IDENTIFICAN UN CUERPO DE LOS CAZADORES LEONESES EN PREDIO DE ZACATECAS

La Procuradurí­a General de Justicia del Estado (PGJE) comunicó a la Procuradurí­a de Guanajuato que uno de los cadáveres encontrados en las fosas cercanas a donde desaparecieron los cazadores leoneses ya fue identificado como uno de ellos, el resto, podrí­a estar en el mismo lugar.

Así­ lo informó Carlos Zamarripa Aguirre, procurador general de Justicia de Guanajuato, quien además señaló que la información obtenida por la fiscalí­a zacatecana corrobora que corresponde a uno de los cazadores desaparecidos cuando vení­an de cacerí­a a Zacatecas en diciembre de 2010. Destacó además que familiares solicitaron que la investigación fuera atraí­da por la Procuradurí­a General de la República (PGR).

El fiscal guanajuatense expresó que “el dí­a de hoy tuve comunicación con el procurador de Zacatecas; me informó que han corroborado unas muestras que nosotros le enviamos de genética y ha sido confirmado que uno de los restos óseos que encontraron pertenecí­a a uno de los cazadores”, indicó.

Los restos fueron localizados en una fosa cercana a donde uno de los sobrevivientes del grupo de cazadores señaló que estuvieron secuestrados, al parecer, se trata del predio “Los Negritos” ubicado en el municipio de Calera y en una zona donde son vertidos desechos de una empresa procesadora de frutas, donde desde hace varias semanas se realizan excavaciones e investigaciones por antropólogos de la UAZ y peritos de la Procuradurí­a.

Zamarripa Aguirre mencionó que “es muy probable que ahí­ vayan a estar los demás” y se trata de Ernesto Cordero Anguiano, de 37 años de edad, militar retirado; su hermano Diego Cordero Anguiano, de 47; su sobrino Juan Diego Cordero Valdivia, de 22, y Alan Josué Bocanegra López, de 19.  Así­ como Sergio Sánchez Pérez, de 32; Mario Alberto Reyes, de 26; José Javier Martí­nez, de 46; y, Héctor González Cervantes, de 37.

Cabe señalar que los cazadores leoneses que desaparecieron en tierras zacatecanas y que presuntamente fueron entregados por policí­as municipales de Joaquí­n Amaro a un grupo delincuencial eran integrantes del Club Cinegético Casa, Tiro y Pesca “Aldama”, que tiene sus oficinas en la colonia El Coecillo, en la Zona Piel. Todos ellos se dedican a la venta de calzado.

Familiares de los cazadores desaparecidos comentaron ante la Procuradurí­a del Estado que con frecuencia iban de cacerí­a a los estados de Guanajuato, Jalisco y Zacatecas.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE