EL RETORNO DE LOS Jí“VENES

Análisis Polí­tico

Gabriel Contreras Velázquez

El 21 de Marzo del presente año, cual fecha simbólica, se dio a conocer en los medios nacionales los resultados del estudio sobre Democracia en México, desarrollado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Universidad Autónoma de México.

El texto arroja un indicador trascendental para los fenómenos que atestiguamos actualmente, auspiciados en su mayorí­a por jóvenes mexicanos, donde se explica que apenas el 25% de estos tiene interés en votar durante las próximas elecciones nacionales.

El 75% restante, se mantienen sin interés de participar en la elección de sus representantes. “La anterior es una respuesta preocupante, sobre todo si consideramos que en las próximas elecciones del total de ciudadanos inscritos en la lista nominal (78 millones 552 mil mexicanos), cerca de 24 millones son jóvenes de entre 18 y 29 años. Esto es, el sector juvenil representa 31% de la lista” dice la cita al texto en el diario El Universal del 21 de Marzo de 2012.

Entre las respuestas ofrecidas por los jóvenes con respecto a los motivos por los que no participarán en las elecciones encontramos una creencia en el fraude y en la desconfianza institucional: “¿Para qué, si ponen al que quieren?”, “¿qué pasó en 2006?”, “si no voy [a sufragar], no pasa nada, ya está decidido”, “es una tomadura de pelo”, “es una ficción, se hace como que se pregunta, pero ellos ya saben quién es el bueno”.

En sentido contrario, el 18 de Mayo en la Universidad Nacional Autónoma de México se realizó un simulacro electoral importante. En él participaron alrededor de 22 mil 606 universitarios y se utilizaron el 75% de las boletas (de las 28mil) que se prepararon para la ocasión.

Los resultados son avasallantes. El candidato de las izquierdas ganó la elección universitaria con un holgado 85% de aceptación. Le siguió el aspirante presidencial de la Coalición Compromiso por México con apenas un 5.05% de votos. La candidata del PAN juntó apenas un 4.52%, y quien se mantuvo cerca de ella fue el candidato “ciudadano” del PANAL con un 4.44% de sufragios.

Ese mismo dí­a, por la mañana, jóvenes de la Universidad Iberoamericana, y del Instituto Tecnológico Autónomo de México, la Universidad Anáhuac y del Tecnológico de Monterrey se manifestaron a las afueras de Televisa y Tv Azteca para demandar el cese a cualquier manipulación informativa sobre las campañas electorales en los medios de comunicación, en particular en las dos principales cadenas de televisión.

Más tarde, en un recorrido que culminó en las calles del centro histórico de la Ciudad de México, alrededor de 22 mil desplazados se manifestaron en contra del candidato de la Coalición Compromiso por México, y en contra de la candidata panista ligada a seis años de violencia y de una escasa generación de empleos –demanda que propuso Calderón en su candidatura a la presidencia. Dicha manifestación, conocida como la “Marcha Anti Peña” fue convocada desde las redes sociales, e impactó positivamente en diversos sectores juveniles y organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de abrir el cerco informativo que se ha impuesto alrededor de una candidatura manipulada desde la televisión.

El tema de la construcción de la candidatura desde los espacios televisivos fue un tema explotado inicialmente por la periodista Carmen Aristegui, quien dio seguimiento puntual de las informaciones que apuntaban a Televisa como parte de una maniobra para exponer y generar publicidad alrededor de quien fuera el ex gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con la finalidad de que el público se familiarizara con lo que serí­a su candidatura a la presidencia en 2011.

Son los jóvenes quienes han retomado este fenómeno, y lo han dado a conocer a la luz de la opinión pública. La visita de Peña Nieto a la Ibero es un indicador muy claro de la participación activa de los jóvenes, quienes se han puesto en la lí­nea más crí­tica, y han logrado lo que pocos movimientos sociales logran actualmente: unidad en torno a sus demandas.

Después de años de infravaloración, en un sexenio donde los jóvenes resultaron parte de dos grandes estadí­sticas: el narco y los ninis, hoy este sector de la población comienza a reivindicar su lugar y a redibujar sus contornos.

En la sociedad mexicana se estableció el paradigma de la participación de los jóvenes alrededor de la cultura hippie, el rock y las demandas estudiantiles, arropados fuertemente por el pensamiento marxista que pugnaba por la “lucha de clases”. Hoy en dí­a estamos presenciando un retorno de la juventud a los espacios públicos con otras condiciones.

Las autoridades electorales y los partidos polí­ticos se equivocan al creer que al no votar los jóvenes permaneceremos “ausentes”. Pero no por ello dejamos de ser la parte activa y consciente de la sociedad.

A toda acción… múltiples reacciones.

-        En la conferencia semanal del PRI, el delegado operativo del CEN Pedro de León Mojarro refirió las encuestas del diario “Excelsior” para refrendar la posición aventajada de Peña Nieto sobre los otros presidenciables en Zacatecas… Después de que usara encuestas hechas a modo para posicionarse como el preferido postulante para un lugar en la fórmula al Senado, a Pedro de León poco se le puede creer en esto de los sondeos… Con respecto a las movilizaciones sociales en todo el paí­s, para manifestarse en contra de su candidato, el delegado pidió “propuestas” a estos contingentes… ¿Y si la propuesta es manifestarse en contra? Cuidado con coartar la libertad de expresión (viejo lastre del PRI del siglo XX).

Gabriel.contrerasvz@gmail.com

 

*

*

Top