¡Larga vida a la Academia Mexicana de Ciencias!

Zacatecas, Zac.- La Academia Mexicana de Ciencias (AMC) llega a sus 60 años como una institución consolidada, con un amplio reconocimiento nacional e internacional, y comprometida con promover el diálogo entre la comunidad científica nacional e internacional; incentivar la producción de conocimiento y su orientación hacia la solución de los problemas que atañen al país; fomentar el desarrollo de la investigación científica en diferentes sectores de la población; y contribuir a la construcción de una sociedad moderna, equitativa y justa, dijo el presidente de esta organización, el doctor José Luis Morán López.

La historia

En el transcurso del año 1958, un reducido grupo de investigadores se planteó la necesidad de organizar una academia de ciencias que agrupara a los más destacados científicos mexicanos, con el propósito, en un principio, de crear un espacio de reflexión, discusión y difusión de sus proyectos de investigación, con el espíritu de preservar un alto nivel científico.

Una vez definidos los estatutos de la asociación, el 12 de agosto de 1959 se firmó el acta constitutiva, dando lugar a la entonces Academia de la Investigación Científica, cuyo primer Consejo Directivo estuvo formado por los doctores Alberto Sandoval, presidente; Guillermo Haro, vicepresidente; José Luis Mateos, secretario; y Juan Comas, tesorero. La recién creada Academia contó con 54 distinguidos miembros fundadores.

 De entonces a la fecha, la Academia se ha constituido como un reconocido portavoz de la comunidad científica ante diversas instancias públicas, y ha sido interlocutor de la comunidad científica y tecnológica del país ante diversos poderes de la Unión. Baste mencionar el papel que tuvo nuestra Academia en la creación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, y años después del Sistema Nacional de Investigadores. Asimismo, a lo largo de su historia, la AMC ha mantenido una sólida relación con la mayoría de las instituciones de educación superior, así como con centros de investigación del país. En el ámbito internacional, la Academia se ha posicionado en un lugar importante en el concierto mundial. Su participación con academias hermanas, así como su relación con los principales organismos multilaterales hacen que el esfuerzo continuado durante 60 años haya fructificado con creces.

“La AMC siempre se ha preocupado y ocupado de la situación de la ciencia y la tecnología en México. La Academia tendrá siempre una postura y planteará acciones con respecto a los temas más acuciantes y urgentes del país. Todos sus miembros son actores comprometidos con la ciencia mexicana y con la noble tarea de contribuir con todo su empeño a mejorar las condiciones de la vida humana y de la sustentabilidad del planeta”, señaló Morán López.

Recordó que dos de las actividades fundamentales de la Academia, normadas por sus estatutos, consisten en el ingreso de nuevos miembros a la asociación y el otorgamiento de premios, estos últimos muy apreciados por la comunidad científica. Para ello, las comisiones de membresía y premios que son constituidas por elección directa de los integrantes de la AMC, “tienen la responsabilidad de evaluar las candidaturas y resolver, en un trabajo colegiado de gran rigor, los ingresos a la Academia y los premios, respectivamente. Desde luego, los colegas que pertenecen a estas comisiones realizan estas labores de manera honorífica, como es el caso de todos los académicos que apoyan los trabajos de la AMC”, añadió.

Premios y Becas

Para cumplir con sus objetivos, la Academia también cuenta con varios premios y becas, entre ellos: Premios de Investigación; Premios Weizmann; Premios de la Academia a las mejores tesis de doctorado en Ciencias Sociales y Humanidades; Becas para Mujeres en la Ciencia L’Oréal-UNESCO-AMC; Becas para Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales; y Premio Jorge Lomnitz Adler.

Los Premios de Investigación fueron instituidos en 1961 y son considerados como la distinción más importante que otorga la AMC, este premio reconoce a jóvenes investigadores menores de 40 años en el caso de hombres y menores de 43 años en el caso de mujeres, que realicen investigación de punta en las áreas de ciencias exactas, naturales, sociales, humanidades, e ingeniería y tecnología. Desde 1961 la AMC ha distinguido a 226 científicos de 42 diferentes instituciones con los premios de investigación.

En conjunto con la Asociación Mexicana de Amigos del Instituto Weizmann de Ciencias, la Academia otorga, desde el año 1986, los Premios Weizmann a las mejores tesis doctorales realizadas en México por investigadores menores de 35 años en el caso de hombres y menores de 38 años en el caso de mujeres, en las áreas de ciencias exactas y naturales. Asimismo, a partir del año 2001 se otorga el Premio Weizmann a las mejores tesis doctorales en ingeniería y tecnología.

Además, desde 1996 la Academia otorga este premio a las mejores tesis de doctorado en ciencias sociales y humanidades, realizadas en México, por investigadores menores de 40 años en el caso de hombres y menores de 42 en el caso de mujeres, que hayan realizado su tesis en México en alguna institución acreditada.

En ese mismo año (1996), se instituyó en conjunto con el Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Premio Jorge Lomnitz Adler para distinguir al mejor trabajo publicado por jóvenes científicos en las áreas de dinámica no lineal, sistemas complejos y física biológica.

A partir de 2007, la Academia Mexicana de Ciencias, L’Oréal-México y la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO (Conalmex) instituyeron las Becas para Mujeres en la Ciencia L’Oréal–UNESCO-AMC, con el objetivo de promover la participación de las mujeres en la ciencia para la realización de estudios científicos avanzados en universidades u otras instituciones mexicanas reconocidas, en las áreas de ciencias exactas, naturales y en ingeniería y tecnología. Las participantes deben ser menores de 40 años, y haber concluido su doctorado en los últimos años.

A partir de 2010, la Academia Mexicana de Ciencias, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Consejo Consultivo de Ciencias, crearon las “Becas para Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales”, con el objetivo de promover a las mujeres en estas áreas y motivando a las jóvenes científicas mexicanas para progresar en la generación de conocimiento. Se otorgan anualmente dos becas destinadas a la realización de trabajos de investigación científica a nivel de posdoctorado, una en el ámbito de Ciencias Sociales y otra en Humanidades. Las participantes deben ser menores de 40 años, y haber concluido su doctorado en los últimos años. 

Los programas de la AMC actualmente en operación son: Domingos en la Ciencia; Robótica Pedagógica y Computación para Niños y Jóvenes; Verano de la Investigación Científica; Olimpiadas Nacionales de Biología, Química e Historia; Concurso de Primavera de Matemáticas y Competencia Cotorra de Matemáticas; La Ciencia en tu Escuela; Noche de las Estrellas; Programa de fomento a la lectura para las comunidades de adolescentes en conflicto con la Ley en la Ciudad de México; Pasaporte al Camino del Conocimiento Científico; y Reuniones “Construyendo el futuro – Encuentros de ciencia”. 

Asimismo, a partir de 1979, la revista Ciencia se convirtió en el órgano de difusión de la Academia Mexicana de Ciencias, y en la actualidad tiene como objetivo dar cuenta del quehacer científico y humanístico por medio de artículos de divulgación publicados en forma impresa y/o electrónica. Es una publicación trimestral, con un tiraje de 7,000 ejemplares dirigida a los miembros de la comunidad científica, a las instituciones de educación superior e investigación y a todos los profesionales que desean estar al día respecto a avances científicos, planeación y política científica, formación de recursos humanos, entre otros temas. 

Además, con el objeto de coadyuvar a los esfuerzos de investigación entre los miembros de la AMC, así como sostener relaciones con organismos internacionales, la Academia coordina varios programas de intercambio y apoyo a la investigación, manteniendo sólidas relaciones con asociaciones internacionales similares.

Cabe señalar que las actividades de la Academia Mexicana de Ciencias son posibles gracias al apoyo de diferentes instituciones, principalmente el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, así como de la Secretaría de Educación Pública y la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otras.

Etiquetas
http://www.issstezac.gob.mx/

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE