Los nuevos alcaldes y la realidad

Ulises Mejía 3Código Político

Por Juan Gómez

 Zacatecas, Zac.- Este 15 de septiembre los 58 presidentes municipales zacatecanos rindieron protesta en medio de un nuevo escenario político y social, en el que prevaleció el optimismo por la nueva etapa que se inicia, pero también acusaciones de corrupción.

 La nueva geografía política municipal se conforma de la siguiente manera: El Partido Revolucionario Institucional gobernará 19 municipios; la coalición Por Zacatecas al Frente integrada por Acción Nacional, el PRD y Movimiento Ciudadano lo hará también en 19; en tanto que la coalición Juntos Haremos Historia de Morena, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social (PES)  lo hará en diez ayuntamientos, mientras que el Partido Verde en cuatro y Nueva Alianza en cuatro también.

 En este nuevo escenario regional el Partido del Trabajo gobernará en un municipio y el recién creado partido estatal PAZ para desarrollar Zacatecas también gobernará un ayuntamiento.

 ¿Cuál es la realidad que encontrarán los nuevos alcaldes zacatecanos?

 Estimo que son tres los temas que deberán enfrentar los presidentes municipales del período 2018-2021 y que terminarán su mandato a la par del actual Ejecutivo del estado:

1.- Las finanzas municipales deterioradas e insuficientes

2.- Una creciente inseguridad

3.- La falta de oportunidades laborales.

 En el primer rubro la gran mayoría de las presidencias municipales carecen de unas finanzas sanas, debido a varios factores pero en especial, a causa del crecimiento de su nómina, del desorden administrativo y la falta de recaudación municipal.

 En este sentido por lo menos, ha dicho la secretaria general de Gobierno, Fabiola Torres Rodríguez, son diez los ayuntamientos que están en bancarrota financiera y dos que su crisis los ha llevado a la desestabilidad social: Villanueva y Trancoso.

 La inseguridad en los municipios va acompañada de la insuficiencia de elementos policíacos preventivos y por ende faltos de capacitación y armamento, pero también de un creciente número de elementos del crimen organizado en la región, la gran mayoría jóvenes que son cooptados por estas bandas delincuenciales.

 La presión de las células del crimen organizado en Zacatecas va desde la cooptación de elementos policíacos, hasta la demostración de poder de fuego y brutalidad en la ejecución de sus métodos criminales, para infundir miedo y temor entre la población y los gobiernos municipales y estatal.

 Otro aspecto es la falta de oportunidades laborales para los jóvenes en los 58 municipios del estado, en donde a pesar de la propaganda gubernamental que promueve la generación de 16 mil empleos en dos años, es insuficiente para generar una planta industrial, comercial y de servicios que permitan un desarrollo armónico y sobre todo, el fortalecimiento de la economía doméstica.

 Otro aspecto que se agrega a este panorama retador para cada uno de los nuevos presidentes municipales, es sin duda la expectativa política, la visión de cada uno de los alcaldes para transitar en el nuevo escenario nacional que encabezará el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a partir del uno de diciembre.

 En la nueva relación con Zacatecas del próximo presidente en funciones hay dos personajes que serán torales: el coordinador de la bancada de Morena en el senado de la República, Ricardo Monreal Ávila y la senadora, Rocío Nahle García, próxima secretaria de Energía del gobierno federal.

 En esta nueva conformación de expresiones políticas el senador Monreal lleva ventaja debido al trabajo político que ha hecho en el estado, en donde el municipio de Fresnillo que ya gobierna su hermano Saúl Monreal Ávila, es un aporte estratégico imprescindible.

 Durante la toma de protesta del nuevo ayuntamiento fresnillense el gobernador Alejandro Tello convocó a la unidad de los zacatecanos.

 Mi gobierno, dijo Tello Cristerna, ofrece al gobierno de Fresnillo ser receptivo, de puertas abiertas, gobernar sin distinción de banderas políticas.

 Este mensaje de unidad lo llevó el gobernador a las sesiones solemnes de toma de protesta de los ayuntamientos en los que estuvo presente.El mensaje queda como parte del compromiso del respeto a la autonomía de los municipios pero sobre todo, abona a la no confrontación partidista.

 En Guadalupe el presidente municipal Julio César Chávez Padilla mostró las armas que blandirá contra quienes llamó la mafia de la administración municipaque, de acuerdo a su discurso, se caracterizó por la corrupción y el saqueo de las finanzas públicas.

 Chávez Padilla mostró desde la campaña electoral una confrontación que ralló en lo personal contra Enrique Guadalupe Flores Mendoza y, ahora al asumir el cargo de presidente municipal, refrenda el choque que seguramente, será un distintivo en el primer año de su administración, lo que lo distraería de su función de gobierno.

 En Fresnillo Saúl, el tercero en gobernar bajo el sello Monreal Ávila, gobernará bajo la sombra de su hermano Ricardo si es que no logra destetarse del jefe de familia, pues si quiere aspirar a una carrera política sólida, tendrá que crecer con luz propia y madurez.

 El caso de Ulises Mejía Haro es complicado. La sombra de su padre Antonio, candidato perdedor por la gubernatura con Miguel Alonso Reyes (2010-2016), meterá ruido a un presidente capitalino carente de experiencia en el sector público y político, con una idea más empresarial que social del quehacer municipal.

 ¿Quiénes de los nuevos alcaldes zacatecanos lograrán posicionar e impulsar sus carreras en la vida pública estatal?

 Al tiempo.

 @juangomezac

Etiquetas

Noticias relacionadas

Top