PARTICIPA PRD ESTATAL EN MESA REDONDA SOBRE INSEGURIDAD PíšBLICA ORGANIZADA POR LA UAZ

En el ámbito de de la mesa redonda Inseguridad Pública Cuestionamientos  y Posibles Soluciones, organizada por el grupo  estudiantil Cuí­catl,  de la Unidad Académica de Derecho de Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Jorge Eduardo Hiriartt Estrada, presidente del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) junto con lí­deres partidistas, académicos, y del rector Francisco Domí­nguez Garay  expuso que es de vital importancia una participación amplia y organizada de la sociedad civil y gobierno para enfrentar un fenómeno que -dijo- “se incrementado de manera exponencial y que ha generado un gran deterioro social”.

Ante  alumnos, docentes, diputados y público en general  congregados en el auditorio Magdaleno Varela Luján, el lí­der perredista delineó un esbozo general sobre el fenómeno delictivo en el paí­s y en la entidad que explicó  es detonado  en gran medida  por el narcotráfico, “es necesario contextualizar dicho fenómeno con una estadí­stica, que de manera frí­a y contundente nos muestra una arista de esta problemática, dados los recuentos oficiales que reportan un estimado de más de 35 mil muertos a causa de la narcoviolencia, cifra en crecimiento desde el pasada diciembre del 2006 en una ofensiva del gobierno federal  contra los carteles de las drogas”.

En si exposición indicó que para entender este fenómeno que ha irrumpido fuertemente en las formas de organización social, económica y cultural del paí­s, el estado y sus municipios “es necesario entender que dicha estrategia no puede evaluarse en términos de las bajas causadas a las organizaciones delictivas, sino por la erosión al tejido social que ha causado en la vida de miles de mexicanos”.

Asimismo, Hiriartt Estrada enfatizó que en la estrategia emprendida por la administración federal no debió haber pasado de una oferta de apoyo a una guerra que deberí­a librarse en territorio norteamericano, combatiendo las redes de distribución, las estructuras financieras, controlando la frontera en su territorio, y  detalló que  los retos en materia de seguridad pública son mayores cuando a la fecha, el estado mexicano carece de la suficiente inteligencia estatal,  para hacer frente a las tareas más urgentes de contención y prevención en seguridad, “ya que el sistema policiaco, sin generalizar  y de procuración de justicia esta infiltrado, distorsionado, fragmentado”.

En la mesa redonda moderada por el también perredista Luis Medina Lizalde y el caso del territorio estatal, Hiriartt Estrada  lamentó que en Zacatecas, se observa con preocupación que el fenómeno delictivo y la radiografí­a nacional, comienza  a reproducirse en un periodo de tiempo precipitadamente corto, recuentos oficiales muestran que los homicidios vinculados a la delincuencia organizada, en los últimos cuatro años registró un total de 130, y que  antes de terminar el primer mes de 2011 se habí­an registrado ya seis homicidios de este tipo, por lo que el inicio del año es el más sangriento de los últimos cinco en la entidad, “no podemos seguir en la dinámica de heredar culpas a cinco meses de esta administración, que tiene que asumir por entero su responsabilidad”.

Expresó que ante estas desalentadoras cifras, de lo que hasta hace pocos meses era uno de los estados con relativa tranquilidad, actualmente -dijo-“este mutando a un territorio más en la disputa de grupos, con la llegada de un número indeterminado de fuerzas federales, Zacatecas se sitúa hoy en el mapa de esta guerra que no se ha detenido en atacar las causas de fondo del problema, como lo son educación, empleo, oportunidades sobre todo para los jóvenes que son los actores que son jalados por  este cáncer social, que siendo de í­ndole multifactorial ha crecido  de manera tan cruda en nuestro paí­s”.

En ese tenor el también ex rector de la máxima casa de estudios, recordó que en los eventos suscitados en la entidad el pasado martes 2 de febrero, de manera preocupante se observo el evidente desprecio por las llamadas bajas colaterales, sino que se evidencio un fenómeno que,  por el factor supresa tomó  a civiles por asalto que se vieron inmiscuidos en el fuego cruzado de la refriega entre grupos delictivos y las fuerzas de seguridad estatales, pero “quedo demostrada también una total descoordinación de las autoridades encargadas de la seguridad y gubernamentales,  al operar un sesgo informativo hací­a con la  sociedad que de manera alarmante se vio sometida a peligros que nunca antes se enfrento; de manera lamentable la polí­tica informativa del estado fue negar los hechos sin advertir los peligros que suponí­a para la población”.

De esta manera, indicó y luego de esos hechos lamentables y desafortunados,  una cadena de sucesos se le sumo a esta escalada violenta, con eventos de choque  en la zona de los cañones, jerez y otros puntos más del territorio estatal que nos dan visos de una compleja realidad que ha transformado ya la dinámica social y económica de nuestro estado, al tiempo que felicitó al estudiantado de derecho por la apertura de foros de discusión y de análisis en torno a esta problemática, y enfatizó que “el gran deterioro social a causa de la inseguridad y violencia, no sólo permea o penetra en la opinión pública como una percepción, es una realidad que ha afectado muchos mexicanos”.

Luego de la ronda de preguntas por parte de los asistentes y de la réplica de los participantes en dicha mesa, Hiriartt Estrada abundó que si bien la administración estatal planteó ya varias aristas para atacar dicha problemática en su Plan de Seguridad Estatal, aún falta delinear y analizar de manera detenida lo relativo al mando único, a fin de que de certeza jurí­dica sobre las responsabilidades de los ayuntamientos así­ como la forma en que se compaginarí­a dicho plan con la autonomí­a a de los mismos.

El perredista enfatizó que si bien la entidad, tiene s tiene enormes retos para afrontar esta problemática,  es tarea sustancial del estado en coparticipación con otros poderes, organismos y  la sociedad civil organizada la de “generar las condiciones necesarias para que este flagelo no contamine toda la esencia del andamiaje social como en otras entidades del paí­s, y que sólo se logrará con la decidida intervención estatal en materia de desarrollo de polí­ticas publicas que privilegien la detonación de fuentes de empleo, de educación y de niveles de vida para los zacatecanos jóvenes”.

Finalmente exhortó a los ahí­ participantes a participar en este esfuerzo una adecuada intervención del estado en todos sus niveles, con la  participación ciudadana, capacitación policiaca y un sinnúmero de posibilidades  que -acotó- “se platean como las soluciones de fondo y como los mejores estadios, solo que en el terreno de lo deseable siempre interviene la capacidad de sociedad y gobierno de salir de las inercias y asumir la responsabilidad en sus espacios de decisión”, puntualizó.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE