeroso y poderoso de México y América Latina.

Habrá repercusiones con esto, ni duda cabe, en la dimensión educativa y la vida política del país.

Los verdugos de la maestra Elba Esther han sido derrotados y vendrán los inexorables cambios políticos que alcanzarán no sólo al sindicato, sino incluso, también, a la reforma educativa nacional.

O bien para otros, la liberación de la maestra Elba pudiera ser entendida como un acto de impunidad más.

Esta decisión de corte judicial con profundas repercusiones en la vida política de la nación, configura los escenarios para activar en el corto y/o mediano plazo una traumática reorganización de fuerzas hegemónicas al interior del SNTE, sobre todo cuando el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador reconoce que, para concretar la cuarta etapa de transformación de la República, que él ha propuesto, necesita del apoyo y el acompañamiento de los profesores.

Sin los educadores, no podrá hacer absolutamente nada, menos aún consolidar en pueblos y comunidades, su legitimidad y legitimación política. Esa función la cumplieron a cabalidad los profesores, al constituirse como actores del cambio, en el movimiento de Independencia de 1810, en la Reforma Liberal del Siglo XIX y en la Revolución de 1910. Ninguna transformación de México podrá concretarse, sin el concurso de los profesores.

Los planes que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene en el ámbito educativo no los podrá cumplir teniendo como líder del SNTE, a Juan Díaz, personaje que encabezó desde el interior de la organización, la conjura contra Elba Esther Gordillo Morales para tumbarla del poder sindical.

LA HISTORIA DEL SNTE Y SUS PROCESOS DE REESTRUCTURACIÓN

El Sindicato Nacional de Maestros nació en 1943, hace 75 años, como una amalgama de agrupaciones magisteriales, promovido por el régimen de Manuel Ávila Camacho, en el contexto histórico de la Segunda Guerrea Mundial. Su primer dirigente lo fue Luis Chávez Orozco. De entonces a la fecha ha tenido al menos cuatro procesos de reestructuración traumática.

El primero de ellos lo encabezó Jesús Robles Martínez, en 1949, quien se mantuvo en el poder del sindicato por 23 años; la segunda etapa la presidió Carlos Jonguitud Barrios, quien con el apoyo de Luis Echeverría, llegó al control del SNTE en 1972 y se perpetuó por casi dos décadas en el poder; la tercera fase estuvo representada por la hegemonía de Elba Esther Gordillo Morales, de 1989 al 2013.

Juan Diaz de la Torre, es el último de los instrumentos del Gobierno Federal que habilitó como líder del poderoso Sindicato de Maestros y que tiene en el puesto escasos cinco años, del 2013 a la fecha.

La pregunta: ¿Volverá Elba Esther Gordillo por sus fueros? ¿O nunca se ha ido?

Los profesores como ayer, hoy y siempre, se han colocado en el centro de la disputa de la Nación. En la actualidad no será la excepción.

¿LA REVANCHA DE ELBA ESTHER GORDILLO?

Con su liberación, Elba Esther Gordillo derrota a sus verdugos y da, simultáneamente, un contundente revés al proyecto de reforma educativa del régimen que está por culminar.

Lo anterior obliga a redireccionar el debate sobre la reforma educativa que México requiere para su desarrollo.

Y es que, sin educación de calidad, será imposible realizar los cambios que requiere nuestra sociedad.

Top