ALUMNOS DE MEDICINA OBTIENEN TERCER LUGAR EN CONCURSO NACIONAL DE ARTE

Con la serie “Rostros Ocultos”,  estudiantes de la Unidad Académica de Medicina Humana de la UAZ obtuvieron el tercer lugar en el concurso “La enseñanza de la Medicina aplicada al arte”, convocado por la Universidad Nacional Autónoma de México y la Editorial Panamericana.

Ante un  total 194 trabajos de instituciones de educación superior del paí­s, los universitarios zacatecanos se hicieron acreedores al tercer lugar por  “Rostros Ocultos”, integrada por siete cuadros elaborados por  alumnos de segundo semestre de la Licenciatura, en diferentes técnicas: óleo de alto relieve, pastel, lápiz, grafito y body painting.

Conocer personalidades destacadas del ámbito médico  resultó ser muy estimulante, reconoció Omar Sotelo, ya que  -dijo- “quieres llegar a ser como ellas”. En tanto que Oscar Delgadillo se manifestó orgulloso de representar a la UAZ en un concurso nacional,  y destacó que recibieron la invitación de parte de la Editorial Panamericana para trabajar como ilustradores de libros.

Por su parte, Marí­a del Refugio Rodrí­guez, autora de la obra por la que  quedaron entre los primeros lugares del certamen,  señaló que gracias a este hecho los participantes forman parte ahora de la Sociedad de Anatomí­a, lo cual les permite abrirse puertas.

Para Yesenia del Rí­o, Issa Marí­a Guadalupe Estí­baliz Espinoza y Alejandra Viveros conocer la UNAM y convivir con alumnos de diferentes universidades es una  experiencia que valoran y que las impulsa para seguir adelante.

“El combinar la medicina con el arte es una manera más dinámica de enseñanza, al utilizar dibujos y pintura, ya que se ve cómo es exactamente la anatomí­a del cuerpo humano”, expresaron Hortensia Luévano y Alan Mares,  quienes realizaron la obra, utilizando el body paint. De la misma manera, se refirieron a “la oportunidad de compararse con otras universidades y saber que estamos a un muy buen nivel”.

Finalmente, Gabriela Medina, quien fuera la modelo del body paint, comentó que la experiencia le permitió valorar las instalaciones de la Unidad donde estudian, ya que tuvo la oportunidad de recorrer la UNAM y por ello sentirse orgullosa de la UAZ.

Sobre las obras, el doctor William Ortiz Briseño, docente de Medicina y quien impulsó a los alumnos para participar en el concurso, dijo que se plasmaron algunos órganos vitales, la parte ósea, muscular y articular, “pero lo más importante fue el combinar la parte académica con el arte”. Igualmente,  manifestó que el hacer partí­cipe a la Unidad, al írea y a la Universidad en los eventos académicos es una de sus prioridades.

Uno de los aspectos importantes del concurso –externó- fue el sentirse cobijados por grandes investigadores, así­ como por una editorial tan importante, asegurando que esta experiencia hace a los alumnos valorar lo que tienen en la UAZ.

 

*

*

Top
CLOSE
CLOSE