LLAMA EUFROSINA A VISIBILIZAR A LAS MUJERES

Diputada recibe el premio “Griselda ílvarez”

Por Anayeli Garcí­a Martí­nez

México, DF, (CIMAC).- La indí­gena zapoteca y presidenta de la mesa directiva del Congreso de Oaxaca, Eufrosina Cruz Mendoza, criticó a aquellos polí­ticos que no quieren avanzar hacia la equidad de género y llamó a legislar a favor de los Derechos Humanos (DH) de las mujeres y los grupos étnicos.

Al recibir el reconocimiento “Griselda ílvarez” que hoy le otorgó la Red Mujeres en Plural, la diputada oaxaqueña señaló que el rostro de las mujeres debe ser visible y demandó que se elimine la discriminación por género y etnia.

Eufrosina, quien en 2007 fue cuestionada por incursionar en el mundo de la polí­tica, recordó que hay mujeres anónimas que enfrentan la misma lucha.

“Recibo con mucha responsabilidad este reconocimiento… y decirles que no tengan miedo de luchar. Somos capaces de estar en los puestos de toma de decisión pese a que el monstruo se vea demasiado grande”, afirmó.

En noviembre de 2007, Eufrosina ganó las elecciones municipales en Santa Marí­a Quiegolani, Oaxaca; sin embargo, los usos y costumbres de su pueblo impidieron que pudiera ocupar el cargo de alcaldesa.

Pese a ello no desistió y en 2010 fue candidata a diputada plurinominal por la coalición Unidos por la Paz y el Progreso de Oaxaca, integrada por el PAN, PRD, PT y Convergencia.

Hoy, como presidenta del Congreso de Oaxaca explicó que ser indí­gena significa tener una identidad cultural, una lengua, una vestimenta, pero eso no justifica que se violen sus DH.

“Por eso, desde aquí­, hago un reclamo a todos lo que todaví­a no quieren dar ese paso hacia la equidad de género, en donde mujeres y hombres caminemos juntos”, reprochó la diputada.

Actualmente el Código de Instituciones Polí­ticas y Procedimientos Electorales de Oaxaca -en el Decreto 723 de noviembre de 2008- establece que las candidaturas a diputados deberán integrarse con al menos el 40 por ciento de propietarios de un mismo sexo, “procurando llegar a la paridad”.

Si bien la participación femenina en el Congreso estatal va en aumento, al pasar de 16.6 por ciento en 2001 a 21.4 en 2008, los avancen en cargos polí­ticos que se rigen por la reforma electoral de 1995 que reconoce la elección municipal mediante el régimen de usos y costumbres, no es igual.

Así­ lo demuestra el caso de la agente municipal Elia Castañeda Martí­nez, su secretaria, Marcelina Miguel Santiago, y la tesorera Evitelia Pacheco Ramí­rez, del municipio de Emiliano Zapata en Oaxaca, quienes fueron destituidas por ser mujeres pese a que el 2 de enero, en una asamblea comunitaria, fueron electas para ocupar esos cargos.

Desde enero las tres mujeres han sido acosadas por los hombres integrantes de su comunidad, pero el pasado 8 de mayo ocurrió la agresión más grave. Ese dí­a un grupo de hombres intentó quemar viva a Elia después de exhibirla desnuda, después la encarcelaron y apenas ayer fue liberada. Todo ello, sólo por ser mujer y por tener un cargo de poder.

Mientras esto sucede en Oaxaca, Eufrosina Cruz durante la entrega de su reconocimiento hoy, advirtió que las mujeres deben aprender a defender su libertad y convertir el miedo en fortaleza.

La también contadora de profesión sostuvo que en su estado falta mucho por hacer en temas de equidad y género y derechos indí­genas. Señala que desde el Congreso impulsará los DH de las y los ciudadanos con el fin de que todos sean tomados en cuenta.

Top