DECLARACIӓN DE LA PROCURADURíA GENERAL DE JUSTICIA DEL ESTADO DE ZACATECAS

1.         El 6 de diciembre del 2010 desaparecieron entre el municipio de Tabasco y Joaquí­n Amaro, Zacatecas, diez guanajuatenses pertenecientes al Club Cinegético “Caza, Tiro y Pesca Aldama” de nombres: Ernesto Cordero Anguiano de 37 años de edad, su hermano Diego Cordero Anguiano de 47 años, Juan Diego Cordero Valdivia de 22 años, Alan Josué Bocanegra López de 19 años, Sergio Sánchez Pérez de 32 años, Mario Alberto Reyes de 26 años, José Javier Martí­nez de 46 años, Héctor González Cervantes de 37 años de edad, Héctor Alexis González Quiroz de 15 años y José Antonio Martí­nez Olivares alias “El Tongas” de 25 años. Esto dos últimos fueron liberados horas después.

2.         Después de 40 dí­as de arraigo, el 18 de enero del 2011 fueron consignados por los delitos de Privación Ilegal de la Libertad en su modalidad de Plagio, Robo Calificado y Asociación Delictuosa siete policí­as preventivos de Joaquin Amaro: Julio César Ortí­z Pérez (Director de Seguridad Pública Municipal), José Angel Ortiz Pérez, Mario Osvaldo Torres Beltrán, Agustí­n Ramí­rez Saldivar, Arturo Almaraz Avila, Felipe Valenzuela Ruí­z y Juan Carlos Garcí­a Guerrero; así­ como a Juan Carlos Lozano Sandoval alias “El Tacuba” quien fue detenido en el municipio de Jalpa en posesión de la camioneta Suburban en la que viajaban los cazadores de Guanajuato. Desde entonces estas personas se encuentran recluidas en el Cereso de Cieneguillas y sujetas a proceso penal.

3.         El 9 de febrero del 2011 el Ejército Mexicano abatió en el municipio de Tabasco Zacatecas a ocho sujetos integrantes de una organización criminal quienes se encontraban en posesión de algunas pertenencias de los cazadores guanajuatenses, entre ellas una cámara de video.

 4.         El pasado mes de julio el sobreviviente Antonio Martí­nez Olivares alias “El Tongas” identificó el predio “Las Negritas” en el municipio de Calera de Ví­ctor Rosales, como el lugar donde fueron torturados sus compañeros. A partir de entonces la PGJE se avocó a la búsqueda, en ese predio, de las ocho personas desaparecidas.

 5.         En relación a la investigación que en materia de Genética, Arqueologí­a, Medicina Forense y Criminalí­stica lleva a cabo la Procuradurí­a General de Justicia del Estado en el predio conocido como “Las Negritas”, del municipio de Calera de Ví­ctor Rosales, con el apoyo de la UAZ (Unidad Académica de Antropologí­a, especialidad en Arqueologí­a) y la Universidad Autónoma de Durango, Campus Zacatecas (especialidad en Criminologí­a), se informa lo siguiente:

 •          Se ha logrado la ubicación, recolección, embalaje y estudio de múltiples fragmentos óseos humanos, de los cuales alrededor del 1% se encuentran anatómicamente í­ntegros y útiles para estudio morfológico; el resto está en condiciones de deterioro extremo por efecto de la acción del calor y fuego directo, por la humedad constante y prolongada, y por efecto de la flora y fauna cadavérica.

 •          Con estudios de Genética Forense, se ha logrado establecer en forma directa un perfil genético positivo que corresponde en especí­fico al SR. ERNESTO CORDERO ANGUIANO. Por la hermandad de éste con Diego, hace tres semanas se acudió a la Ciudad de Guanajuato con el fin de tomar perfil genético de sus familiares directos y así­ estar en posibilidad de determinar en forma especí­fica la correspondencia exacta, la cual se confirmó que corresponde a ERNESTO CORDERO ANGUIANO.

 •          La PGJE continúa con las excavaciones en el predio “Las Negritas” y el Laboratorio de Genética Forense de la propia Procuradurí­a continúa con el estudio de la totalidad de los restos óseos encontrados y que se sigan encontrando en dicho lugar.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE