EL DíA DEL ESTUDIANTE EN Mí‰XICO

Por: Sandra Alvarado / MIRADOR

Muchos de nosotros festejamos o hemos festejado alguna vez el dí­a del estudiante. En la época de la secundaria, seguramente con algún convivió y para muchos, “afortunadamente” sin ir a clases. En la etapa de preparatoria el festejo aumenta, porque se aprovecha una semana antes y hasta con un poco mas de anticipación para elegir a las candidatas que representarán la belleza femenina de los estudiantes de la escuela.

Y así­, durante este tiempo previo al dí­a del estudiante, realizar concursos o votaciones para elegir a la reina de la escuela. En la universidad creo que las cosas son más relajadas, de hecho en mi caso particular no se festejaba el dí­a en lo absoluto, ni con suspensión de clases, ni fiestas, ni ningún otro tipo de evento.

¿Pero acaso alguno de nosotros sabemos el por qué festejamos a los estudiantes y por qué ese dí­a? Bueno, yo intentaré dar respuesta a este par de preguntas en esta ocasión.

 EL ORIGEN

La Universidad de México, fue la primer universidad de América y fue creada por Cédula Real, expedida por el rey de España Felipe II en 1551, 30 años después de la Conquista, y primeramente se llamó Real y Pontificia Universidad de México, claro que siempre bajo la influencia religiosa.

Podemos sin duda alguna, atribuir el origen de este dí­a del estudiante al año de 1929 cuando los estudiantes de la Real y Pontificia Universidad de México se lanzaron a huelga a favor de la libertad de Cátedra y la Autonomí­a Universitaria.

Universidad se deriva de universalidad, que parte de todas las ciencias, conocimiento que no es sectario, sino abierto. La Universidad de México, al ser creada y controlada por religiosos, marcó y controló sus corrientes filosóficas dentro de esas tendencias, debiéndose concretar a lo que ellos señalaban y perdiendo así­ su carácter de universal.

Esta situación fue claramente reclamada por los propios universitarios durante un pequeño periodo de tiempo, en donde después de una serie de eventos y protestas que culminaron en una huelga general, los alumnos fueron agredidos brutalmente por la policí­a capitalina dentro de las instalaciones de la Escuela de Derecho el dí­a 23 de mayo; motivo por el cual los alumnos de esta escuela reclamaron que ese dí­a fuera recordado como el Dí­a del Estudiante en honor a los agredidos y que la plaza de Santo Domingo en la Ciudad de México fuera llamada Plaza 23 de Mayo o del Estudiante.

Poco más de un mes después se consiguió la autonomí­a de esta casa de estudios y con el tiempo en muchos de los estados del paí­s se crearon o se tomaron espacios propicios para la relajación y el estudio, a los cuales se les denominaron “Jardines del Estudiante”, en honor a esa lucha en pos de la Autonomí­a Universitaria.

La mayorí­a de los estudiantes que festejan este memorable dí­a ignoran su origen y como hemos visto a través del tiempo, es tomado como pretexto para ausentarse de las labores académicas y relajar durante unas cuantas horas su comportamiento habitual. Sin embargo, más allá de recordar la lucha por lograr la autonomí­a universitaria, el Dí­a del Estudiante conlleva el sentido de una lucha académica y de superación que enfrentan los jóvenes dí­a con dí­a en la búsqueda por ser ciudadanos productivos para la sociedad.

Conociendo un poco más de la historia y el origen de este dí­a, dispongámonos a recordarlo como el inicio de un movimiento muy importante en nuestro paí­s y en la educación, y aquellos que aun son estudiantes a disfrutar de los beneficios y los festejos que otorga, sin olvidar a aquellos que tuvieron que luchar porque este dí­a fuera tan especial.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE