Equipo binacional prepara estudio sobre problemas prioritarios y posibles soluciones en la zona transfronteriza

El Estudio de consenso para la región árida y semiárida transfronteriza reunió durante dos días a expertos norteamericanos y mexicanos. Fotos: Elizabeth Ruiz/AMC.

Zacatecas, Zac.- El Estudio de consenso para la región árida y semiárida transfronteriza reunió hace unas semanas a expertos norteamericanos y mexicanos, de manera presencial y remota, para trabajar en estrategias y definir la agenda que dará como resultado un informe sobre posibles soluciones a los problemas que presentan los países, Estados Unidos y México, respectivamente, en temas como salud, economía, ecología, agua, etcétera.

Christopher Scott, investigador adscrito a la Universidad de Arizona y presidente del comité de este Estudio de consenso –liderado por las Academias Nacionales de Ciencias, Medicina e Ingeniería de Estados Unidos y la Academia Mexicana de Ciencias–, explicó que esta reunión tiene como antecedente una serie de talleres y  reuniones, y un proceso de trabajo binacional que empezó en 2016.

“El objetivo general de estas reuniones, que se llevan a cabo desde febrero de 2016, es proponer programas y políticas públicas para atender temas centrales alrededor de las zonas áridas compartidas como son ecología, recursos hídricos, economía y desarrollo humano, vulnerabilidad social, y gobernabilidad e innovación”, dijo.

Este proceso de trabajo ha implicado reuniones con expertos, con tomadores de decisiones del sector público, así como la participación del sector privado. Recordó que en mayo de 2018 se realizó el taller binacional Avances en la Sostenibilidad de tierras áridas transfronterizas de Estados Unidos y México, que sirvió para recopilar información relacionada con diversas problemáticas que se presentan en las tierras áridas compartidas por los dos países, “de este taller se generó un documento con observaciones y comentarios, pero no propuestas oficiales, que será nuestro siguiente paso.

Las propuestas oficiales van a salir de esta reunión y de un programa de actividades a lo largo de los próximos seis meses y el enfoque abarcará la colaboración científica, social y política de ambos países en la región transfronteriza”.

“El estudio de consenso será publicado en su momento por las Academias, el cual  pasará por un proceso de revisión por pares, que es la base de la ciencia, para ver si lo propuesto cuenta realmente con las bases científicas adecuadas para presentarse oficialmente. Tendrá dos procesos, uno al interior del comité con propuesta de soluciones, después habrá una revisión por pares y luego se presentará en forma final por ambas Academias”, señaló.

El comité binacional cuenta con la participación de cinco miembros de Estados Unidos, cinco mexicanos y la participación de los directivos de las Academias, en total, el comité está conformado por 15 personas. Cuenta con la participación de diversas instituciones de enseñanza pública y privada, de una organización no gubernamental y del sector minero, “que entendemos es un sector muy importante para el desarrollo económico de la zona árida y semiárida transfronteriza”.

El peso e importancia de un estudio como éste, binacional e innovador en su modelo de trabajo entre las academias, nos ofrece la posibilidad de buscar mecanismos y recursos para darle seguimiento a las propuestas de soluciones, buscamos la manera de seguir para que se destinen recursos financieros, humanos y educativos para implementar y aplicar las soluciones propuestas. “Queremos difundir los resultados mediante un programa de comunicación, queremos presentarlo con entidades oficiales que puedan destinar recursos, realizar convocatorias abiertas para seguir fortaleciendo los equipos binacionales y atacar las problemáticas”, adelantó.

De acuerdo con el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, José Luis Morán López, la región compartida por los Estados Unidos y México de tierras áridas y semiáridas enfrenta actualmente múltiples desafíos de sostenibilidad en la convergencia de los sistemas humano y natural. “Los problemas de agua son históricos y ponen en peligro la sostenibilidad de los asentamientos humanos. La diversidad de problemas que existen en la región son comunes, pero la forma de resolverlos ha sido diferente, y la intención de este trabajo binacional es conjuntar la experiencia y conocimiento de ambos países, hacer un análisis profundo para proponer soluciones conjuntas”.

Las condiciones del calentamiento y desecación amenazan la disponibilidad de agua superficial y subterránea, perturban los sistemas de subsistencia basados en la tierra y el mar. Estos problemas biofísicos se ven exacerbados por la gran movilidad y el dinamismo de la población, la inestabilidad de las condiciones económicas y normativas, la mayor exposición a fenómenos extremos y la urbanización de tierras marginales y vulnerables.

“Los expertos en los problemas de esta región árida y semiárida, consideran que existe una oportunidad sin precedentes para crear nuevas formas de colaboración que aborden los crecientes desafíos en esta zona transfronteriza, se busca promover el desarrollo sostenible en el contexto de los cambios acelerados”, dijo.

Morán López agregó que en este proyecto, que busca entender más a fondo los problemas y proponer soluciones, está organizado de manera conjunta por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos y México.

Para más información sobre el taller Avances en la Sostenibilidad de tierras áridas transfronterizas de Estados Unidos y México, consultehttps://amc.edu.mx/amc/libros/drylands/mobile/index.html

Etiquetas
http://187.174.173.99/

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE