CADA VEZ MíS Jí“VENES FUMAN

El cigarro por si solo es causa suficiente para complicar muchos padecimiento y generar enfermedad pulmonar o cardiovascular, a pesar de ello su consumo es cada vez mayor, ganando terreno principalmente entre los jóvenes a pesar de las graves complicaciones y la amenaza que representa a la estabilidad de la salud de quienes lo consumen y desafortunadamente también de quienes no son fumadores.

“El tabaquismo es considerado más que una enfermedad un factor de riesgo importante, incluso se puede considerar el factor de riesgo más fuerte para las enfermedades del corazón. Lo más lamentable que está ocurriendo con el tabaco es su carácter de cancerí­geno, es decir, es productor de cáncer y a pesar de que la leyenda lo previene en las cajetillas sigue incrementándose su consumo”, dijo Felipe de Jesús López Robles médico familiar en la delegación del IMSS.

El consumo del tabaco es una de las condiciones que está afectando la salud tanto de hombres como de mujeres, pues un cigarro contiene hasta tres mil sustancias que puede causar adicción, por lo que es de las más frecuentes y que incluso, se considera puede ser más grave y generar más daños al organismo que el alcoholismo otra de las adicciones más comunes.

Quizá en algunas familias hay personas que consumen cigarro, pero aunque haya demás miembros que deciden no hacerlo, estar cerca o en contacto con el humo que genera el fumador esta dañando su entorno y generando condiciones para que se pueda afectar su estado de salud, a pesar de no fumar.

“En las familias en donde un miembro fuma le llamamos fumador activo, pero todos aquellos que lo rodean, que están compartiendo el mismo espacio con él, que inhalan el humo del tabaco, se convierten en fumadores pasivos con los mismos riesgos para la salud que el fumador activo, a pesar de que no tenga contacto con un cigarro” mencionó López Robles.

El especialistas explicó que el tabaquismo acarrea en niños pequeños la susceptibilidad de padecer enfermedades respiratorias pero también conjuntivitis, porque al pasar por el humo está sensibilizando nariz, laringe, faringe, traquea, bronquios de tal manera que evitar fumar dentro de los hogares es una manera de prevenir enfermedades en sus integrantes.

El consumo del cigarro o el contacto con el humo de éste es causante de bronquitis y enfermedades de tipo alérgico tanto en adultos como en niños. Para el adulto fumador crónico que tiene muchos años fumando, es el responsable de enfisema pulmonar que es una condición común en estos pacientes y en mujeres embarazadas causa niños prematuros o con bajo peso al nacer.

Los pacientes que son atendidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social en consulta externa con bronquitis o signos de hipertensión arterial, así­ como angina de pecho o de problemas pulmonares tienen antecedentes de haber sido fumadores o son fumadores, es decir, hay una relación directa con el tabaquismo activo con la mayorí­a de estas enfermedades.

La incidencia cada vez es mayor en jóvenes de entre 15 y 20 años de edad, casi igualando a los adultos que son fumadores activos, es por eso que a través de JuvenIMSS -grupo dedicado a jóvenes- se busca hacer conciencia en adicciones como el tabaquismo para evitar que las nuevas generaciones sigan siendo afectadas y hereden estos hábitos.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE