RECOMIENDA IMSS A HOMBRES MAYORES DE 45 Aí‘OS LA REVISIӓN ANUAL DE LA PRí“STATA

El crecimiento de la próstata es un problema frecuente de salud entre los adultos mayores hombres, debido a que éste órgano suele aumentar de tamaño después de los 45 años. Aunque no existe alguna causa determinada, se relaciona con el envejecimiento del cuerpo y los desequilibrios en la producción de testosterona, hormona sexual masculina.

Por tal razón es importante que el hombre, después de los 45 años de edad, acuda con el médico para que le haga un tacto rectal y/o la prueba de Antí­geno Prostático, pues igual que la mujer se realiza el Papanicolau o la exploración de mamas, la revisión del recto en el varón debe ser una rutina cada año, señaló Mario Infante López, coordinador médico de primer nivel en la Delegación Zacatecas.

Los prinicipales sí­ntomas y manifestaciones de obstrucción urinaria generada por el crecimiento prostático son: dificultad para empezar la micción y la sensación de querer seguir orinando, así­ como una extrema urgencia de ir al baño. En algunos casos, incluso, repentinamente no se puede orinar, lo que requiere atención médica inmediata.

Infante López comentó que la causa por la que más acude el paciente a consulta médica es la cantidad de micciones nocturnas, que llegan a ser tan frecuentes, que no permiten descansar ni tener un sueño reparador, ya que se levantan entre dos y cinco veces a orinar. Además de que durante el dí­a, su vida gira en torno al baño.

La próstata crece durante la mayor parte de la vida de los varones, pero normalmente no causa problema hasta la edad avanzada ya que cuando aumenta su tamaño puede comprimir la uretra, la obstruye y provoca molestias urinarias.

Explicó que los sí­ntomas no están en relación al tamaño de la próstata, sino más bien con la obstrucción que produce, ya que puede existir un prominente órgano, sin afectar la ví­a urinaria. Sin embargo, si se padecen una o varios de los sí­ntomas ya mencionados es importante acudir con el médico, pues de avanzar y no atenderse puede complicarse con infecciones renales y hasta la formación de piedras vesiculares.

El crecimiento prostático obstructivo es tan frecuente, que se estima que se ubica entre la diez primeras patologí­as de hombre, su mayor incidencia se ubica entre los 60 a 70 años y después de los 80, casi todos tienen uno o varios sí­ntomas obstructivos.

Top