¿QUIÉN GANA Y QUIEN PIERDE EN LA ELECCIÓN?

Sesión de consejo priista

Primera parte

Por Juan Gómez

El Partido Revolucionario Institucional logró una victoria importante en 37 ayuntamientos y obtuvo 13 diputados de mayoría, aunque todavía está a discusión la diputación migrante que podría sumarse a sus triunfos.

¿Pero verdaderamente el PRI fue el gran triunfador?

En las presentes elecciones intermedias el gobernador Miguel Alonso Reyes logra retener la capital del estado, a pesar de los fuertes cuestionamientos al período ejercido por el alcalde Arnoldo Rodríguez Reyes, catalogado por sus oponentes políticos durante el proceso electoral como “la peor de las administraciones municipales del priismo”.

Pese a la “campaña negra” y a todos los epítetos y ataques lanzados en contra del edil zacatecano, se logró mantener la capital bajo la férula del tricolor y puede decirse, que el alcalde en turno también “operó” para defender los colores de la plaza. De eso, no hay duda. Seguramente que este mérito del presidente municipal le redituará en alguna promoción en el futuro inmediato.

Fresnillo que era una plaza controlada electoral y políticamente por el ex gobernador Ricardo Monreal y su familia durante 15 años, fue entregada al Revolucionario Institucional. Quien vence a Saúl Monreal Ávila es uno de los otrora pupilos y seguidores del ex mandatario estatal, quien era su maestro de ceremonias y motivador en la campaña por la gubernatura en 1998.

Todavía durante el sexenio de Amalia García Medina el ahora alcalde electo Benjamín Medrano Quezada decía a los cuatro vientos y con micrófono en mano (en un baile del Issstezac lo hizo) que el único gobernador que reconocía era a Ricardo Monreal.

Ayer fue su verdugo y mañana será su gobernante en su natal Fresnillo.

En la última conferencia de prensa que dictó en Zacatecas con motivo de la presentación de su libro “Los Escuadrones de la Muerte en México” el actual diputado federal por Movimiento Ciudadano lo llamó “traidorzuelo”.

El municipio de Guadalupe fue gobernado por el Partido de la Revolución Democrática por espacio de 15 años, período que inició en 1998 Laura García Medina (Hermana de quien sería en 1994 gobernadora del estado) y entrega la plaza Rafael Flores Mendoza, quien pierde la elección pero llega al congreso por la vía plurinominal.

La derrota del PRD en Guadalupe será el Waterloo de Rafael Flores Mendoza en el camino de la sucesión gubernamental en el 2016, pues como ya se vio el priismo le cerró el camino y no dudará en hacerlo nuevamente dentro de tres años.

El Municipio de Pinos continúa siendo el bastión electoral del priismo zacatecano, su lealtad al tricolor es incuestionable como lo es también, el trabajo de sus militantes que no han permitido que se cambie a otro partido político.

Río Grande es otro de los municipios estratégicos que logra recuperar nuevamente el priismo zacatecano.

¿Pero de este corredor electoral en donde se agrupa un porcentaje importante del electorado estatal, quienes tienen formación y trayectoria priista?

En Fresnillo por ejemplo el alcalde electo Benjamín Medrano Quezada es de militancia perredista y después petista, mientras que el edil electo de Río Grande, Constantino Castañeda es de militancia petista y uno de los cuadros políticos fieles del líder del Frente Popular de Lucha de Zacatecas, José Narro Céspedes, cuya esposa María Eugenia Flores llegará al congreso por las siglas del PRD y por la vía plurinominal.

Asimismo Carlos Peña Badillo, alcalde electo de Zacatecas, si bien es cierto no ha militado en otro partido político, no se le recuerda una trayectoria en el Revolucionario Institucional.

La excepción es sin duda Roberto Luévano Ruiz, quien a pesar de haberse desempeñado como secretario de la presidencia municipal durante el período del panista Cuauhtémoc Calderón Galván, quien por cierto llegará al congreso también por la vía plurinominal pero bajo las siglas del Partido Verde Ecologista de México, siempre ostentó su militancia priista.

Como puede apreciarse no es el PRI de viejo cuño el que gobernará en estos importantes municipios de la entidad, sino una generación distinta y cercana –a excepción de Constantino Castañeda- al gobernador Miguel Alonso Reyes.

En el congreso del estado sucede algo similar, quienes llegarán a formar parte de la LXI legislatura serán legisladores cercanos al mandatario estatal, pero distantes de una militancia con trayectoria priista.

Ejemplos: Ismael Solís Mares, Cliserio del Real y Claudia Anaya Mota militaron anteriormente en el PRD, al igual que Héctor Pastor, quien por cierto fue legislador local por ese partido político.

Pero tampoco José Haro y Javier Torres, legisladores electos por los distritos de Fresnillo tampoco registran una militancia en el tricolor.

Estos son solo algunos ejemplos del perfil de quienes llegarán a algunos municipios y al congreso estatal por el Revolucionario Institucional.

Cabe mencionar que como resultado del presente proceso electoral el PRI gobernará a un millón 159 mil 577 habitantes en el estado; la coalición “Rescatemos Zacatecas” integrada por el PAN y el PRD, 271 mil 037 habitantes; el Partido Verde 31 mil 864; el Partido del Trabajo, 22 mil 296 y el Independiente, 5 mil 894; de un universo de habitantes en el estado de un millón 490 mil 668.

¿Ganó el PRI en esta elección?

Al tiempo.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE