DENUNCIAN HOSTIGAMIENTO DE MARINOS A POLICíAS MUNICIPALES DE GUADALUPE

Trascendió este viernes por la mañana que los integrantes de la Policí­a Municipal de Guadalupe estarí­an en paro general por los hostigamientos fí­sicos y mentales de que fueron objeto dos oficiales de la corporación, por parte de elementos de la Marina Armada de México.

En entrevista para este medio, Mario Martí­nez Juárez, coordinador operativo de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, señaló que no hay tal paro pero sí­ confirmó que efectivamente, dos policí­as fueron hostigados por marinos a su regreso de Tacoaleche donde cumplí­an con la orden de acudir y resguardar la seguridad de la gente que participaba en la fiesta patronal de esta comunidad.

Luego de permanecer por la tarde-noche en ese lugar, los elementos fueron requeridos para cumplir con la indicación de realizar rondines en la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe.

A su regreso a la cabecera municipal, relatan que fueron interceptados por efectivos de la Marina Armada de México que iban en cinco o seis vehí­culos y que los detuvieron con el pretexto de que los municipales los iban siguiendo.

Según Martí­nez Juárez, los elementos policí­acos señalaron que fueron  encañonados y los bajaron de su unidad, con agresiones verbales y fí­sicas, además de que los metieron a una tapia para intensificar las agresiones; denunciaron que estuvieron cerca de dos horas incomunicados.

Después de revisar los radios y las frecuencias que utilizaron los municipales, los marinos los dejaron ir en el mismo lugar donde los interceptaron.

Los policí­as municipales se trasladaron a las instalaciones de su corporación donde, según manifiesta Martí­nez Juárez, se concentraron todos los elementos de la misma en turno, por si hubiera otra revisión de los marinos, se hiciera en sus propias instalaciones, frente a todos sus compañeros y no solos en sus unidades, para evitar nuevas agresiones.

Por seguridad de los afectados el comandante Martí­nez no proporcionó sus nombres, reservándolos para garantizar su integridad.

La Policí­a de Guadalupe recurrió a los medios de comunicación ya que tanto la Comisión Estatal de Derechos Humanos como el  Ministerio Público, no quisieron atender su denuncia.

 

Top