Danzas, testimonio de tradición y fe

 

DanzaZacatecas, Zac.- Por primera vez en El Mineral, se realiza la bendición de danzas tradicionales, 11 grupos originarios de la cabecera municipal y siete de comunidades, desfilaron por las principales calles de la ciudad, ante una multitud de personas reunidas para presenciar el inédito espectáculo de fe, con raíces prehispánicas, convertido en danza, con motivo de la fiesta religiosa de La Purificación o La Candelaria, como es conocida.

La tambora, los guajes llenos de piedritas o garbanzos y los carrizos de los faldones, fueron las armonías que marcaron el paso de los danzantes, que con el arco y la flecha en sus manos, se fundían en un rítmico estruendo de sonidos de los 18 grupos, que provenientes de la zona urbana y rural, avanzaron su peregrinar cruzando Fresnillo, desde el Monumento a La Bandera.

Asombraron los “Viejos de la Danza” a la gente, que callada presenciaba el acto de fe, por las calles: Sonora, Juárez y Juan de Tolosa, avanzando cada contingente, como vivo y sonoro testimonial de nuestras raíces, hasta la histórica parroquia de La Purificación, donde se venera a La Virgen de la Candelaria, Patrona del Mineral, con la intención de recibir su bendición.

En la parroquia, los danzantes que entraron, se acomodaban como podían, en las bancas y el suelo, el lugar se atestó de plumas, arcos, flechas y rostros apasionados y cansados por el esfuerzo del recorrido de tres kilómetros con enérgico baile.

Después de la ceremonia religiosa, recibieron la anhelada bendición de su grupo de danza y reconocimientos, a cargo del párroco Salvador Sánchez Escobedo, por mantener esta bonita tradición.

Se dice que los pasos, fueron recibidos de Guachichiles, que provenientes del gran Tunal, asolaban en sus incursiones El Real de Minas de Fresnillo, dejando entre otras cosas, el legado de sus danzas, así como de Chichimecas, de quienes cuenta la historia local, hace 4 siglos masacraron a decenas de habitantes del caserío, junto al manantial al pie del fresno, poblado por Mineros, y Zacatecos, de quienes se decía, eran los mejores flecheros del mundo, todo ello historia viva y tradiciones de la gran Chichimeca, aún vigentes con esta tradición folclórica.

De manera especial, los danzantes festejaron con sus tamboras y guajes, la entrega de los reconocimientos al comité organizador, formado por adultos y jóvenes, quienes se resisten todavía a abandonar sus tradiciones, y continúan atesorando y transmitiendo los pasos de nuestros antepasados.

En la euforia y la culminación de su acto de fe, cada uno de los grupos tomó por asalto los alrededores de La Parroquia, a la salida de misa, ya cayendo la noche, para dar cuenta de su fe, y danzar delante de todos, durante la tarde de este domingo en el Jardín Madero, el atrio de la Iglesia y los alrededores de la Presidencia Municipal, mostrando su arte, mezcla de tradición y fe, que define mucho de lo que nos caracteriza como fresnillenses

Etiquetas

Noticias relacionadas

Top